Noticias

Pérdida de audición súbita por coronavirus

Destacado

9 diciembre, 2020 pérdida de audición súbita por coronavirus
Share

Aunque sus síntomas principales están relacionados con el aparato respiratorio, el coronavirus se manifiesta de diferentes maneras y también sus secuelas pueden ser diversas y hasta sorprendentes. Un ejemplo es el primer caso registrado de pérdida de audición súbita por COVID-19 en el Reino Unido, que está siendo objeto de análisis y estudio científico.

El caso en cuestión se ha registrado y explicado en un artículo publicado en la revista ‘BMJ Case Reports’. El protagonista es un hombre de 45 años con asma que estuvo ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) de un hospital a causa del coronavirus. Tras estabilizarse y superar la enfermedad fue dado de alta. Sin embargo, una semana después notó pitidos en los oídos (acúfenos) y registró después la citada pérdida de audición súbita.

El afectado no presentaba, antes del coronavirus, ningún problema auditivo. Por este motivo, los doctores que le trataron y han escrito el artículo reconocen que se trata de un efecto secundario poco común de la Covid-19, pero aún así es importante conocerlo porque el tratamiento precoz con esteroides puede revertir esta condición incapacitante.

Este posible secuela de la COVID-19 entronca con el hecho de que el virus, aunque se adhiere a un tipo de células que recubren los pulmones, también se ha encontrado en otras similares localizadas en el oído medio. Además, el Sars-CoV-2 también genera una respuesta inflamatoria y un aumento de sustancias químicas que en algunos casos se ha relacionado con la pérdida auditiva.

Otros casos en otros países

Aunque en un primer momento pensaron que se trataba de un caso único, los médicos que trataron al paciente británico descubrieron que existían otros cinco informes de casos de COVID-19 relacionados con la pérdida auditiva súbita, incluidos informes en Egipto, Turquía y Alemania.

Causas de la pérdida de audición súbita

La pérdida auditiva repentina afecta a 20 de cada 100.000 pacientes por año, lo que implica que, en el caso de España, supone una incidencia de 2.000 casos al año. Según la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (SEORL-CCC), este tipo de pérdida de audición aparece con mayor frecuencia en pacientes de mediana edad y no tiene un mayor predominio por sexo.

Aunque no están claras sus causas, esta sordera súbita aparecer tras una infección viral, como gripeherpes citomegalovirus.

Seguir leyendo