Política de cookies

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una experiencia transparente y cómoda a la hora de navegar por nuestra página web. Al utilizar nuestra página web aceptas el uso de cookies; puedes obtener más información sobre las cookies y su uso en nuestra página web en la sección de Política de Cookies.

¿Qué necesitas?

¿Cuándo es necesaria?

Al igual que la vista, la capacidad auditiva tiende a disminuir conforme pasan los años. Los sonidos agudos son más difíciles de percibir y la comprensión de las palabras es menos precisa. Este tipo de pérdida se denomina "perceptiva" y quien la padece tiene la impresión de oír pero no entender las palabras.

Los candidatos ideales para llevar a cabo esta metodología, son los que sufren este tipo de pérdida auditiva sumado al “reclutamiento auditivo” (consiste en una sensibilidad auditiva aumentada aunque con disminución de la inteligibilidad), es el responsable de la distorsión o lo que comúnmente conocemos como “oigo pero no entiendo”.

Otros casos con “hiperacusia” (disminución de la tolerancia a sonidos del ambiente de intensidad moderada, con o sin pérdida auditiva) también pueden beneficiarse de una Reeducación.

El objetivo de la Reeducación Auditiva es mejorar la calidad auditiva entrenando al usuario para que capte e interprete correctamente los sonidos que percibe.