Noticias

La mitad de los casos de pérdida auditiva puede prevenirse

13 marzo, 2014

Share

Coincidiendo con la celebración del Día Internacional de la Audición, el pasado 3 de marzo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha hecho público un informe sobre la prevalencia de problemas auditivos. Los datos son ilustrativos: 360 millones de personas en el mundo (el 5% del total) padece problemas auditivos; 1 de cada 3 personas de más de 65 años sufre pérdida auditiva y cerca de 32 millones de afectados son niños de menos de 15 años. Este informe señala sin embargo que la mitad de los casos pueden solucionarse fácilmente.

Según la revisión más reciente de los estudios disponibles hecha por la OMS, la mayor incidencia de pérdida de audición discapacitante se observa en Asia Meridional, Asia-Pacífico y África Subsahariana. En este sentido, algunas enfermedades infecciosas como la rubéola, la meningitis, el sarampión o la parotiditis pueden originar problemas de audición. La mayoría de ellas pueden prevenirse mediante vacunación.

Shelly Chadha, del Departamento de Prevención de la Ceguera y de la Sordera de la OMS, señala que “aproximadamente la mitad de los casos de pérdida de audición pueden prevenirse fácilmente, y muchos pueden tratarse si se detectan precozmente y se efectúan las intervenciones adecuadas, como la colocación de implantes auditivos”. Sin embargo la producción actual de audífonos satisface menos del 10% de las necesidades mundiales. Además, en los países en desarrollo, la proporción de personas que llevan audífono es de menos de 1 por cada 40 que lo necesitan.

La OMS insta alienta a todos los países a que creen programas de prevención de la pérdida de audición en sus sistemas de atención primaria de salud que incluyan la vacunación infantil contra el sarampión, la meningitis, la parotiditis y la rubéola, la detección y el tratamiento de la sífilis en las embarazadas y el diagnóstico y tratamiento precoces de la pérdida de audición en los lactantes. Chadha señala la necesidad de tomar medidas, “ya que si se tienen en cuenta las pérdidas de audición parcial y total, el número de afectados a nivel mundial podría llegar a 600 millones de personas”.

 

Compartir: