Noticias

Pérdida de audición a causa del Síndrome de Ménière

Destacado

3 diciembre, 2019 Síndrome de Ménière causa pérdida de audición
Share

Tres de cada mil españoles sufren el Síndrome de Ménière, una patología crónica del oído interno aún bastante desconocida. Esta enfermedad, que se caracteriza por provocar pérdida de audición, vértigo, sensación de presión en el oído y zumbidos, no tiene cura de momento. En el siguiente post te damos más detalles sobre la sintomatología y los tratamientos de esta patología.

El Síndrome de Ménière tiene una incidencia directa en el oído interno, donde provoca un aumento del líquido endolinfático, ocasionando diferentes síntomas recurrentes, entre ellos, la hipoacusia o pérdida temporal de audición.

El doctor Juan Royo, otorrino especialista de la comunidad de salud auditiva online Viviendo el Sonido, remarca que esta patología afecta habitualmente a un solo oído, aunque en ocasiones puede ser bilateral. En cuanto a la hipoacusia que provoca el Síndrome de Ménière, Royo señala cuatro elementos distintivos:

  • Es una hipoacusia de tipo neurosensorial o de percepción (por afectación del oído interno)
  • Es fluctuante, de forma que empeora con las crisis de vértigo y mejora cuando desaparece la crisis.
  • Suele afectar más a las frecuencias graves.
  • Con el tiempo se hace permanente, empeorando con cada crisis de vértigo.

La Enfermedad de Ménière puede afectar a cualquier paciente, si bien se presenta más habitualmente entre los 20 y los 50 años.

Cómo tratar la enfermedad de Ménière

Cómo señalábamos en la introducción, todavía no hay una cura definitiva para el Síndrome de Ménière, por lo que el tratamiento combina la terapia médica y la de comportamiento. Los fármacos, el control de la dieta, la reducción de la ingesta de sal, la mejora de los hábitos alimentarios y el control de los estados de ansiedad, son medidas recomendadas. La buena noticia es que estos tratamientos tienen un efecto positivo en el control y alivio de los síntomas de esta patología en un 85% de los pacientes.

Seguir leyendo

Noticias

La audiometría tonal y la verbal

Destacado

19 noviembre, 2019 otorrrinos recomiendan realizarse revisión auditiva
Share

Las revisiones auditivas son un elemento clave para prevenir posibles problemas de pérdida de audición. Y de las pruebas que conforman estas revisiones, la audiometría es la principal, pues sirve para medir la capacidad que tenemos para oír sonidos. La audiometría puede ser tonal o verbal. Te explicamos en este post en qué consisten y para qué sirven.

Las audiometrías siempre son pruebas rápidas e indoloras, aparte de ofrecer un diagnóstico preciso de nuestra capacidad auditiva. La primera de las pruebas que se realiza en una revisión auditiva es una otoscopia, que sirve para comprobar que no hay tapones de cerumen, inflamaciones internas, supuraciones o perforaciones. A continuación, se practica ya una primera audiometría: la tonal por vía aérea. Esta prueba se realiza con un audímetro, que emite sonidos a diferentes frecuencias e intensidades. El objetivo es conocer qué niveles de sonido percibe la persona que está realizando la prueba, que se encuentra en una cabina insonorizada diseñada para evitar la interferencia de otros sonidos o ruidos externos.

El siguiente paso es la realización de una audiometría tonal, en este caso por vía ósea, que permite medir la capacidad de audición del oído interno. En este caso la respuesta a los sonidos se registra a través de un vibrador que se coloca detrás de la oreja, en la región conocida con el nombre de mastoides.

Distinguir palabras a diferente volumen de sonido

La revisión auditiva se completa una audiometría verbal o vocal. Esta prueba permite al especialista evaluar la capacidad de distinguir una serie de palabras simples a diferenes volúmenes a través de unos auriculares. El objetivo en este caso es comprobar el nivel de audición con inteligibilida.

La revisión se completa con una prueba del umbral de molestia de cada persona.

Los especialistas insisten en la necesidad de someterse a este tipo de revisiones auditivas de forma periódica, especialmente a partir de los 50. En estos casos, cualquier indicio de pérdida auditiva es importante que se contraste para evitar, o al menos frenar, algunos procesos de deterioro que pueden ser bastante rápidos. Los interesados e interesadas pueden pedir cita online o bien llamar al teléfono 900 37 40 20.

Seguir leyendo

Noticias

Hipoacusia neurosensorial

Destacado

12 noviembre, 2019 personas mayores y pérdida auditiva
Share

La hipoacusia neurosensorial supone una pérdida auditiva que puede deberse a dos problemas diferentes: pérdida sensorial que afecta al oído interno o bien al nervio auditivo. En ambos casos, el sonido se transmite correctamente a través del oído externo y medio. La limitación se localiza en el oído interno. En el siguiente post te explicamos con más detalles qué es la hipoacusia neurosensorial y cómo tratarla.

La causa principal de la pérdida de audición neurosensorial es, como señalábamos, el daño que sufren las células ciliadas o las terminaciones nerviosas de la cóclea. El resultado es una reducción en la percepción de la intensidad y calidad de sonido.

La causa principal de la hipoacusia neurosensorial es el envejecimiento, que afecta a las células ciliadas. Pero la edad no es el único factor. Este tipo de pérdida auditiva puede ser también congénita y detectarse desde el nacimiento, ya sea por carga hereditaria o por un desarrollo anormal en las etapas de gestación del feto.

Otros factores adquiridos que pueden desembocar en hipoacusia neurosnesorial, aparte de la citada de la presbiacusia, pueden ser los traumatismos, la exposición a ruidos elevados, el síndrome de Ménière y la meningitis. También los medicamentos ototóxicos pueden desencadenar este tipo de pérdida auditiva.

Síntomas y tratamiento de la hipoacusia neurosensorial

Una pérdida de audición neurosensorial se nota porque el afectado o afectada tiene problemas para entender el habla, incluso cuando ésta suena lo suficientemente alta. Si esta hipoacusia se padece en un solo oído puede generar problemas para localizar de donde provienen los sonidos o para oír un ruido de fondo.

Una vez confirmado el diagnóstico, los audífonos suelen ser la solución auditiva más recomendada cuando solo hay afectado un oído y la afectación es leve o moderada. Si es profunda, es posible que la solución pase por un implante osteointegrado, que traslada el sonido directamente al oído interno en forma de vibraciones y sin forzar el conducto auditivo.

Seguir leyendo

Noticias

Qué es una timpanometría y para qué sirve

8 octubre, 2019 ansaa
Share

Una timpanometría es una prueba clínica que mide la condición del oído medio y (de ahí su nombre) la movilidad del tímpano y los huesecillos conductores del oído. Esta medición se realiza creando variaciones de presión de aire en el canal auditivo. Se trata de una prueba que debe realizarse y analizare en conjunto con una auditometría. En el siguiente post te explicamos más sobre qué es la timpanometría y para qué sirve.

Es importante destacar que la timpanometría no es una prueba de audición. Es decir, los resultados obtenidos no sirven para determinar la capacidad auditiva, sino que evalúan la resistencia que opone la membrana timpánica al paso de las ondas sonoras. Esta resistencia se conoce como impedancia acústica.

La timpanometría estudia precisamente esta impedancia en el tímpano. De esta forma, mediante el aumento o disminución de la presión en el conducto auditivo externo se puede comprobar si hay posibles lesiones o patologías, como pueden ser las otitis seromucosas o algunas alteraciones de las trompas de Eustaquio, de la membrana timpánica o de la cadena osicular o de huesecillos (martillo, estribo y yunque).

La timpanomatría es una prueba indolora. Antes de realizarla se suele realizar una otoscopia (examinación del oído con un otoscopio). Luego se introduce el timpanómetro o impedanciómetro en el canal auditivo, que lo que hace es cambiar la presión del aire y hace que el tímpano se mueva de un lado a otro. Los diferentes resultados quedan registrados en gráficas llamadas timpanogramas. Insistimos en que es una prueba indolora. La única pequeña molestia pueden ser los sonidos que se emiten, que en ocasiones pueden ser altos.

Timpanometría en niños

Al ser no invasiva y realizarse en menos de un minuto, la timpanometría se puede realizar desde las primeras horas de nacimiento, como señala Juan Royo, otorrinolaringólogo y especialista de la comunidad de salud auditiva Viviendo el Sonido. Un buen ejemplo de la utilidad de estas pruebas en niños y niñas la encontramos en las revisiones auditivas que audioprotesistas de GAES realizan a los niños y niñas de los campamentos saharauis cada verano. El objetivo es realizar un primer screening auditivo, consistente en una videootoscopia, timipanometría y audiometría adaptada a la edad de cada pequeño, para descartar así cualquier pérdida auditiva

Seguir leyendo

Noticias

Qué es la otoesclerosis y cómo tratarla

Destacado

3 septiembre, 2019 otosclerosis
Share

La otosclerosis (del griego otós: oído + sklerós: endurecimiento) es una patología que se caracteriza por el crecimiento anormal del hueso esponjoso que crece en la cavidad del oído medio. Este crecimiento impide que los huesos del oído vibren en respuesta a las ondas sonoras. Estas vibraciones se necesitan para que pueda oír. La otoesclerosis es la causa más frecuente de pérdida de audición en el oído medio en adultos jóvenes. En este post te explicamos los síntomas y cómo tratar este enfermedad.

La otosclerosis es una patología genética que afecta al 1% de la población y que es más frecuente en mujeres (casi duplica la incidencia). El síntoma principal y más frecuente de esta enfermedad es, como señala el doctor Juan Royo, de la comunidad Viviendo el Sonido, la pérdida auditiva o hipoacusia, “que suele comenzar siendo de transmisión, en cuyo momento, se suele aconsejar una intervención quirúrgica llamada estapedectomía o estapedotomía. También es una alternativa la adaptación de audífonos o prótesis auditivas.

Con esta intervención quirúgica se logra recuperar la audición en más del 95% de las ocasiones, si bien el doctor Royo advierte de que “no debemos olvidar que la enfermedad sigue su curso, y con los años la pérdida auditiva podrá volver por las lesiones del oído interno“.

Otosclerosis y acúfenos

Otro síntoma relacionado con la otosclerosis son los pitidos o zumbidos en los oídos. Hablamos en estos casos de acúfenos y, cómo reconoce el doctor Royo, el tratamiento ya no depende de la cirugía. En estos casos el tratamiento indicado para mitigar los efectos del tinnitus es la Terapia de Reentrenamiento del Tinnitus (TRT), que presenta una eficacia probada en el 85% de los casos. Esta terapia para tratar los acúfenos no se basa en enmascarar o camuflar los pitidos o zumbidos, sino que se centra en la habituación. Desarrollado por el doctor Pawel Jastreboff, este tratamiento lleva aplicándose desde hace 25 años con el objetivo de que el paciente se acostumbre a ese sonido hasta que deje de ser consciente de oírlo.

La TRT se presenta como el método más efectivo para calmar los efectos de los acúfenos, con un porcentaje de éxito del 85%. De esta forma, y en un plazo de entre 9 y 18 meses, los afectados recuperan la calidad de vida perdida.

Seguir leyendo

Noticias

Qué es y cómo tratar la hipoacusia transmisiva

Destacado

9 julio, 2019 implante osteintegrado
Share

La hipoacusia se revela como una deficiencia registrada en la capacidad auditiva de las personas. Y entre los diferentes tipos existentes figura la denominada hipoacusia conductiva o transmisiva. Este tipo de pérdida de audición se caracteriza por afectar al oído externo y medio. En el siguiente post te explicamos cuáles son sus síntomas y cómo tratarla.

Para hacernos una idea bastante muy aproximada de lo que representa de una hipoacusia transmisiva basta con que nos tapemos un oído. Y es que este tipo de pérdida de audición se caracteriza porque impide que las ondas sonoras pasen al oído interno. Cuando este impedimento afecta a los dos oídos, hablamos de una hipoacusia conductiva bilateral.

No hay una sola causa para que aparezca una pérdida de audición de este tipo. Hay diferentes factores que pueden influir: desde infecciones del oído medio (otitis media), a tumores benignos (colesteatomas) pasando por tímpanos perforados, traumatismos y malformaciones del oído medio y externo.

Implantes osteointegrados para hipoacusias moderadas y graves

La hipoacusia transmisiva puede ser leve, moderada o graves. Y será en función de esta afectación que el especialista recomendará a los afectados la mejor solución auditiva. En el caso de hipoacusias conductivas leves, el audífono puede ser de gran ayuda, si bien en los casos moderados o graves la recomendación suelen ser los implantes osteointegrados, en los que el implante convierte el sonido en vibraciones que se envían al oído interno a través del hueso.

También en los casos de hipoacusia transmisiva leve el implante osteointegrado puede ser la mejor solución, sobre todo en casos en que los afectados o afectadas padecen una malformación en el oído o bien sufren infecciones de oído recurrentes.

La hipoacusia mixta

En aquellos casos en los que se produce una combinación de hipoacusia conductiva y neurosensorial, hablamos de hipoacusia mixta. Este tipo de pérdida auditiva implica que hay daños tanto en el oído externo o medio como en el oído interno. Las personas afectadas oyen los sonidos más bajos de volumen y les cuesta más entenderlos. En este caso las causas hay que buscarlas en factores genéticos o en la sobreexposición a ruidos altos. Y en cuanto a la mejor solución, o la más recomendada, los implantes osteointegrados vuelven a ser la primera opción.

Seguir leyendo

Noticias

Verbenas y ruido, mejor prevenir que curar

Destacado

2 julio, 2019
Share

El verano es sinónimo de vacaciones, de playa y montaña. Y de verbenas populares, ya que la mayoría de municipios suelen celebrar su fiesta mayor en la época estival. Buen momento pues para disfrutar, si bien insistimos de nuevo en hacerlo sin exponernos a ruidos muy elevados y de forma prolongada. La música o los fuegos artificiales pueden ser elementos de alto riesgo si no tomamos ciertas medidas.

Las verbenas siempre traen música y petardos, feria de atracciones y casetas. La combinación suele ofrecer un elevado nivel de decibelios. Por este motivo es importante disfrutar de las fiestas tomando distancia con estas fuentes acústicas.

Los petardos y fuegos artificiales son, sin duda, uno de los elementos de mayor riesgo para nuestro oído. De hecho, estar muy cerca del lugar de las detonaciones puede causar lesiones auditivas. No olvidemos que éstas pueden alcanzar hasta los 120 decibelios (dB), cifra considerada como umbral del dolor.

El ruido que generan los petardos casi siempre supera el límite recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que es de 65 dB. Así, un petardo destinado al público infantil puede alcanzar los 66 dB; uno de potencia moderada, unos 70-80 dB; y uno de potencia elevada puede oscilar entre los 80 y los 120 dB.

Ante el riesgo evidente de lesiones auditivas, toca subrayar de nuevo el consejo principal: más vale prevenir que curar. En este sentido, el doctor Juan Royo, otorrino colaborador de la comunidad Viviendo el Sonido, asegura que la mejor medida de prevención a la hora de tirar petardos es la distancia: “Cuántos más metros nos separen de la explosión, menor será el nivel de decibelios al que estaremos expuestos, reduciendo así las posibilidades de dañar nuestros oídos”. Otra medida eficaz es el uso de tapones específicos, ya que permiten reducir el impacto del ruido sobre nuestros oídos y minimizar de esta forma el riesgo de lesiones.

Alejarse de los altavoces, la solución más sencilla

Tomar distancia es también el mejor consejo en el caso de conciertos o discotecas al aire libre. El propio doctor Royo insiste en este aspecto: “A mayor distancia de la fuente de ruido, el efecto indeseable sobre la salud es menor porque los decibelios a los que nos exponemos también son menores”. En este sentido, la exposición prolongada a música con un volumen muy elevado puede causar pérdida auditiva y la presencia de pitidos en el oído a causa de la aparición de acúfenos. El especialista de Viviendo el Sonido alerta de que a mayor tiempo de exposición “mayor probabilidad de que el tinnitus sea permanente”.

Seguir leyendo

Noticias

¿Qué es un neurinoma del acústico? Conoce causas y soluciones

Destacado

28 mayo, 2019 neurinoma-del-acustico
Share

El neurinoma del acústico es un tumor no canceroso (benigno) que se genera en el nervio craneal que va desde el cerebro hasta el oído interno y que controla el equilibrio y la audición. Este trastorno, también llamado ‘schwannoma vestibular’, suele causar tinnitus en un solo oído y provocar también pérdida auditiva. En este post os explicamos sus síntomas y cómo tratarlo.

Seguir leyendo

Noticias

‘Tranquilidad Plus’, el mejor seguro para tus audífonos

Destacado

21 mayo, 2019 el mejor seguro para tus audífonos
Share

Los audífonos son una de las soluciones auditivas más utilizadas por personas con pérdida de audición. Y atendiendo a su rendimiento y eficacia, se convierten en un accesorio imprescindible para la mayoría de ellos y ellas. Por este motivo, contar con un seguro que cubra posibles roturas o daños accidentales es clave para que sus usuarios se despreocupen en caso de algún tipo de incidencia. En este post te explicamos en qué consiste el seguro para tus audífonos ‘Tranquilidad Plus’, cuyo nombre ya da muchas pistas de lo que supone.

Seguir leyendo

Noticias

La OMS insta a limitar el volumen máximo de los reproductores de música

Destacado

30 abril, 2019 jóvenes y auriculares
Share

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha subrayado en rojo la necesidad de concienciar a los adolescentes y jóvenes sobre su salud auditiva. Los datos avalan esta preocupación: Según esta entidad, 1.100 millones de personas de entre 12 y 35 años -lo que representa casi a la mitad de este colectivo- se exponen a un nivel de ruido excesivo que afecta a su capacidad auditiva. Y esta exposición está muy ligada al uso de auriculares conectados a reproductores de música. Por este motivo, la OMS insta a limitar, desde fábrica, el volumen máximo de estos dispositivos.

Seguir leyendo