Categorías: Noticias

La diabetes duplica las posibilidades de sufrir hipoacusia

Mañana se celebra el Día Internacional de la Diabetes, una enfermedad que, en el caso de la diabetes mellitus tipo 2, afecta solo en España a 5 millones de personas. Además, se trata de una patología que tiene una incidencia importante sobre la audición. De hecho, un estudio elaborado por el National Centre for Rehabilitative Auditory Research concluye que las personas con diabetes tienen el doble de posibilidades de padecer pérdida auditiva.

¿Qué relación existe entre la diabetes y la pérdida auditiva?

El citado estudio demuestra que existe una correlación entre los niveles de glucosa en sangre y la pérdida auditiva como posible consecuencia. La diabetes puede provocar daños en la arteria que transporta la sangre hasta los oídos. Debido a su pequeño tamaño, los daños suelen producirse más rápidamente. Como consecuencia, la obstrucción en el oído, uno de los problemas más frecuentes en estos casos, deriva en distintas molestias: desequilibrio, zumbidos y pérdida auditiva, entre otras.

La investigación señala, además, que también las personas con prediabetes (aquellas que presentan niveles de azúcar en sangre por encima de los normales pero que no son tan altos como para diagnosticarle la enfermedad) tienen un mayor riesgo de tener pérdida de audición o problemas auditivos. En concreto, tienen un 30% más de posibilidades.

Esta correlación entre diabetes e hipoacusia toma especial relevancia atendiendo a que, según la Federación Española de Diabetes, hay más de 2 millones de personas que no han sido diagnosticadas. Por tanto, los problemas auditivos pueden ser el síntoma de padecer esta enfermedad.

La doctora Raquel Blasco, especialista en Medicina Interna y colaboradora del portal GAES Te Cuida, alerta sobre el hecho de que la diabetes puede generar diferentes afectaciones en la audición, como por ejemplo hipoacusia, vértigos o acúfenos. Además, señala Blasco, “las personas que ven disminuida su capacidad auditiva sufren problemas para socializarse, sintiéndose aisladas y con una mayor falta de confianza”.

Prevenir es la mejor solución ante la hipoacusia

Ante la presencia de indicios de hipoacusia o pérdida de audición, el primer paso es acudir a un especialista para que nos realice una revisión y nos ofrezca el diagnóstico más exacto, así como el tratamiento y solución auditiva correspondiente.

En el caso de que la pérdida auditiva sea un indicio de diabetes, el paciente deberá adecuar también su dieta para el mejor control de la glucemia. En este sentido, la dietista-nutricionista Cristina Lafuente, explica en un artículo en GAES Te Cuida qué alimentos pueden comer los afectados y afectadas.

Compartir
;