Noticias

Fumar aumenta un 70% el riesgo de pérdida de audición

3 agosto, 2016

Fumar aumenta el riesgo de pérdida de audición
Share

Hay riesgos moderados. Y los hay elevados. Muy elevados. Como es el caso de fumar. La lista de problemas de salud asociados al tabaquismo es numerosa y está probada y documentada. Entre ellas, además, hay una afección que cada vez tiene más bibliografía: la pérdida de audición. Un estudio publicado en el prestigioso Journal of the American Medical Associaton es contundente al respecto: los fumadores aumentan un 70 por ciento las posibilidades de perder audición.

El citado estudio, en el que participaron más de 3.500 personas de entre 48 y 92 años, alerta asimismo de otro riesgo indiscutible: el de ser fumador pasivo. El dato es revelador: las personas que conviven con una persona que fuma tienen el doble de probabilidades de padecer pérdida auditiva. Un estudio previo realizado por la American Cancer Society ya advirtió de que la exposición al humo causa más de 750.000 infecciones del oído medio sólo en Estados Unidos.

Este riesgo elevado de pérdida de audición ligado al tabaco se explica básicamente por el estrechamiento de los vasos sanguíneos que provoca. El oído, al recibir menor flujo de sangre, deja de funcionar correctamente.

Otros estudios
Diferentes estudios científicos han analizado esta relación entre tabaco y capacidad auditiva, que ha sido analizada por la Universidad de Pekín, en China. Según recoge Spanish-hear.it, esta universidad ha realizado un estudio en el que participaron 517 trabajadores varones chinos. El 60% de los empleados eran fumadores, mientras que el 40% restante no fumaban. Y todos ellos habían estado expuestos a niveles fuertes de ruido industrial que oscilaban entre 80 y 118 decibelios durante al menos un año, superando ampliamente la media de 85 decibelios de exposición diaria a ruido recomendada en la mayoría de los países. El resultado demostró que los trabajadores que fumaban tenían un mayor riesgo de pérdida de audición.

Otro estudio, en este caso auspiciado por la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York, también alerta de que fumar durante el embarazo aumenta el riesgo de que los hijos puedan perder audición a partir de la adolescencia. Los investigadores, dirigidos por Michael Weitzman, analizaron información de un grupo de entre 12 y 15 años al que le habían realizado tests auditivos en el período 2005-2006 durante una encuesta nacional de salud. Sus padres habían respondido sobre el tabaquismo durante la gestación.

 

Compartir: