Noticias

Qué es la audición

3 agosto, 2021

qué es la audición
Share Button

La audición se define como la capacidad de oír, esto es, de percibir sonidos que luego nuestro proceso descodifica y que nos permiten relacionarnos con nuestro entorno y con las demás personas. Sin duda, se trata de una acción básica para nuestro día a día. En el siguiente post te damos más detalles sobre qué es la audición.

Si la audición es la capacidad de oír, el canal de entrada y recorrido de los sonidos es el oído, que está formado por tres partes, todas ellas fundamentales en este proceso:

  • Oído externo, que es la parte visible, la que identificamos con la oreja uy también llamada aurícula. Esta parte externa del oído recoge las ondas de sonido y las conduce al oído medio, al que también protege del exterior.
  • Oído medio, también conocido como tímpano, que se encarga de amplificar y transmitir los sonidos que le llegan desde la oreja hasta el final del trayecto, el oído interno. Está formado por tres huesos minúsculos, conocidos como “huesecillos del oído”, y que son el martillo, el yunque y el estribo.
  • Oído interno, también conocido como cóclea, que tiene forma de concha de caracol y que tiene la misión de transforman las ondas sonoras en impulsos eléctricos y enviarlas al cerebro, donde lo interpretamos.

La audición de cada persona depende de que estas tres partes del oído funcionaen de forma correcta y coordinada. Cuando hay alguna disfunción o fallo aparece la pérdida auditiva, que puede ser de distintos tipos, según su origen y gravedad.

Cómo se mide la audición

El sonido se mide en dos unidades distintas: en decibelios (dB), que indican el volumen (lo que entendemos por alto, bajo o medio), y en Hertz, que especifican la frecuencia (es decir, el número de vibraciones dobles por minuto) y determinan el tono.

Hay cierto consenso en que los 100/120 dB suponen el “límite de dolor” . Es decir, a partir de este registro, no oímos nada más y sentimos dolor de oído. generalmente es de alrededor de 120 decibelios, en este volumen no escuchamos nada más, pero solo sentimos dolor. No obstante, una exposición continuada a ruidos de 85 o más dB puede ocasionar pérdida de audición permanente y/o pitidos en el oído crónicos (acúfenos).

La propia Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda no exponerse a valores superiores a los 65 decibelios , de día, y a los 55 dB durante la noche.

Compartir: