Noticias

La OMS insta a limitar el volumen máximo de los reproductores de música

30 abril, 2019

jóvenes y auriculares
Share

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha subrayado en rojo la necesidad de concienciar a los adolescentes y jóvenes sobre su salud auditiva. Los datos avalan esta preocupación: Según esta entidad, 1.100 millones de personas de entre 12 y 35 años -lo que representa casi a la mitad de este colectivo- se exponen a un nivel de ruido excesivo que afecta a su capacidad auditiva. Y esta exposición está muy ligada al uso de auriculares conectados a reproductores de música. Por este motivo, la OMS insta a limitar, desde fábrica, el volumen máximo de estos dispositivos.

Los cálculos de la OMS son alarmantes: el 30% de la población de entre 10 y 24 años tendrá pérdida auditiva por exposición al ruido no laboral. Y partiendo de la base de que la principal causa será, en muchos casos, la escucha prolongada y a un volumen excesivo de todo tipo de reproductores de música a través de auriculares, esta entidad se ha aliado con la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) para proponer una nueva norma internacional que garantice que los reproductores de sonido tengan un nivel máximo de volumen recomendable.

La OMS ya hace tiempo que insiste en que no se debe escuchar música con auriculares durante más de una hora diaria y como mucho al 60% de su capacidad máxima de sonido.

La recomendación se hace especialmente relevante atendiendo a que muchos auriculares pueden ofrecer un volumen máximo que oscila entre los 75 y los 146 decibelios (dB), cuando el umbral del dolor inducido por ruido se sitúa en los 120 dB.

El peligro de los reproductores de música

La necesidad de tomar medidas para evitar la sobreexposición de los jóvenes a un exceso de decibelios viene avalada también por el ‘II estudio de hábitos de cuidado auditivo’, realizado por GAES, que señala que éstos prefieren realizar sus actividades diarias con música. De hecho, este estudio afirma que un 50% de las personas de entre 25 y 34 años prefiere trabajar con música -en la franja de 18 a 34 años esta cifra es del 44%-; un 62% se relaja con sonido en lugar de hacerlo en silencio y un 93% escoge realizar deporte acompañados por reproductores de música.

El doctor Juan Royo, especialista de la comunidad Viviendo el Sonido, alerta de esta tendencia, que se agrava por el hecho de que los jóvenes son el sector de la población que más acostumbra a utilizar cascos para escuchar música: “Nos encontramos ante un aumento del tiempo a la exposición de sonido y a niveles superiores a los recomendados, lo que supone un riesgo evidente para la salud auditiva”. Los datos son reveladores: 4 de cada 10 jóvenes del mismo rango de edad reconoce escuchar música a un volumen alto, por encima de los 60 decibelios recomendados.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ANTISPAM* *