Noticias

Cómo sacar el agua del oído de forma eficaz

Destacado

13 octubre, 2020 Cómo sacar agua del oído
Share

A tod@s nos ha pasado alguna vez: tras ducharnos o bañarnos en el mar o una piscina, nos entra agua en el oído y nos provoca una molesta sensación de taponamiento. Además, este hecho aumenta el riesgo de posibles infecciones en el oído como la otitis. En el siguiente post te explicamos las mejores maneras de sacarse el agua del oído.

Para evitar la entrada de agua en el oído es importante contar con una sencilla rutina tras una ducha o un baño. Primer consejo, secarse bien los oídos con una toalla. En este sentido, el doctor Juan Royo, especialista de la comunidad Viviendo el Sonido, señala que la mejor manera de acompañar este proceso “es moviendo de lado a lado la cabeza o estirando los lóbulos de las orejas en distintas direcciones”. Otra manera de evitar que el agua entre en el oído es utilizar un secador de pelo, con cuidado de no aplicar ni la máxima potencia ni la máxima temperatura.

Si el secado con la toalla o el secador no ha impedido la entrada de agua en el oído y aún tenemos sensación de taponamiento, el primer consejo tiene relación con lo que no debemos hacer nunca: introducir instrumentos en el conducto auditivo, ya sean bastoncillos, horquillas, etc. El riesgo de lesión e infección es muy elevado.

Sacar el agua del oído con un spray

El doctor Juan Royo insiste en la recomendación de no introducir ningún tipo de elemento en el oído para sacar agua acumulada, actuación reservada a los profesionales. Royo recomienda que los afectados y afectadas se tumben de lado, con el oído afectado hacia abajo. Si el agua permanece, “otro método bastante efectivo es el uso de us spray de alcohol isopropílico, de venta en farmacias”.

Si ninguno de estos remedios funciona y notamos que el agua sigue dentro del oído, provocando una sensación de taponamiento, debemos acudir a un especialista lo antes posible. El riesgo es que el agua pueda provocar una infección de oído en forma de otitis externa.

Seguir leyendo

Noticias

Qué es una timpanoplastia y para qué sirve

Destacado

1 septiembre, 2020 Qué es la timpanoplastia
Share

La timpanoplastia es un tratamiento quirúrgico requerido para casos de infecciones de oído que no remiten o se cronifican –otitis media crónica simple-, colesteatoma o secuelas de otorrea (secreción del oído). En todos los casos permite reparar daños ocasionados en el tímpano, elemento clave para nuestra audición. En el siguiente post te damos más detalles sobre qué es una timpanoplastia y para qué sirve.

El tímpano no sólo permite transmitir hacia el oído medio e interno las ondas sonoras que capta el oído externo, sino que también protege al propio oído de la entrada de bacterias y, por tanto, de posibles infecciones. Por eso es tan importante poder reparar la membrana timpánica cuando esta está dañada o perforada. Y es ahí donde radica la importancia de la timpanoplastia, que permite esta reparación o reconstrucción, así como la de la cadena de huesecillos del oído que lo requieran.

Esta intervención quirúrgica suele realizarse por el propio canal auditivo o también mediante pequeñas incisiones, casi siempre detrás de la oreja. Y para reparar la membrana timpánica se suele utilizar injertos, como la fascia temporal, tejido muy resistente que recubre la parte externa del músculo temporal.

Cirugía y recuperación

La cirugía en una timpanoplastia no suele durar más de una hora y media o dos horas, variando luego el tiempo que debe estar aún ingresado (desde horas hasta cinco o seis días. Tras la intervención es muy habitual que el paciente note sensaciones extrañas, como sabor metálico en la lengua, mareos o voz resonante. El doctor Juan Royo, especialista de la comunidad online de salud auditiva Viviendo el Sonido, insiste en que estos síntomas “son totalmente normales en el postoperatorio de una timpanoplastia”. Royo remarca sin embargo que, una vez retirados los puntos de sutura y con el alta médica, será el especialista quien dicte las recomendaciones a seguir, “pues cada paciente es diferente y puede precisar cuidados distintos“.

Seguir leyendo

Noticias

Eccema ótico y picor de oídos

Destacado

28 julio, 2020 Qué es el eccema ótico
Share

Una de las causas principales para acudir al otorrino es el dolor de oídos u otalgía. Y otra es el picor de oídos, cuya causa principal es el eccema ótico, una dermatitis de la epidermis, que provoca que ésta se inflame, se descame y se enrojezca. Este picor, también llamado prurito, puede ser muy molesto. En este post te explicamos cómo evitar y cómo tratar el eccema ótico.

El eccema ótico no solo es molesto, sino que tiene el problema añadido de que puede cronificarse o ser recurrente. Por este motivo, el doctor Juan Royo, especialista de la comunidad Viviendo el Sonido, insiste en que “hay que ser hay que ser disciplinado en el tratamiento y en los cuidados higiénicos necesarios para evitar las posibles complicaciones que se producirán por un manejo inadecuado”.

Primer consejo que comparte el doctor Royo: hay que evitar el rascado. El motivo es que las erosiones producidas en la piel pueden infectarse por la acción de bacterias u hongos, provocando la aparición de una otitis externa, muy dolorosa. En este caso, el riesgo también es que esta otitis se se convierta en crónica o recurrente, lo que puede condicionar la inflamación crónica de la piel del conducto, estrechándolo, o incluso cerrándolo. Por tanto, nada de rascarse.

Cómo tratar un eccema ótico

Aparte de la contraindicación de rascarse por mucho que pique el oído, a lista de consejos para evitar que un eccema ótico incluye otra serie de medidas a poner en práctica:

  • Evitar humedad en el conducto.
  • Evitar los productos agresivos (champús, jabones abrasivos, tintes, etc.)
  • Utilizar tratamientos tópicos como la aceites esenciales hidratantes. Corticoides en loción o crema.
  • Mantener una higiene continua
  • Tener revisiones periódicas con el especialista, sobre todo si hay tendencia a la retención de cerumen o secreción en el conducto auditivo.

Ante la indudable incidencia que tiene el picor de oídos, que puede condicionar y mucho nuestra calidad de vida si es muy intenso, es clave intentar prevenir su aparición, en este sentido la higiene vuelve a ser un aliado clave. La propia ducha es un buen canal de limpieza, así como los difusores de agua marina. Lo que hay que evitar es el uso de bastoncillos, que puede provocar daños en el conducto auditivo e incluso lesiones por abrasión (lo que aún facilitaría más la aparición del picor).


Seguir leyendo

Noticias

Evitar la otitis con tapones para el baño y la natación

Destacado

21 julio, 2020 tapones para el baño
Share

El verano está totalmente instalado en España y eso se nota en las temperaturas. Y ante el calor, la reacción más lógica y generalizada son los baños en piscinas y playas. No obstante, el agua puede ser el canal transmisor de una infección de oído y de la aparición de una molesta otitis, que casi siempre causa otalgia. En el siguiente post te explicamos las ventajas de utilizar tapones para el baño y la natación que eviten esa entrada de agua.

Este post es un clásico de cada verano. Pero si insistimos en la necesidad de proteger nuestros oídos del agua es porque la otitis del bañador u otitis del nadador es la común. Y la más generalizada: uno de cada tres españoles la sufren cada verano y de hecho es uno de los motivos de consulta más habituales en los centros de Atención Primaria durante la época estival.

Como indica el propio nombre, la otitis del bañista o el nadador es una molesta infección producida por la entrada de agua y humedad prolongada en el conducto auditivo externo. Por lo tanto, tampoco aquí hay secreto, el mejor consejo es la prevención: secarse bien los oídos con la punta de una toalla o una gasa tras el chapuzón. El doctor Juan Royo, uno de los expertos de la comunidad de salud auditiva Viviendo el Sonido, aconseja también los preparados en spray que secan la humedad del conducto auditivo y no dejan que se acumule el cerumen. No obstante, reconoce, “lo más efectivo es la utilización de tapones que se adapten bien a nuestros oídos y que eviten la entrada de agua”.

En GAES contamos con diferentes modelos de tapones para el baño y la natación. Los tapones más demandados por los aficionados y aficionadas a la natación son los moldes clásicos. Se trata de unos tapones hechos a la medida exacta de cada persona, hechos de material blando y ligero, lo que los hace muy cómodos de llevar, aparte de ser fáciles de insertar y retirar. Para los adultos, también contamos la Ear Band It Ultra, una banda ajustable de neopreno que se coloca en la cabeza tapando ambos oídos.

También para aquellos que son aficionados al buceo, GAES cuenta con las gafas de Buceo Proear 2000, que no solo evitan la entrada de agua, sino que incorporan protectores auditivos incorporados que permiten bucear igualando la presión que puede soportar el tímpano.

Tapones de baño para niños

Si hay unos amantes indiscutibles del agua en verano, esos son los más pequeños. Y para ellos y ellas, en GAES contamos con una línea infantil de tapones a medida y de diferentes colores: los Trendy Colors.

También para los niños hay una versión infantil de las Ear It Band, con tres medidas: pequeña (para niños de entre 1 y 3 años de edad), mediana (de 4 a 9 años) y grande (a partir de 10 años).

Seguir leyendo

Noticias

Seguir una dieta saludable durante el confinamiento para cuidar tu audición

Destacado

28 abril, 2020 dieta saludable para cuidar tu audición
Share

Una de las consecuencias del confinamiento actual es que la gran mayoría cocinamos y comemos en casa. Y por eso es una buena oportunidad para que sigas una dieta saludable que te gaga sentir mejor, que evite el sobrepeso y que, de paso, te cuide tu audición. Porque como demuestran diferentes estudios, comer bien supone oír mejor.

El Hospital Brigham and Women’s, en Boston (Estados Unidos), ha liderado diferentes investigaciones en los últimos años que vinculan una dieta equilibrada con una mejor audición. En 2018, un estudio publicado en la revista ‘Journal of Nutrition’, ofrecía datos ilustrativos tras analizar los hábitos alimenticios de 71 mil mujeres durante 22 años: aquellas féminas que seguían una dieta mediterránea o rica en frutas presentaban un 30% menos de probabilidades de sufrir una pérdida de audición moderada o grave.

Tan solo un año después, y publicada en el ‘American Journal of Epidemiology’, otra investigación del mismo hospital reveló que las mujeres cuya alimentación se adhería más estrechamente a los patrones dietéticos saludables comúnmente recomendados, como la dieta para detener la hipertensión (DASH), la dieta mediterránea alternativa (AMED) y el Índice Saludable Alternativo 2010 (AHEI-2010) tenían un riesgo sustancialmente menor de disminución de la sensibilidad auditiva.

Alimentos para cuidar tu audición

El otorrino Juan Royo, especialista de la comunidad de salud auditiva Viviendo el Sonido, también apuesta por una buena alimentación para proteger la audición: “En general se trata de seguir dietas que apoyan el consumo de alimentos antioxidantes, como las frutas y verduras. Los pescados y otros alimentos con Omega 3, las vitaminas, etc. Y, sobre todo, evitar el consumo abusivo de carnes rojas, grasas animales, quesos curados, exceso de sal y pastelería industrial”.

Compartimos contigo una cesta de la compra ideal para tu salud auditiva y la de los que viven contigo:

Ácido Fólico
La ingesta de ácido Fólico o vitamina B9, que podemos encontrar básicamente en los vegetales de hojas verdes y la levadura, reduce notablemente el riesgo de pérdida auditiva. De hecho, un estudio de la Academia Americana de Otolaringología demostró que la ingesta de ácido fólico en alimentos y suplementos alimenticios en hombres de más de 60 años reducía un 20% el riesgo de pérdida auditiva.

Ácidos grasos Omega 3
El pescado también tiene efectos beneficiosos para nuestro oído gracias a su elevado contenido de ácidos grasos Omega 3. Un estudio de la Universidad de Sídney concluyó que ingerir pescado al menos dos veces por semana se asociaba a una reducción del riesgo de padecer pérdida de audición del 42% en personas mayores de 50 años.

Vitamina A
Una de las grandes aliadas de la salud auditiva es la vitamina A, presente en los vegetales de hojas verdes. Lo reveló una investigación realizada en Japón con personas mayores.

Alimentos “protectores
Y completamos la lista con una serie de alimentos que nos ayudan a proteger nuestra audición:

  • Zanahorias y lácteos, ya que potencian la creación de barreras inmunes y anticuerpos.
  • Ciruelas (pasas y frescas) y melocotones, pues son ricas en zinc, lo que también redunda en la mejora de las defensas.
  • Judías, espárragos, guisantes, espinacas, berenjenas y ajos, todos ellos alimentos ricos en vitamina B1, que nos ayuda a regenerar las células del oído y de los nervios auditivos.

Seguir leyendo

Noticias

Cómo tratar la otitis serosa en niños

Destacado

28 enero, 2020 otitis serosa en niños
Share

Hemos abordado en varias ocasiones la relación entre resfriados y la aparición de otitis en niños. Los síntomas son bastante evidentes en el caso de la otitis media, dada la exudación o presencia de líquido en el oído. A veces, incluso causa fiebre y dolor (otitis media aguda). Pero hay que tener cuidado con la otitis serosa, pues no suele ir acompañada de infección, por lo que apenas muestra síntomas. Os explicamos cómo se detecta y cómo tratarla.

La otitis serosa es la otitis silenciosa. Y lo es porque apenas genera síntomas asociados, como ocurre con la otitis media: no se detecta infección, no hay dolor, ni fiebre ni tampoco supuración. La pista en este caso es siempre la misma: genera pérdida de audición mientras está vigente.

Esta asintomatología se convierte en el principal hándicap para detectar la otitis serosa en niños. Por eso conviene que los padres y familiares estén especialmente atentos a posible signos de que estos no oyen bien (la televisión, una conversación, en clase…). Precisamente el hecho de que no se detecte y afecte la capacidad auditiva de los más pequeños pude causarles problemas de desarrollo del lenguaje y hasta fracaso escolar.

Tratamiento de la otitis serosa en niño

El doctor Juan Royo, especialista de la comunidad de salud auditiva Viviendo el Sonido, señala que la otitis serosa es una enfermedad que no siempre requiere tratamiento. Es más, asegura, “en muchas ocasiones la curación es espontanea y la actitud más comúnmente aceptada es la de ‘la espera vigilada’, pero siempre con un seguimiento continuado del niño o niña”.

Royo recomienda a los padres estar atentos a posibles signos de alerta que hacen aconsejable que el niño sea visitado por el especialista:

• Cuando sospechamos que existe pérdida de audición.
• Cuando persiste más de 3 meses.
• Cuando hay sospecha de retraso en el lenguaje.
• Cuando hay síntomas que nos hacen dudar del diagnóstico.

Cuando la otitis serosa no desaparece por sí sola, la forma más habitual de enfrentarse a ella es la cirugía y la implantación de drenajes transtimpánicos, unos pequeños tubos que permiten la eliminación de esa mucosidad acumulada.

Seguir leyendo

Noticias

Diabetes y pérdida auditiva

17 diciembre, 2019 diabetes y pérdida de audición
Share

La diabetes mellitus tipo 2 afecta solo en España a más de 5 millones de personas. Se trata de una enfermedad que alterna los niveles normales de glucosa en sangre, causando diferentes síntomas. Pero no solo eso: la diabetes tiene una incidencia directa con la audición, aumentando el riesgo de pérdida de audición o de complicaciones en casos de otitis.

Un estudio elaborado por el National Centre for Rehabilitative Auditory Research señala que las personas con diabetes tienen el doble de posibilidades de padecer hipoacusia. De hecho, esta investigación señala que existe una correlación entre los niveles de glucosa en sangre y la pérdida auditiva como posible consecuencia. La diabetes puede provocar daños en la arteria que transporta la sangre hasta los oídos. Debido a su pequeño tamaño, los daños suelen producirse más rápidamente. Como consecuencia, la obstrucción en el oído, uno de los problemas más frecuentes en estos casos, deriva en distintas molestias: desequilibrio, zumbidos y pérdida auditiva, entre otras.

La investigación señala, además, que también las personas con prediabetes (aquellas que presentan niveles de azúcar en sangre por encima de los normales pero que no son tan altos como para diagnosticarle la enfermedad) tienen un mayor riesgo de tener pérdida de audición o problemas auditivos. En concreto, tienen un 30% más de posibilidades.

Diabetes y otitis

La diabetes no solo aumenta el riesgo de pérdida auditiva, sino que puede complicar las infecciones de oído. Según el doctor Juan Royo, especialista de la comunidad de salud auditiva Viviendo el Sonido, los diabéticos han de tomar precauciones adicionales en el caso concreto de la otitis externa, que es una afección del oído externo muy dolorosa pero de fácil tratamiento, y de curso benigno en la inmensa mayoría de los casos.

Royo señala que “si tienes intenso dolor de oído, acompañado de supuración, que se puede acompañar de dolor de cabeza, o pérdida de audición, etc., es importante que acudas sin demora al especialista, sobre todo si tu diabetes no está bien controlada. La posibilidad de una otitis externa complicada, de un tipo especial llamado ‘otitis externa maligna’, es factible y requiere un tratamiento precoz y correcto para lograr su control”.

Seguir leyendo

Noticias

Resfriados y otitis en niños

15 octubre, 2019 otitis en niños
Share

El otoño ya está instalado. Las temperaturas empiezan a bajar y aparecen los primeros resfriados y catarros. Los niños son siempre más vulnerables. Y el problema es que en ocasiones estos catarros acaban derivando en una infección del oído medio u otitis, que suele darse casi siempre en los tres primeros meses de vida de los pequeños.

Los resfriados suelen ser la puerta de entrada principal de las otitis. Según Juan Royo, doctor en otorrinolaringología y especialista de la comunidad auditiva Viviendo el Sonido, “es frecuente que con la llegada del frío, la faringitis, la gripe o un simple catarro vayan acompañados de rinitis e incluso de otitis”.

También las alergias e incluso el exceso de salivación por la dentición de los bebés pueden derivar en otitis. El hecho de que las otitis sean más frecuentes en bebés y niños pequeños se debe a que sus trompas de Eustaquio se obstruyen con más facilidad.

El doctor Royo recuerda que en el caso de los más pequeños, por ejemplo, es muy frecuente la aparición de la llamada otitis media serosa o secretora, que se caracteriza por la acumulación de moco en los oídos. “Aquí sí que hay riesgo de pérdida auditiva, con lo que proteger a los niños del frío para evitar resfriados o catarros es vital”, alerta el doctor Juan Royo.

Síntomas y tratamiento de la otitis

El principal síntoma de que un niño tiene otitis suele ser la presencia de exudado o líquido en el oído medio. En el caso de la denominada otitis media aguda, también aparece dolor o fiebre. Y si la presencia de líquido dura más de 3 meses se habla entonces de otitis media crónica.

Sobre el tratamiento, no suelen prescribirse antibióticos a no ser que el niño tenga menos de seis meses. La mayoría de doctores suelen prescribir analgesia a no ser que la infección se acompañe de fiebre alta.

Cómo prevenir la otitis

La mejor manera de prevenir y evitar este tipo de infección del oído medio en los más pequeños es intentar seguir una serie de consejos básicos:

  • Evitar la exposición al humo de tabaco, ya que facilita los procesos inflamatorios del aparato respiratorio.
  • Evitar los cambios bruscos de temperatura y la estancia prolongada en los pasillos de tiendas y supermercados donde se exponen los alimentos refrigerados y congelados. En esta misma línea, también es conveniente ventilar bien la casa, especialmente las habitaciones donde pasamos más horas, como los dormitorios o el salón.
  • Minimizar los cambios de altitud o de clima
  • Priorizar la lactancia materna por encima del uso de biberones.
  • Retirar el chupete lo antes posible, ya que el movimiento de succión genera presión sobre el oído.
  • Vacunarse frente al neumococo, ya que puede evitar las otitis causadas por este germen, que es la segunda causa de otitis bacteriana en la infancia.

Seguir leyendo

Noticias

Verbenas y ruido, mejor prevenir que curar

Destacado

2 julio, 2019
Share

El verano es sinónimo de vacaciones, de playa y montaña. Y de verbenas populares, ya que la mayoría de municipios suelen celebrar su fiesta mayor en la época estival. Buen momento pues para disfrutar, si bien insistimos de nuevo en hacerlo sin exponernos a ruidos muy elevados y de forma prolongada. La música o los fuegos artificiales pueden ser elementos de alto riesgo si no tomamos ciertas medidas.

Las verbenas siempre traen música y petardos, feria de atracciones y casetas. La combinación suele ofrecer un elevado nivel de decibelios. Por este motivo es importante disfrutar de las fiestas tomando distancia con estas fuentes acústicas.

Los petardos y fuegos artificiales son, sin duda, uno de los elementos de mayor riesgo para nuestro oído. De hecho, estar muy cerca del lugar de las detonaciones puede causar lesiones auditivas. No olvidemos que éstas pueden alcanzar hasta los 120 decibelios (dB), cifra considerada como umbral del dolor.

El ruido que generan los petardos casi siempre supera el límite recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que es de 65 dB. Así, un petardo destinado al público infantil puede alcanzar los 66 dB; uno de potencia moderada, unos 70-80 dB; y uno de potencia elevada puede oscilar entre los 80 y los 120 dB.

Ante el riesgo evidente de lesiones auditivas, toca subrayar de nuevo el consejo principal: más vale prevenir que curar. En este sentido, el doctor Juan Royo, otorrino colaborador de la comunidad Viviendo el Sonido, asegura que la mejor medida de prevención a la hora de tirar petardos es la distancia: “Cuántos más metros nos separen de la explosión, menor será el nivel de decibelios al que estaremos expuestos, reduciendo así las posibilidades de dañar nuestros oídos”. Otra medida eficaz es el uso de tapones específicos, ya que permiten reducir el impacto del ruido sobre nuestros oídos y minimizar de esta forma el riesgo de lesiones.

Alejarse de los altavoces, la solución más sencilla

Tomar distancia es también el mejor consejo en el caso de conciertos o discotecas al aire libre. El propio doctor Royo insiste en este aspecto: “A mayor distancia de la fuente de ruido, el efecto indeseable sobre la salud es menor porque los decibelios a los que nos exponemos también son menores”. En este sentido, la exposición prolongada a música con un volumen muy elevado puede causar pérdida auditiva y la presencia de pitidos en el oído a causa de la aparición de acúfenos. El especialista de Viviendo el Sonido alerta de que a mayor tiempo de exposición “mayor probabilidad de que el tinnitus sea permanente”.

Seguir leyendo