Noticias, Responsabilidad social

Revisiones auditivas solidarias

2 julio, 2015

gaes solidaria
Share

Las colonias y estancias solidarias de niños extranjeros en nuestro país es una práctica habitual desde hace ya muchos años. Sobre todo de niños y niñas procedentes de la zona afectada por el accidente nuclear de Chernobil y también de los campamentos de refugiados saharauis. En ambos casos, la solidaridad la canalizan sobre todo familias de acogida, a las que se suman otras entidades que aprovechan esta estancia para, como en el caso concreto de GAES Solidaria, ofrecerles revisiones auditivas. Este mes de julio, 146 niños saharauis, bielorrusos, rusos y ucranianos se beneficiarán de estas revisiones en Euskadi y Aragón.

En el caso del País Vasco, esta acción solidaria se enmarca en un acuerdo de colaboración entre GAES Solidaria, Clínica Baviera y Medical Óptica con la asociación BIKARTE y CHERNOBILEKO UMEAK. En total serán 76 niños de la zona afectada por el citado accidente nuclear los que serán objeto de revisiones auditivas y visuales en San Sebastian, Vitoria y Bilbao. Beatriz Delgado, Coordinadora de Servicios IAI de GAES, avala el renovado compromiso de la compañía, “pues a través de GAES Solidaria llevamos casi 20 años impulsando acciones para proporcionar una ayuda auditiva a todas aquellas personas que lo necesitan y que, por sus circunstancias, es muy difícil que puedan acceder al tratamiento adecuado“.

En el caso de Aragón los beneficiarios de las revisiones auditivas son 70 niños saharauis y bielorrusos de entre 8 y 12 años, que están pasando sus vacaciones de verano acogidos por diferentes familias de Zaragoza y Huesca. Las asociaciones Umdraiga, Arapaz y Alouda, en el caso de los niños africanos, y la Asociación Asistencia a la Infancia, en el de los procedentes de Ucraina, son las que han coordinado el viaje y la estancia.  Las revisiones se llevarán a cabo en en el Centro Joaquín Roncal de Zaragoza y en el Hotel Pedro I de Huesca, donde los audioprotesistas voluntarios de GAES Solidaria efectuarán un primer screening auditivo, consistente en una otoscopia, audiometría y timpanometría, con el objetivo de descartar cualquier pérdida auditiva. “Una vez realizadas las pruebas, le daremos a la familia de acogida un informe con los resultados para que se lo entreguen a su pediatra de referencia”, explica Susana Márquez, coordinadora de servicios IAI de GAES. En caso de no superar el screening, la prueba se complementará con un estudio más detallado en un centro de la compañía.

Márquez reconoce que “es frecuente que durante las revisiones encontremos tapones de cerumen o problemas de transmisión, que derivamos al médico. La mayoría de veces, las audiciones son correctas. No obstante, hace dos años, por ejemplo, tuvimos a una niña en Huesca que presentaba pérdida auditiva severa y, en colaboración con el otorrinolaringólogo, le adaptamos un audífono.

La revisión auditiva a niños saharauis y ucranianos se enmarca dentro del programa de GAES Solidaria, cuyo objetivo es ofrecer atenciones especiales a los niños que tienen problemas de audición en países con difícil acceso a la salud auditiva para que puedan desarrollar todas sus capacidades de manera óptima.

 

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ANTISPAM* *