Política de cookies

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una experiencia transparente y cómoda a la hora de navegar por nuestra página web. Al utilizar nuestra página web aceptas el uso de cookies; puedes obtener más información sobre las cookies y su uso en nuestra página web en la sección de Política de Cookies.

Conoce tu oído

Tipos de pérdida

Pérdida auditiva conductiva

Es resultado de enfermedades o trastornos que limitan la transmisión del sonido a través del oído externo o medio, pero puede ser tratada médica o quirúrgicamente. En algunos casos, se recomiendan soluciones auditivas que implican grandes mejoras.

Pérdida auditiva neurosensorial

Afecta al oído interno o a las vías neurales. En este caso, el sonido se transmite correctamente a través del oído externo y medio y el déficit se produce en el oído interno.

Normalmente, este tipo de pérdida se produce por daños en las células ciliadas o en las terminaciones nerviosas de la cóclea, lo que genera una reducción en la percepción de la intensidad y la calidad del sonido. Este tipo de pérdida auditiva suele compensarse con una solución auditiva.

Pérdida auditiva combinada o mixta

Es el caso simultáneo de pérdida auditiva conductiva y neurosensorial, las opciones de tratamiento incluyen tanto soluciones auditivas como intervenciones médicas.

Información destacada