Noticias

Vivo en una ciudad ruidosa

30 abril, 2014

Share

Hay mucho ruido. Demasiado. Eso es lo que piensa la mayoría de españoles respecto a su ciudad. Y así se constata en el último estudio Ruido y Audición en España que ha elaborado GAES, y que alerta de que el 72,3% de los entrevistados considera que su urbe es ruidosa. Una sensación que encuentra eco en el hecho de que España esté considerado como el país más ruidoso de la Unión Europea, y el segundo a nivel mundial después de Japón, según el ránking elaborado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Datos preocupantes que hoy 30 de abril, Día Mundial de Concienciación contra el Ruido, adquieren mayor relevancia.

El estudio Ruido y Audición en España señala que 9 de cada 10 españoles piensa que la sociedad, en general, no está concienciada con la problemática del ruido. Y eso que se calcula que cerca de 9 millones de personas en nuestro páis covnvien diariamente con niveles de ruido superiores a los 65 decibelios (dB), el máximo recomendado por la OMS. Es más, un 20% de la población está sometida a niveles de ruido que pueden afectar seriamente a su salud, según el citado estudio.

Respecto a los focos emisores de ruido, el 60% de los encuestados señala como principales a las obras y el tráfico, si bien el 15’8 reconoce tener problemas en su propia casa. Y un dato revelador: el 90% de los españoles consideran que el exceso de ruido se debe a aque no se toman las medidas adecuadas.

El vivir en una ciudad ruidosa provoca además insomnio: Un 24,8% de la población asegura tener dificultades para conciliar el sueño debido al ruido que generan, por este orden, la música del vecino, los ronquidos de la pareja y la televisión del piso de al lado.

Concientes de estos problemas y coincidiendo con el Día Mundial de Concienciación contra el Ruido, un grupo de superhéroes se ha desplazado hoy hasta tres ciudades españolas: Málaga, Bilbao y Madrid. Se hacen llamar Los Inaudibles, y tienen un arma muy poderosa: un sonómetro, con el que están realizando mediciones en los lugares de estas urbes con mayor contaminación acúsitca. Su misión es ayudar a los ciudadanos a identificar los ruidos que puedan amenazar su salud y enseñarles cómo evitarlos. Y para cumplirla, necesitan voluntarios. ¿Te unes al equipo?

 

 

 

Compartir: