¿Mi audífono es resistente al agua?

¿Y qué puedo hacer si mi audífono se moja?

Audífonos a prueba de agua: certificación

IP es el marcado internacional que certifica la impermeabilidad de un audífono: Define la protección de este último ante la entrada de polvo, cuerpos sólidos y agua según la norma internacional IEC 60529. El primer número indica la protección contra el polvo en una escala de 1 a 6, el segundo contra el agua, en una escala de 1 a 8.

¿Cómo sé si mi audífono es resistente al agua?

Para saber si el audífono es resistente al agua, basta con buscar el código IP en la ficha de producto en línea o en las instrucciones presentes en el interior del envase. Si es difícil localizarlo, te puedes consultar con el audioprotesista, que podrá ofrecer toda la información sobre la impermeabilidad del audífono.

¿Son más caros los audífonos a prueba de agua?

Los audífonos IP 68 forman parte de la nueva generación y han sido diseñados con un revestimiento nanorrecubierto tanto interior como exterior, de manera que se pueden usar en cualquier situación de la vida diaria, sin preocuparse del sudor, la lluvia o las salpicaduras de agua. Sin embargo, esta tecnología es un poco más cara que los dispositivos tradicionales.

¿Cómo bañarse con audifonos? Audífonos especiales para nadar

Los audífonos certificados IP68 indican una resistencia de unos 30 minutos hasta aproximadamente 1,5 metros de profundidad. Esto no significa que puedan usarse habitualmente para nadar, sobre todo en el mar, ya que el agua salada deja en el interior del dispositivo cristales que lo dañan. 

¿La lluvia puede hacer daño a los audífonos?

La lluvia, el sudor, el vapor o el agua: la humedad es el enemigo número uno de la mayor parte de los audífonos. En caso de aparatos IP68, la resistencia es máxima y el riesgo de que se produzcan daños a largo plazo en los componentes electrónicos es más bajo.  

Mi audífono se ha mojado: ¿qué puedo hacer?

Si se trata de una salpicadura de agua o en lugares especialmente húmedos, podría bastar con secar el audífono con un paño. La mayoria de los aparatos es resistente al contacto con el agua o a pequeñas profundidades gracias a las tecnologías de revestimiento con nanorrecubrimiento. Sin embargo, es fundamental actuar lo antes posible para evitar daños.

 

 

Mi audífono se ha caído al agua: ¿qué puedo hacer?

En caso que el audífono se caiga al agua, es necesario:

  1. apagarlo inmediatamente,
  2. sacar la batería y secarla con un paño.
  3. Sacudir suavemente el audífono para sacar toda el agua que haya podido quedar dentro
  4. poner el dispositivo encima de un periódico o un papel, en un lugar cálido y seco, durante unas horas, con el compartimento de la batería abierto. 

Secar correctamente los audífonos: ¡así es como funciona!

Para secar de manera eficaz un audífono que se ha mojado, el método más cómodo es utilizar un deshumidificador para audífonos: están a la venta diversos tipos, desde cajas para el secado a cápsulas deshidratantes o sprays. Una solución hecha en casa es poner el audífono abierto durante unas horas en un lugar seco, pero no al sol. Se desaconsejan vivamente los secadores de pelo y los radiadores.

Descubre nuestros audífonos en un centro Gaes

Reserva una cita en uno de nuestros centros Gaes, nuestros audioprotesistas estarán listos para mostrarte nuestra gama de audífonos Gaes "made for Iphone".

Reserva una cita

Ven a conocernos

Reserva una revisión auditiva gratis

Pide cita

Realiza tu test auditivo en línea

Realizar test

Encuentra tu tienda más cercana

Busca tu tienda