Noticias

Consejos para evitar un barotrauma

6 septiembre, 2017

Consejos para evitar un barotrauma
Share

El término es poco conocido para la mayoría. No obstante, muchos de nosotros lo hemos padecido alguna vez, en mayor o menor medida. Y es que un barotrauma es la forma médica de definir el taponamiento, pitidos o dolor de oídos que aparecen cuando hay cambios bruscos de presión. Por ejemplo, al hacer submarinismo o volar en avión. Hay casos leves pero también graves. Os damos una serie de consejos para evitar un barotrauma.

En el barotrauma se presentan síntomas que van desde la sensación inicial de taponamiento, pasando por una leve sordera (hipoacusia) y la sensación de ruidos molestos en el oído (acúfenos) hasta el dolor de oídos y, en los casos más graves, la rotura del tímpano, sangrado e incluso algún vértigo periférico.

En el caso del avión, la mayor parte de los problemas se suceden al aterrizar y el síntoma más habitual es el simple taponamiento producido por la diferencia de presión entre el exterior y el interior del oído, lo que tensa el tímpano sin lesionarlo. La cosa se puede complicar en personas que están resfriadas, pues en este caso la compensación de presión se hace más difícil a causa de esta patología asociada a secreciones. Por lo tanto, el primer consejo es evitar el avión, si es posible, cuando se tenga un catarro. Luego, tanto en el despegue como en el aterrizaje, es conveniente ventilar el oído con bostezos, movimientos mandibulares o masticando. Y en los bebés y niños pequeños, la succión del chupete o biberón pueden ser suficientes.

En aquellos casos en los que masticar o mover la mandíbula no sea suficiente, se puede realizar lo que se conoce como Maniobra de Vasalva, que consiste en taparse la nariz y la boca y soplar, aumentando de esta forma la presión en la faringe.

Tampoco es conveniente quedarse dormido ni en el despegue ni en el aterrizaje, ya que durante el sueño el mecanismo de deglución se ralentiza.

BAROTITS EXTERNA
En el caso de las personas que practican el submarinismo
, la afección puede ser una barotits externa, que se produce cuando los buceadores descienden con el conducto auditivo lleno de cerumen o tapones, lo que les causa una compresión del mismo. El resultado es que el afectado o afectada sentirá dolor durante la inmersión y notará una secreción sanguinolenta cuando la presión del oído medio es superior a la del conducto. En estos casos, si se explora el tímpano pueden observarse petequias, ampollas hemorrágicas y perforación.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ANTISPAM* *