Noticias

Infección de oído en verano

22 junio, 2021

infección de oído en verano
Share Button

Ya estamos en verano. Las altas temperaturas se han instalado y el mejor remedio son las piscinas y la playa, así como también ríos, lagos y pantanos. La cuestión es refrescarse. No obstante, hay que tener cuidado y proteger nuestros oídos, pues la infección de oído en verano es una patología de las más frecuentes en este época del año.

A la infección de oído causada por la entrada de agua en el oído y la consiguiente presencia de humedad prolongada en el conducto auditivo externo se le llama técnicamente otitis externa difusa, si bien se le conoce popularmente por otitis del nadador u otitis del bañista. El nombre ilustra el origen de la infección, que siempre es el baño o inmersión en piscinas, playas, ríos o pantanos. La citad humedad en el oído es el caldo de cultivo perfecto para que algunas bacterias y hongos produzcan la citada infección de oído.

Cómo prevenir la infección de oído en verano

El doctor Juan Royo, especialista de la comunidad de salud auditiva Viviendo el Sonido, insiste en que la mejor manera de prevenir esta infección de oído es la más simple: secarse bien los oídos tras el chapuzón. Otra solución efectiva es la utilización de tapones que eviten la entrada de agua en el conducto auditivo. Y una tercera vía son los preparados en spray que secan la humedad del conducto auditivo y no dejan que se acumule el cerumen.

El doctor Royo remarca que si bien cualquier persona pude sufrir una otitis del bañista, las hay más propensas a padecerla “por el tipo de piel del conducto auditivo y el cerumen -tener poco es un condicionante”. También aquellos y aquellas que tienen un conducto auditivo estrecho tienen más posibilidades de contraer esta infección.

Evitar aguas que no parezcan limpias

Aparte de evitar la entrada de agua en el oído, es muy importante evitar el baño en aguas sucias o no tratadas. Consejo: ante la duda, mejor no entrar. De hecho, la infección de oído es la patología otorrinolaringológica más habitual durante la época estival, tanto en adultos como en niños.

Compartir: