Noticias

Estreno de una obra creada por la Joven Orquesta Graeme Clark en homenaje a Beethoven

Destacado

4 febrero, 2020 Joven Orquesta Graeme Clark
Share

El Palau de la Música acogió el pasado sábado 1 de febrero un concierto muy especial con motivo del 250 aniversario del nacimiento de Ludwig van Beethoven. Y es que el público pudo disfrutar del homenaje que rindió a este maestro universal la Orquesta Simfònica del Vallès, que interpretó el ‘Concierto para piano número 4 de Beethoven‘. Además, la formación vallesana estrenó una obra compuesta por la Joven Orquesta Graeme Clark, integrada por jóvenes que llevan implante coclear.

Este recital, titulado ‘El Piano de Beethoven’, se enmarca como decíamos en el 250 aniversario del nacimiento de Ludwig Van Beethoven y forma parte del proyecto social Beethoven 250 impulsado por la Orquesta Sinfónica del Vallés junto al Hospital Sant Joan de Déu, Federación de Asociaciones Catalanas de Padres y Personas Sordas (ACAPPS) y la Fundación GAES Solidaria.

La  Joven Orquesta Graeme Clark es pieza clave en este proyecto social, pues está formada por 12 jóvenes de entre 8 y 17 años que llevan implante coclear. Y es que la propia orquesta supone un ejemplo de superación, al mostrar que gracias a esta ayuda auditiva no solo pueden adquirir un buen nivel de lenguaje para comunicarse con los demás, sino que además pueden sentir e interpretar piezas musicales.

Para los integrantes de esta formación fue una experiencia muy especial ver como músicos profesionales interpretaban la obra que habían compuesto para este homenaje a Beethoven y que ha sido adaptada para orquesta por Àlex Martínez.

Interpretarán el Himno de la Alegría

Este proyecto musical y social tendrá su punto álgido el próximo 30 de mayo, también en el Palau de la Música. Ese día, los integrantes de la Joven Orquesta Graeme Clark subirán al escenario para interpretar el Himno de la Alegría de la Novena Sinfonía de Beethoven.

Desde Fundación GAES Solidaria se apoya a estos jóvenes intérpretes que, como decíamos, ejemplifican claramente que gracias al implante coclear se puede disfrutar plenamente de cualquier afición, incluida la música.

 
 

Seguir leyendo