Noticias

Diabetes y pérdida auditiva, una relación muy estrecha

29 septiembre, 2020 diabetes y pérdida auditiva
Share

La diabetes es una enfermedad de gran afectación para el metabolismo y algunos sentidos, entre ellos el de la audición. La evidencia científica señala que las personas que la padecen tienen el doble de posibilidades de sufrir pérdida de audición. Además, ahora se ha demostrado que el exceso de ruido puede empeorar la salud de las personas con altos niveles de azúcar. En el siguiente post te explicamos la estrecha relación entre diabetes y pérdida de audición.

Cómo señalábamos al principio, un estudio elaborado por el National Centre for Rehabilitative Auditory Research concluye que las personas con diabetes tienen el doble de posibilidades de padecer pérdida auditiva. El motivo principal de este vínculo es, según explica el doctor Juan Royo, especialista de la comunidad online Viviendo el Sonido, “la afectación de los vasos sanguíneos y de los nervios periféricos que produce esta enfermedad. La consecuencia suele ser una pérdida auditiva perceptiva o neurosensorial, es decir, por afectación del oído interno o de la vía auditiva“. El tratamiento, señala Royo, se basa, además de en el control de la diabetes, en la utilización de ayudas auditivas, básicamente audífonos.

La incidencia de la diabetes en la pérdida auditiva también se puede dejar notar a través de las molestas otitis, que en estos casos requieren una mayor vigilancia “pues la propia enfermedad puede generar complicaciones, a veces graves”.

Esta correlación entre diabetes e hipoacusia toma especial relevancia atendiendo a que, según la Federación Española de Diabetes, hay más de 2 millones de personas que no han sido diagnosticadas. Por tanto, los problemas auditivos pueden ser el síntoma de padecer esta enfermedad.

El ruido y la diabetes

La estrecha vinculación entre diabetes y audición es bidireccional. Un reciente estudio con ratones publicado en la revista ‘PLOS‘ ha constatado que la exposición a 95 decibelios (dB) diarios influye negativamente en la producción de glucosa y crea resistencia a la insulina. Es decir, se asocia con un mayor riesgo de diabetes mellitus tipo 2 (DM2), la forma más común de este trastorno metabólico.

Esta investigación corrobora lo que apuntó una previa, realizada en 2013 en Dinamarca y publicada en ‘Environmental Health’, que también ofreció datos reveladores: por cada 10 decibelios más de ruido causado por el tráfico, el riesgo de diabetes aumentaba en un 11%, y en un14% si el individuo estaba sometido al ruido durante cinco años

Seguir leyendo

Noticias

La salud auditiva es más de lo que has escuchado

23 septiembre, 2020 salud auditiva y salud mental
Share

El titulo de este post es también el lema de la 22 campaña de Prevención de la Salud Auditiva de GAES, con la que se quiere concienciar a la población de la importancia de cuidar la audición para evitar problemas asociados, como el deterioro cognitivo, la pérdida de memoria o la demencia. Y es que tu oído y tu cerebro están estrechamente relacionados.

La pérdida de audición no solo afecta a nuestra capacidad para oír y relacionarnos con los demás. También es puerta de entrada a otros problemas de salud que pueden condicionar, y mucho, nuestra calidad de vida. En este sentido, y cómo señalábamos al principio, cerebro y oído están muy unidos, más de lo que pueda parecer. De hecho, la pérdida de audición se asocia por ejemplo al deterioro cognitivo, la demencia y la pérdida de memoria.

Perder audición siempre afecta a nuestra calidad de vida. Aparte de los problemas citados y relacionados con nuestra salud mental, también puede provocar problemas de mareos y vértigos, pues el oído es clave para nuestra sensación de equilibrio. Y además, oir mal cansa: esta demostrado que la perdida de audición genera un sobreesfuerzo a nuestro cerebro, causando fatiga y aumentando el riesgo de caídas.

La nómina de problemas asociados con una mala audición se completa con un componente social muy peligroso: el aislamiento. Oímos mal, nos relacionamos menos y limitamos nuestro círculo de contactos. Y el resultado es siempre negativo, pues aumenta la sensación de soledad.

La importancia de revisar nuestra audición

Ante esta realidad de que la salud auditiva abarca mucho más de lo que imaginamos, GAES insiste en su nueva campaña de prevención en la importancia de que la cuidemos. Y la mejor manera es con revisiones auditivas frecuentes. Para ponértelo fácil, puedes concertar una primera visita totamente gratuita en nuestra web. Cuando vengas comprobarás que todos los centros GAES han implementado todas las medidas higiénicas de seguridad recomendadas por las autoridades sanitarias, que han sido además revisadas y avaladas por la SEORL CCC (Sociedad Española de Otorrinolaringología).

Seguir leyendo

Noticias

Cofosis y pérdida total de audición

Destacado

22 septiembre, 2020 cofosis
Share

Aunque no es habitual, en ocasiones hay personas que dejan de percibir todo tipo de sonidos. Esta pérdida total de audición se conoce como cofosis o anacusia. En el siguiente post te explicamos los tipos de cofosis que existen, así como los tratamientos para hacerle frente y conseguir que sea reversible.

Incluso las personas con pérdida de audición profunda oyen algún tipo de sonido cuando este supera los 90 decibelios (dB). En el caso de la cofosis, los afectados no oyen absolutamente nada, todo es silencio. Esta pérdida total de la audición puede afectar solo a un oído –cofosis unilateral– o los dos –cofosis bilateral.

Las causas de la cofosis pueden ser diversas, tanto genéticas como congénitas o adquiridas. Un motivo puede ser, por ejemplo, las malformaciones del conducto auditivo presentes desde el nacimiento. En estos casos, cuando afecta a niños, estos ven alterada su capacidad dialéctica: solo se expresan mediante llanto, gritos y risas.

También puede desencadenar una cofosis el tratamiento inadecuado (o inexistente) de algunas enfermedades del oído, como por ejemplo el Síndrome de Ménière o lesiones en el oído interno. De igual, forma, pueden originar esta pérdida total de audición los traumatismos craneoencefálicos o el uso inadecuado (por abusivo) de medicamentos ototóxicos (incluidos algunos antibióticos, analgésicos y antinflamatorios). Completa la nómina de causas de la cofosis la exposición continuada a un exceso de ruido.

Cómo tratar la cofosis

La cofosis no tiene por qué ser irreversible, sobre todo si está ligada a lesiones en el conducto auditivo. El primer paso será, como casi siempre, la realización de una audiometría completa que permita diagnosticar con todo detalle las características de esta pérdida total de audición. Luego tocará concretar posibles soluciones. Y también en este caso los audífonos, los implantes osteointegrados y los implantes cocleares son las principales ayudas auditivas que se prescriben para hacer frente a la anacusia. La elección de una u otra solución dependerá de si la cofosis es unilateral o bilateral, así como el origen de la lesión y también la edad del paciente.

Seguir leyendo

Noticias

Teléfonos para personas mayores o con hipoacusia

Destacado

15 septiembre, 2020 Teléfono para mayores
Share

El teléfono, y sobre todo el teléfono móvil, se ha convertido en un dispositivo imprescindible para la mayoría de nosotros. No salimos de casa sin él, ya quye nos permite contactar de forma rápida e inmediata con cualquier persona o entidad estemos donde estemos. En el caso de personas mayores con pérdida auditiva originada por la edad (presbiacusia) o en el de hombres y mujeres con hipoacusia, es recomendable utilizar teléfonos -tanto fijos, como móviles como inalámbricos- diseñados para poder utilizarlos con o sin audífonos.

Los teléfonos para mayores o hipoacúsicos están pensados para facilitar su uso diario a estas personas. Por este motivo, presentan una serie de características diferenciales, como por ejemplo el tener botones grandes (que facilitan la visualización y detección de las teclas), contar con tapa (evita llamadas involuntarias) o disponer de pantalla también de grandes dimensiones (facilita la visualización de vídeos y mensajes). El objetivo final en todos los casos es simplificar el uso del teléfono con o sin audífonos.

En el caso de los teléfonos móviles GAES ofrece una amplia variedad de modelos. La mayoría de ellos disponen de conectividad y por lo tanto tienen acceso a internet. Además, se pueden configurar de manera sencilla para tener un acceso rápido a aplicaciones de gran uso, tanto de mensajería como de videollamada. A esta gama de terminales móviles adaptados para personas con pérdida de audición se le une el Thomson Conecto Mobile, dispositivo con únicamente dos teclas de acceso rápido para llamar a dos familiares y un botón de SOS para hacer una llamada de emergencia

Teléfono fijo con botón de amplificación de sonido

La oferta de teléfonos fijos adaptados para mayores o hipoacúsicos de GAES se centra en el modelo Doro Magna 4000, que cuenta con un botón de amplificación para elevar inmediatamente el volumen del auricular en más 60 decibelios (dB) y ajustar además el tono para disfrutar así de una calidad de sonido nítida que se adapte a las necesidades individuales de cada persona. Para facilitar el uso del teléfono, una luz intermitente complementa al timbre cuando alguien llama.

Teléfonos inalámbricos para casa

Los teléfonos inalámbricos ofrecen la ventaja de disponer de un teléfono fijo sin cables. El beneficio es claro: mayor libertad de movimiento en todo el domicilio. GAES ofrece dos modelos diferentes, con botones y pantalla más grande. En el caso del teléfono Thomson 3000, este cuenta con un medallón colgante que facilita además el envío de una señal de alarma en cualquier momento.

Seguir leyendo

Noticias

Aumenta la incidencia de acúfenos en los jóvenes

Destacado

8 septiembre, 2020 jóvenes y acúfenos
Share

El ruido, entendido como un exceso de decibelios, se considera ya como una “enfermedad emergente”. Y entre los principales damnificados figuran adolescentes y jóvenes, que hacen un uso inadecuado de sus reproductores de música. La asistencia a discotectas y conciertos no ayudan, pues la sobreexposición a música con un volumen elevado está aumentando la incidencia de acúfenos en los jóvenes.

Esta mayor prevalencia del tinnitus entre jóvenes tiene además aval científico, pues un estudio realizado hace ya más de dos años en Brasil apuntaba en esta dirección. La investigación, publicada en la revista Scientific Reports, señalaba que el 54,7 por ciento de los jóvenes (93 participantes) reconocieron haber sufrido acúfenos en el último año, un porcentaje que los investigadores tildaron den “alarmante”. Es más, advierten que si se mantiene esta dinámica, es probable que los afectados sufran pérdidas de audición a los 30 o 40 años.

También el ‘I estudio de hábitos de cuidado auditivo’, realizado por GAES alerta de esta dinámica preocupante: 4 de cada 10 jóvenes del mismo rango de edad reconoce escuchar música a un volumen alto, por encima de los 60 decibelios recomendados. La propia Organización Mundial de la Salud (OMS) comparte esta preocupación y lanza un aviso para navegantes: la mitad de las personas de entre 12 y 35 años corren el riesgo de ver deteriorada su capacidad auditiva con el paso del tiempo por una exposición a ruidos elevados durante un tiempo prolongado

Aparte de causar pérdida de audición, la sobreexposición a ruidos fuertes también aumenta, como señalábamos, el riesgo de acúfenos inducidos por ruido. La consecuencia es muchos adolescentes y jóvenes empiezan a notar pitidos en el oído, que en algunos casos se pueden volver crónicos.

Falta concienciación sobre ruido y ocio

Aunque a nivel laboral sí que se ha conseguido avanzar en el tema de la concienciación sobre la necesidad de protegerse del ruido, en el ámbito del ocio los logros son muchos menores. Cuesta concienciar a los jóvenes de que escuchen a un máximo del 60% del volumen posible la música. Y tampoco ayuda el hecho de que conciertos o discotecas pueden llegar a registrar índices superiores a los 100 dB. Otro dato alarmante: muchos auriculares pueden ofrecer un volumen máximo que oscila entre los 75 y los 146 decibelios (dB), cuando el umbral del dolor inducido por ruido se sitúa en los 120 dB. De hecho, la OMS ha instado a los fabricantes a que limiten el volumen de estos dispositivos. Y respecto a los jóvenes, esta entidad les aconseja la regla del 60/60: escuchar la música al 60% del volumen máximo y durante no más de 60 minutos al día.

Seguir leyendo

Noticias

Qué es una timpanoplastia y para qué sirve

Destacado

1 septiembre, 2020 Qué es la timpanoplastia
Share

La timpanoplastia es un tratamiento quirúrgico requerido para casos de infecciones de oído que no remiten o se cronifican –otitis media crónica simple-, colesteatoma o secuelas de otorrea (secreción del oído). En todos los casos permite reparar daños ocasionados en el tímpano, elemento clave para nuestra audición. En el siguiente post te damos más detalles sobre qué es una timpanoplastia y para qué sirve.

El tímpano no sólo permite transmitir hacia el oído medio e interno las ondas sonoras que capta el oído externo, sino que también protege al propio oído de la entrada de bacterias y, por tanto, de posibles infecciones. Por eso es tan importante poder reparar la membrana timpánica cuando esta está dañada o perforada. Y es ahí donde radica la importancia de la timpanoplastia, que permite esta reparación o reconstrucción, así como la de la cadena de huesecillos del oído que lo requieran.

Esta intervención quirúrgica suele realizarse por el propio canal auditivo o también mediante pequeñas incisiones, casi siempre detrás de la oreja. Y para reparar la membrana timpánica se suele utilizar injertos, como la fascia temporal, tejido muy resistente que recubre la parte externa del músculo temporal.

Cirugía y recuperación

La cirugía en una timpanoplastia no suele durar más de una hora y media o dos horas, variando luego el tiempo que debe estar aún ingresado (desde horas hasta cinco o seis días. Tras la intervención es muy habitual que el paciente note sensaciones extrañas, como sabor metálico en la lengua, mareos o voz resonante. El doctor Juan Royo, especialista de la comunidad online de salud auditiva Viviendo el Sonido, insiste en que estos síntomas “son totalmente normales en el postoperatorio de una timpanoplastia”. Royo remarca sin embargo que, una vez retirados los puntos de sutura y con el alta médica, será el especialista quien dicte las recomendaciones a seguir, “pues cada paciente es diferente y puede precisar cuidados distintos“.

Seguir leyendo

Noticias

Acúfenos y misofonía

Destacado

25 agosto, 2020 acúfenos y misofonía
Share

La misofonía es una enfermedad del oído que se caracteriza por provocar irritabilidad e incluso pánico ante sonidos cotidianos que además no implican un alto nivel de decibelios. Hablamos de alguien masticando comida, de un grifo abierto o de un lápiz golpeando una mesa, por ejemplo. Estos sonidos se pueden convertir en intolerables para las personas con misofonía. Se de la circunstancia de que esta patología suele ser más frecuente en personas con acúfenos.

Un primer punto importante: la misofonía no debe confundirse con la hiperacusia, que consiste en percibir ciertos sonidos (no todos) de una forma anormalmente alta y sentir incluso dolor físico al escucharlos. En el caso de la misofonía, la irritabilidad y hasta dolor de oído se produce por sonidos repetitivos o patrones de sonido que se convierten, como decíamos, en intolerables para los afectados.

¿Qué provoca la misofonía? ¿Qué la desencadena? Lo cierto es que las causas de la misofonía se desconocen. Hay consenso, eso sí, en que se trata de un trastorno neurológico en el que los estímulos auditivos son malinterpretados por el sistema nervioso central. Su nombre fue acuñado en el año 2000 por Pawel Jastreboff, autor también de la Terapia de Reentrenamiento del Tinnitus (TRT), la más eficaz para combatir los acúfenos. De hecho, se cree que la misofonía podría tener que ver con el daño en la corteza prefrontal medial, similar a lo que se produce con el tinnitus.

El mismo tratamiento que los acúfenos

La misofonía, como el tinnitus, tampoco tiene cura. Y como ocurre con los acúfenos, sólo se puede intentar aliviar a los afectados con diferentes tratamientos, como por ejemplo la terapia cognitivo-conductual o la citada TRT, que se ha demostrado eficaz también para atender a personas con misofonía. El objetivo final de la Terapía de Reentrenamiento del Tinnitus es que la persona con esta patología se acostumbre al sonido que tanto le perturba hasta que deje de ser consciente de oírlo.

Seguir leyendo

Noticias

Qué es el nervio auditivo y para qué sirve

Destacado

4 agosto, 2020 nervio auditivo
Share

El cráneo humano cuenta con doce pares de nervios conectados al cerebro. Uno de ellos, el responsable del equilibrio y la audición, es el nervio auditivo, también llamado nervio vestibulococlear o nervio estatoacústico. Su papel es clave para comunicarnos, pues se encarga de procesar los impulsos auditivos del oído externo. Por este motivo, cuando el nervio auditivo resulta dañado y no funciona correctamente siempre se produce pérdida de audición. En este post te explicamos en detalle qué es el nervio auditivo.

El nervio auditivo está formado por dos nervios propios: el nervio coclear, que transporta la información sobre el sonido y el nervio vestibular, que transporta la información sobre el equilibrio. Cuando falla el primero, se resiente nuestra audición. Cuando el que no funciona bien es el segundo, la consecuencia son los vértigos.

La pérdida de audición neurosensorial es una de las que se puede originar por un problema en el nervio auditivo . En estos casos, el sonido se transmite correctamente a través del oído externo y medio. La limitación se localiza en el oído interno. El resultado es una reducción en la percepción de la intensidad y calidad de sonido. El origen de esta pérdida de audición puede ser el envejecimiento, aunque aparte de la presbiacusia también encontramos otras posibles causas, como los traumatismos, la exposición a ruidos elevados, el síndrome de Ménière y la meningitis. También los medicamentos ototóxicos pueden desencadenar este tipo de pérdida auditiva.

La solución auditiva adecuada para una pérdida neuronsensorial son los audífonos, especialmente si solo hay afectación de un oído y además es leve o moderada. Si es profunda, es probable que la solución que nos indique el especialista sea un implante osteointegrado, que traslada el sonido directamente al oído interno en forma de vibraciones y sin forzar el conducto auditivo.

Neurinoma del acústico y el nervio auditivo

Otro problema que afecta al nervio auditivo e implica pérdida de audición es el neurinoma del acústico, un tumor no canceroso (benigno) que se origina por el crecimiento de las células de Schwann presentes en el nervio vestibular. Por este motivo, aparte de causar pérdida auditiva, este tumor también provoca pitidos en el oído (acúfenos) y vértigos.

Una vez detectado un neurinoma del acústico, el primer paso será su control periódico. Luego, dependiendo de la afectación (su tamaño, baásicamente), se podrá optar por la radiación o por la intervención quirúrgica.

Seguir leyendo

Noticias

Eccema ótico y picor de oídos

Destacado

28 julio, 2020 Qué es el eccema ótico
Share

Una de las causas principales para acudir al otorrino es el dolor de oídos u otalgía. Y otra es el picor de oídos, cuya causa principal es el eccema ótico, una dermatitis de la epidermis, que provoca que ésta se inflame, se descame y se enrojezca. Este picor, también llamado prurito, puede ser muy molesto. En este post te explicamos cómo evitar y cómo tratar el eccema ótico.

El eccema ótico no solo es molesto, sino que tiene el problema añadido de que puede cronificarse o ser recurrente. Por este motivo, el doctor Juan Royo, especialista de la comunidad Viviendo el Sonido, insiste en que “hay que ser hay que ser disciplinado en el tratamiento y en los cuidados higiénicos necesarios para evitar las posibles complicaciones que se producirán por un manejo inadecuado”.

Primer consejo que comparte el doctor Royo: hay que evitar el rascado. El motivo es que las erosiones producidas en la piel pueden infectarse por la acción de bacterias u hongos, provocando la aparición de una otitis externa, muy dolorosa. En este caso, el riesgo también es que esta otitis se se convierta en crónica o recurrente, lo que puede condicionar la inflamación crónica de la piel del conducto, estrechándolo, o incluso cerrándolo. Por tanto, nada de rascarse.

Cómo tratar un eccema ótico

Aparte de la contraindicación de rascarse por mucho que pique el oído, a lista de consejos para evitar que un eccema ótico incluye otra serie de medidas a poner en práctica:

  • Evitar humedad en el conducto.
  • Evitar los productos agresivos (champús, jabones abrasivos, tintes, etc.)
  • Utilizar tratamientos tópicos como la aceites esenciales hidratantes. Corticoides en loción o crema.
  • Mantener una higiene continua
  • Tener revisiones periódicas con el especialista, sobre todo si hay tendencia a la retención de cerumen o secreción en el conducto auditivo.

Ante la indudable incidencia que tiene el picor de oídos, que puede condicionar y mucho nuestra calidad de vida si es muy intenso, es clave intentar prevenir su aparición, en este sentido la higiene vuelve a ser un aliado clave. La propia ducha es un buen canal de limpieza, así como los difusores de agua marina. Lo que hay que evitar es el uso de bastoncillos, que puede provocar daños en el conducto auditivo e incluso lesiones por abrasión (lo que aún facilitaría más la aparición del picor).


Seguir leyendo

Noticias

Evitar la otitis con tapones para el baño y la natación

Destacado

21 julio, 2020 tapones para el baño
Share

El verano está totalmente instalado en España y eso se nota en las temperaturas. Y ante el calor, la reacción más lógica y generalizada son los baños en piscinas y playas. No obstante, el agua puede ser el canal transmisor de una infección de oído y de la aparición de una molesta otitis, que casi siempre causa otalgia. En el siguiente post te explicamos las ventajas de utilizar tapones para el baño y la natación que eviten esa entrada de agua.

Este post es un clásico de cada verano. Pero si insistimos en la necesidad de proteger nuestros oídos del agua es porque la otitis del bañador u otitis del nadador es la común. Y la más generalizada: uno de cada tres españoles la sufren cada verano y de hecho es uno de los motivos de consulta más habituales en los centros de Atención Primaria durante la época estival.

Como indica el propio nombre, la otitis del bañista o el nadador es una molesta infección producida por la entrada de agua y humedad prolongada en el conducto auditivo externo. Por lo tanto, tampoco aquí hay secreto, el mejor consejo es la prevención: secarse bien los oídos con la punta de una toalla o una gasa tras el chapuzón. El doctor Juan Royo, uno de los expertos de la comunidad de salud auditiva Viviendo el Sonido, aconseja también los preparados en spray que secan la humedad del conducto auditivo y no dejan que se acumule el cerumen. No obstante, reconoce, “lo más efectivo es la utilización de tapones que se adapten bien a nuestros oídos y que eviten la entrada de agua”.

En GAES contamos con diferentes modelos de tapones para el baño y la natación. Los tapones más demandados por los aficionados y aficionadas a la natación son los moldes clásicos. Se trata de unos tapones hechos a la medida exacta de cada persona, hechos de material blando y ligero, lo que los hace muy cómodos de llevar, aparte de ser fáciles de insertar y retirar. Para los adultos, también contamos la Ear Band It Ultra, una banda ajustable de neopreno que se coloca en la cabeza tapando ambos oídos.

También para aquellos que son aficionados al buceo, GAES cuenta con las gafas de Buceo Proear 2000, que no solo evitan la entrada de agua, sino que incorporan protectores auditivos incorporados que permiten bucear igualando la presión que puede soportar el tímpano.

Tapones de baño para niños

Si hay unos amantes indiscutibles del agua en verano, esos son los más pequeños. Y para ellos y ellas, en GAES contamos con una línea infantil de tapones a medida y de diferentes colores: los Trendy Colors.

También para los niños hay una versión infantil de las Ear It Band, con tres medidas: pequeña (para niños de entre 1 y 3 años de edad), mediana (de 4 a 9 años) y grande (a partir de 10 años).

Seguir leyendo