Noticias

Consejos para una mejor comunicación con personas con pérdida auditiva

Destacado

1 diciembre, 2020 Decálogo con consejos para mejorar la comunicación
Share

Las personas con pérdida de audición deben hacer un mayor esfuerzo por seguir conversaciones y disfrutar de diálogos ágiles. El problema se hace más evidente en determinadas condiciones ambientales (por exceso de ruido de fondo, básicamente) y sociales (sus interlocutores hablan mientras comen o fuman o bien miran hacia otro lado mientras charlan). Por este motivo, GAES ha elaborado un Decálogo con consejos para mejorar la comunicación con estas personas.

Los diez consejos de GAES para mejorar la comunicación pretenden especialmente facilitar el diálogo en los casos en los que conversemos con personas mayores y no sepamos si tienen pérdida auditiva.

Este decálogo para facilitar la fluidez y comprensión de las conversaciones se ha hecho público coincidiendo con un agravante más para las personas con pérdida de audición: el uso obligatorio de mascarillas para prevenir el contagio de la Covid-19 ha dificultado aún más la interacción interpersonal, pues este accesorio reduce el volumen y la claridad de voz.

El Decálogo con consejos para mejorar la comunicación de GAES ofrece estas recomendaciones:

  1. Es aconsejable bajar el ritmo y vocalizar con mayor claridad para facilitar la comprensión, pero no de forma exagerada, y siempre siguiendo un ritmo tranquilo
  2. Repite lo que has dicho si ves que no se ha entendido, utilizando palabras sencillas y directas y huyendo de tecnicismos. 
  3. Cuando hablemos con alguien con problemas auditivos, lo más recomendable es mirarlo siempre directamente, para así evitar que el sonido se desvíe y asegurar que el mensaje le llega de forma correcta. 
  4. Si en la comunicación hay más de dos personas implicadas, hay que respetar los turnos e indicar quién va a intervenir en cada momento. 
  5. No comer ni fumar mientras se esté hablando ayudará a que el mensaje llegue de forma más clara. 
  6. El lenguaje corporal puede dar muchas pistas acerca de lo que se quiere expresar en una frase o en una conversación. Por este motivo, es importante poder apoyarse en gestos sencillos
  7. Las videollamadas son una buena alternativa a la hora de mantener una conversación a distancia. Los interlocutores suelen estar en casa o en espacios en los que no están acompañados, lo que no hace necesaria la mascarilla. Esto permite la lectura de labios, facilitando así la comunicación. 
  8. Eliminar el ruido de fondo como, por ejemplo, los producidos por un electrodoméstico, puede contribuir también a mejorar, ya que así evitamos interferencias y minimizamos las posibilidades de que lo que estamos diciendo llegue distorsionado. Además, la tecnología actual de los audífonos nos permite eludir en gran medida el ruido ambiental gracias a los supresores de ruido, las voces se escuchan de un modo mucho más claro. 
  9. Hoy en día muchos de los problemas auditivos tienen solución. Lo más importante es acudir al especialista en cuanto aparezcan las primeras señales que nos indiquen que puede existir alguna dificultad auditiva. 
  10. En este sentido, los centros de GAES, una marca Amplifon, cuentan con los mejores especialistas para llevar a cabo una completa revisión de la audición, además de poner al alcance de sus clientes un amplio abanico de posibilidades para tratar cada problema auditivo en concreto de la forma más adecuada. 

Evitar el aislamiento de las personas con pérdida auditiva

Este decálogo de GAES, al facilitar la comunicación con personas con pérdida de audición, minimiza el riesgo de que éstas se aíslen socialmente al no poder relacionarse de forma fluida con los demás. Diversos estudios han alertado sobre cómo la pérdida auditiva puede conducir a situaciones de autoconfinamiento y limitación de relaciones personales, que acaban afectando a nuestro estado de ánimo y también a nuestra capacidad cognitiva.

Seguir leyendo

Noticias

La pérdida auditiva aumenta el riesgo de aislamiento social

22 mayo, 2018 presbiacusia-perdida-auditiva
Share

Una de cada tres personas mayores de 60 años tiene pérdida auditiva. El porcentaje se sitúa en la mitad de la población cuando hablamos de hombres y mujeres de más de 85. No obstante, la presbiacusia puede tratarse y, en este sentido, es clave buscar soluciones para evitar situaciones de peligro, problemas de autoestima y frustración y también aislamiento social. Varios estudios alertan de este último factor.

Seguir leyendo