Noticias

Tapones para los oídos: ¿de silicona o de espuma?

10 noviembre, 2020

tapones de silicona o tapones de espuma
Share

Los tapones para los oídos son un gran aliado para minimizar el ruido exterior, ya sea para estudiar, dormir, trabajar, cazar, nadar o practicar deportes de motor. Y básicamente se hace una distinción entre dos tipos: los tapones de silicona y los tapones de espuma. En el siguiente post te explicamos la diferencia entre ambos y qué casos se recomiendan un tipo o el otro.

Para ser más precisos sobre los diferentes tipos de tapones para los oídos, debemos hablar de tapones moldeados de silicona y tapones de espuma, que se moldean antes de uso. En ambos casos, se introducen en el canal auditivo y son casi invisibles. La diferencia estriba en que los primeros, los de silicona o preformados, tienen la ventaja de que se pueden reutilizar.

Los tapones de espuma se moldean para introducirlos en el oído, presionando y comprimiéndolos para que se ajusten a la forma de nuestra oreja. Como desventaja principal hay que destacar que no son lavables y, por tanto, no se pueden reutilizar, aparte de que no son recomendables para ruidos de frecuencias altas. Estos tapones pueden ser muy útiles para dormir o para estudiar.

Los tapones de silicona o de goma actúan de forma parecida a los de espuma. Su ventaja es, como señalábamos antes, que se pueden lavar y reutilizar, duran más (son más resistentes) y amortiguan los ruidos con más decibelios. Los tapones de silicona se recomiendan para personas que practican la natación, profesionales del mundo del motor y cazadores.

Tapones para los oídos con filtros

Los tapones de silicona también pueden incorporar filtros especiales de atenuación cuando su uso se requiere para ambientes especialmente ruidosos. Es el caso de los tapones para trabajadores del sector del ámbito industrial. También se trata de una protección auditiva recomendable para músicos.

Compartir: