Noticias

Hipoacusia congénita por citomegalovirus en niños

26 octubre, 2021

hipoacusia congénita por citomegalovirus en niños
Share Button

El citamegalovirus (CMV) es la infección fetal más frecuente. Y entre las consecuencias que tiene para los niños es la posible pérdida auditiva o hipoacusia, que afecta a uno de cada cinco bebés. En el siguiente post os damos más detalles de qué es y cómo tratar la hipoacusia congénita por citomegalovirus en niños y niñas.

La hipoacusia congénita por citomegalovirus puede derivar de leve a grave durante los primeros dos años de vida, un periodo considerado como clave para aprender el lenguaje. Los niños y niñas afectadas suelen tratarse con medicamentos antivirales, si bien hay que vigilar los posibles efectos secundarios que estos puedan ocasionar.

El doctor Juan Royo, de la comunidad online de salud auditiva Viviendo el Sonido, señala que la hipoacusia congénita por citomegalovirus es una de las patologías más frecuentes no hereditarias. Según Royo, “lo fundamental es la prevención, porque una vez existe pérdida auditiva, la recuperación se basa en audífonos o implantes. El tratamiento es importante para evitar la aparición o la progresión de la pérdida de audición”.

Uno de 200 niños nacen infectados por el citomegalovirus

Según el primer estudio realizado en España sobre la prevalencia de este virus, el 0,5% de los niños, uno de cada 200, nacen infectados por citomegalovirus. Y aparte de causar hipoacusia, éste deja secuelas importantes en el 20% de los afectados, como retraso psicomotor, epilepsia y, en casos extremos, parálisis cerebral. El problema más importante es no detectar de forma temprana esta infección y que pase desapercibida. Por eso, los expertos insisten en la necesidad de conseguir un cribado sistemático en los recién nacidos, consistente en un análisis de saliva y uno de orina.

Compartir: