Noticias

Protege tus oídos también en invierno

4 febrero, 2014

Share

De forma casi generalizada asociamos el verano a la época de más riesgo para los oídos. Sobre todo por las molestas otitits a causa del agua tras bañarnos en piscinas o playas. Pero el invierno también implica riesgos si no tomamos ciertas precauciones, especialmente porque las bajas temperaturas suelen acompañarse de catarros, bronquitis, faringitis o gripe, afecciones que pueden incidir directamente en nuestra salud auditiva. Niños y gente mayor son además los colectivos más proclives a padecer estos problemas debido a que su sistema inmunológico posee menor capacida defensiva.

Entre las medidas principales de prevención durante el invierno figura lógicamente la protección de los oídos. Gorros u orejeras de lana son los mejores aliados. Primero porque minimizan el frío, y segundo, porque evitan la penetración de posibles microbios.

Los especialistas de GAES también inciden en la importancia de evitar la bajada de defensas de nuestro cuerpo ante posibles resfriados, gripes o bornquitis. Y en esa línea, una alimentación adecuada es clave. Así, por ejemplo, una dieta rica en vitamina B-12 (presente en alimentos como la leche y sus derivados, los huevos, el hígado o las carnes rojas, el aloe vera o las alas) resulta especialmente beneficiosa para el sistema nervioso y también para los oídos.

La higiene de los oídos es otro factor esencial de prenvención en invierno. Secarnos bien los oídos después de ducharnos o bañarnos, en casa o en piscinas cubiertas, es fundamental. Y ante taponamientos, se recomiendan los difusores de agua marina y, por supuesto, no introducir nunca bastonicllos u otros objetos.

La última recomendación, y quizás la más importante, es la de realizar una revisión auditiva después de haber pasado una otitis o cualquier otro tipo de infección del oído. De esta forma se puede comprobar si la audición ha resultado afectada y ,si es así, tomar las medidas adecuadas. En GAES, esta revisión es gratuita y se puede reservar cita a través de sus cerca de seiscientos centros especializados repartidos por todo el mundo.

 

Compartir: