Noticias

Protege tus oídos durante las fiestas del Apóstol Santiago

23 julio, 2014

Share

Si el otro día hablábamos de la fiesta grande de Pamplona, los Sanfermines, ahora, y siguiendo el orden, nos toca hacerlo de las del Apóstol Santiago, que mañana jueves 24 de julio reunirá en la Plaza del Obradorio de Santiago de Compostela a miles de personas para disfrutar del tradicional espectáculo de pirotecnica y efectos audiovisuales. Se trata del acto central en honor al patrón de esta ciudad gallega, que también lo es del conjunto de España. Se trata sin duda de un espectáculo visual emocionante. Pero también de un evento con un alto impacto acústico. Por lo tanto, de nuevo, toca proteger nuestros oídos para que la celebración no implique riesgo para nuestra audición.

La previsión es que durante el espectáculo pirotécnico de mañana jueves se pueden alcanzar los 120 decibelios (dB), que es donde se sitúa la barrera del dolor. Por ello, si vamos a estar en la Plaza del Obradoiro, es recomendable utilizar protecciones adecuadas para reducir la exposición al ruido de nuestros oídos.  Los expertos insisten en que para disfrutar del espectáculo producido por los artículos pirotécnicos, lo más importante es alejarse del lugar de explosión: cuánto más lejos nos situemos, menor será el impacto recibido.

También durante esta segunda quincena de julio, las fiestas del Apóstol Santiago ofrecen también numerosos conciertos. En este caso, la mejor prevención es de nuevo la distancia respecto de altavoces y amplificadores. El ruido que generan estos dispositivos también puede resultar altamente traumático, ya que puede alcanzar los 110dB. Además, también sería recomendable limitar el tiempo de exposición.

Tapones para dormir
Como ocurre en otras fiestas multitudinarias, el ruido que se genera por la noche en las calles también puede provocar problemas para dormir. Por eso, la mejor solución para conciliar el sueño es utilizar tapones específicos. No obstante, y aunque según un estudio de GAES la mitad de la población reconoce que el ruido le condiciona el descanso nocturno, en la práctica sólo un 6,5% de la población asegura utilizar estos protectores a la hora de dormir.

La insistencia en la prevención ante impactos acústicos elevados se justifica como elemento clave puede evitar lesiones importantes, como por ejemplo pérdida de audición o la aparición de trastornos como acúfenos, cuyo principa síntoma es sentir ruidos dentro del oído. Por tanto, toca disfrutar plenamente de las fiestas del Apóstol Santiago pero a cierta distancia de los focos acústicos. Nos divertiremos igual y protegeremos nuestros oídos.

 

 

Compartir: