Noticias

Resfriados y otitis en niños

15 octubre, 2019 otitis en niños
Share

El otoño ya está instalado. Las temperaturas empiezan a bajar y aparecen los primeros resfriados y catarros. Los niños son siempre más vulnerables. Y el problema es que en ocasiones estos catarros acaban derivando en una infección del oído medio u otitis, que suele darse casi siempre en los tres primeros meses de vida de los pequeños.

Los resfriados suelen ser la puerta de entrada principal de las otitis. Según Juan Royo, doctor en otorrinolaringología y especialista de la comunidad auditiva Viviendo el Sonido, “es frecuente que con la llegada del frío, la faringitis, la gripe o un simple catarro vayan acompañados de rinitis e incluso de otitis”.

También las alergias e incluso el exceso de salivación por la dentición de los bebés pueden derivar en otitis. El hecho de que las otitis sean más frecuentes en bebés y niños pequeños se debe a que sus trompas de Eustaquio se obstruyen con más facilidad.

El doctor Royo recuerda que en el caso de los más pequeños, por ejemplo, es muy frecuente la aparición de la llamada otitis media serosa o secretora, que se caracteriza por la acumulación de moco en los oídos. “Aquí sí que hay riesgo de pérdida auditiva, con lo que proteger a los niños del frío para evitar resfriados o catarros es vital”, alerta el doctor Juan Royo.

Síntomas y tratamiento de la otitis

El principal síntoma de que un niño tiene otitis suele ser la presencia de exudado o líquido en el oído medio. En el caso de la denominada otitis media aguda, también aparece dolor o fiebre. Y si la presencia de líquido dura más de 3 meses se habla entonces de otitis media crónica.

Sobre el tratamiento, no suelen prescribirse antibióticos a no ser que el niño tenga menos de seis meses. La mayoría de doctores suelen prescribir analgesia a no ser que la infección se acompañe de fiebre alta.

Cómo prevenir la otitis

La mejor manera de prevenir y evitar este tipo de infección del oído medio en los más pequeños es intentar seguir una serie de consejos básicos:

  • Evitar la exposición al humo de tabaco, ya que facilita los procesos inflamatorios del aparato respiratorio.
  • Evitar los cambios bruscos de temperatura y la estancia prolongada en los pasillos de tiendas y supermercados donde se exponen los alimentos refrigerados y congelados. En esta misma línea, también es conveniente ventilar bien la casa, especialmente las habitaciones donde pasamos más horas, como los dormitorios o el salón.
  • Minimizar los cambios de altitud o de clima
  • Priorizar la lactancia materna por encima del uso de biberones.
  • Retirar el chupete lo antes posible, ya que el movimiento de succión genera presión sobre el oído.
  • Vacunarse frente al neumococo, ya que puede evitar las otitis causadas por este germen, que es la segunda causa de otitis bacteriana en la infancia.

Seguir leyendo

Noticias

Cómo mejorar el tratamiento de la otitis infantil

1 marzo, 2017 otitis media secretora infantil
Share

Los datos que avalan la necesidad de mejorar el tratamiento y el diagnóstico de la otitis media secretora infantil son ilustrativos: hasta un 90% de los niños y niñas la desarrollan antes de la edad escolar, sufriendo cuatro episodios anuales por término medio. Además, la Organización Mundial de la Salud (OMS) la sitúa como la causa más frecuente de hipoacusia y sordera infantil en los países desarrollados. Por este motivo, la Comisión para la Detección Precoz de la Sordera Infantil (CODEPEH) ha realizado una amplia revisión de la literatura científica existente sobre la materia y ha elaborado una guía con recomendaciones para una correcta actitud clínica ante este tipo de otitis.

Seguir leyendo

Noticias

Resfriados y otitis infantil

30 octubre, 2014 otitis media secretora infantil
Share

Las temperaturas empiezan a descender y el frío se acerca. Y con él, los resfriados, que son un clásico sobre todo en los más pequeños. Una afección que, al igual que la gripe, puede derivar en una infección del oído medio u otitis, que suele darse casi siempre en los tres primeros años de vida y que afecta a casi todos los niños y niñas. La prevención vuelve a ser en este caso la mejor aliada para evitar o minimizar este problema tan común. Y tan molesto.

Seguir leyendo