Noticias

Cómo ayudan los logopedas a los niños con pérdida auditiva

9 noviembre, 2021

cómo los logopedas ayudan a niños con pérdida auditva
Share Button

La pérdida de audición en niños puede comportar consecuencias en el desarrollo del lenguaje oral. Por este motivo, los/las logopedas juegan un papel fundamental en la reeducación auditiva de afectados y afectadas. En el siguiente post te damos más detalles de cómo los/las logopedas ayudan a los niños con pérdida auditiva.

El/la logopeda es el profesional de la salud que se dedica a la prevención, detección, evaluación y tratamiento de los problemas derivados de la comunicación y el lenguaje humano. Entre las áreas de trabajo de la logopedia destacan las relacionadas con el habla (trastornos de la fluidez), la voz (fonación, respiración), la cognición (memoria, concentración, etcétera), la alimentación (masticación, deglución, etcétera) y también la audición. En este último caso, el trabajo se centra en ayudar a los afectados a superar dificultades de lenguaje, habla y voz debidas a una pérdida auditiva.

En muchas ocasiones, son los/las logopedas quienes identifican una posible pérdida de audición en niños con problemas de lenguaje. Y es que la hipoacusia, si no se trata, puede comportar alteraciones en el normal desarrollo del lenguaje por parte de los más pequeños.

Habituarse a los audífonos e implantes cocleares

Una vez confirmada la pérdida auditiva de un niño o niña, el/la logopeda sigue jugando un papel clave. Aunque los audífonos e implantes cocleares son soluciones muy efectivas para corregir esa hipoacusia, los pequeños y sus familias necesitan ayuda y orientación en esta habilitación auditiva. De hecho, el/la logopeda, una vez el niño o niña utiliza un audífono o un implante coclear, lidera un proceso de reeducación auditiva, enseñando de nuevo (o por primera vez) a percibir el sonido y el habla, así como ayudando a comprender el lenguaje oral.

En esta reeducación logopédica el objetivo es ayudar a los niños a estimular el lenguaje verbal para facilitar su integración en sus ambientes cotidianos (escuela, familia, amigos, etcétera). Para conseguirlo se desarrollan técnicas de lectoescritura, se fomenta la ampliación y adquisición de vocabulario y conceptos nuevos y se desarrollan estructuras gramaticales correctas, entre otras acciones.

Compartir: