Noticias

Evita que tus oídos te amarguen las vacaciones

20 junio, 2017

GAES otitis verano
Share

El verano es sinónimo de playa y piscina. De viajes en avión y vacaciones. De fiestas mayores y verbenas como la de este viernes. En definitiva, una época ideal para disfrutar pero también de riesgo para nuestros oídos, a los que les pueden surgir infecciones si les entra agua o resultar dañados por los cambios de presión o por un exceso de ruido. Por tanto, como cada año, toca recordar que tus oídos van contigo. Y que, por tanto, siguiendo unos simples consejos, podrás evitar que te amarguen las vacaciones.

La combinación de altas temperaturas y humedad es un caldo de cultivo ideal para que gérmenes y bacterias se instalen en nuestros oídos provocando infecciones. En este sentido, la molestia más frecuente es la otitis, una infección que produce una inflamación del conducto auditivo y que afecta tanto a niños como a adultos. Para evitar este problema, nada mejor que prevenirlo secando bien los oídos después de cada chapuzón. El doctor Juan Royo, especialista en la comunidad Viviendo el Sonido aconseja en este sentido preparados en spray, “que secan la humedad del conducto auditivo y no dejan que se acumule el cerumen”.

En el caso de aquellos y aquellas que practican deportes acuáticos, el riesgo es mayor, por lo que se recomienda que utilicen protectores auditivos. Los hay para niños y adultos y con moldes a medida. Fabricados de silicona hipoalergénica, estos protectores se ajustan totalmente a la forma del canal auditivo, ofreciendo una mayor protección. Y para conseguir una mayor seguridad, también existen unas bandas protectoras ajustables que evitan la caída de los moldes.

Cuidado con los viajes
No sólo la otitis puede amargarnos las vacaciones. Un viaje en avión puede convertirse en la peor manera de empezarlas debido a los cambios de presión en cabina. Para evitar este problema, el doctor Royo aconseja “masticar chicle o bostezar, evitar dormir durante el descenso y, en el caso de los bebés, darles de comer o beber en el momento del aterrizaje”.

Y ojo también con los viajes en coche. Sobre todo hay que evitar llevar mucho rato la ventanilla bajada, ya que el exceso de aire en el canal auditivo incrementa el riesgo de contraer otitis. Tampoco es bueno abusar del aire acondicionado, ya que una sobreexposición directa puede provocar la aparición de otitis media, un problema más asociado al invierno. 

Y precaución en las fiestas populares
La verbena de San Juan está a la vuelta de la esquina. Y luego llegan las fiestas mayores. Música y baile son una fórmula ideal para divertirse. Pero eso no quita que seamos prudentes y evitemos una sobreexposición a ruidos altos, manteniendo cierta distancia con los altavoces y las explosiones de espectáculos pirotécnicos.

Compartir: