Noticias

Acúfenos y estrés

Destacado

6 agosto, 2019
Share

Muchas personas están a punto de iniciar este mes de agosto sus vacaciones. Y lo harán con el deseo de dejar atrás el estrés del día que, en algunos casos y según la intensidad, puede afectar de forma notable su salud. A problemas ya conocidos como el insomnio o la ansiedad se le puede unir también la aparición de pitidos en el oído. En este post te explicamos la relación entre acúfenos y estrés.

Aunque siguen sin conocerse las causa que origina los acúfenos, un nuevo estudio realizado en 2016 por el Centro de Audición y Sordera de la Universidad de Buffalo, en Estados Unidos, abrió una nueva puerta en este sentido. Y es que a través de resonancias magnéticas funcionales los investigadores constataron que la actividad anómala subyacente en el tinnitus también aparecía en la amígdala. Y esto es relevante porque se trata de la parte del cerebro que asigna emociones a nuestras percepciones.

Richard Salvi, uno de los autores del estudio, recuerda que “muchos pacientes informan que comenzaron a experimentar zumbidos en los oídos (acúfenos o tinnitus) tras sufrir un periodo de gran ansiedad o estrés. Por eso, y tras este hallazgo, pensamos que no sólo la pérdida de audición es relevante, sino que existen también factores emocionales en conjunción con los factores auditivos”.

Otros estudios también han analizado la relación entre el tinnitus y el estrés. Es el caso del realizado por tres investigadores alemanes y publicado en el portal Frontiers, que en 2012 encontró una correlación directa entre la gravedad de ambas situaciones. Según sus resultados, los que sufrían los mayores niveles de estrés en la mayoría de los casos también tenían la percepción de tinnitus más severa o habían sufrido tinnitus por más tiempo. El estudio se llevó a cabo usando la Escala de Depresión, Ansiedad y Estrés (DASS, por sus siglas en inglés), e incluyó a 196 sujetos de edades entre 20 y 60 años.

El mejor tratamiento contra los acúfenos

En muchas ocasiones, ya sea inducido por ruido o por una situación de estrés, los pitidos en los oídos que caracterizan a los acúfenos desaparecen al cabo de unos días. No obstante, hay veces en que el tinnitus se convierte en algo permanente. En estos casos se suele recurrir a tratamientos para enmascarar los ruidos y habituarse a ellos, como es la Terapia de Reentrenamiento del Tinnitus (TRT), que es la más efectiva de todas.

El objetivo final de esta terapia es que el paciente se acostumbre a ese sonido hasta que deje de ser consciente de oírlo. Y la realidad es que funciona. De hecho, se presenta como el método más efectivo para calmar los efectos de los acúfenos, con un porcentaje de éxito del 85%. De esta forma, y en un plazo de entre 9 y 18 meses, los afectados recuperan la calidad de vida perdida.

Seguir leyendo

Noticias

Convivir con los acúfenos o tinnitus

15 mayo, 2018 convivir con acúfenos
Share

Los acúfenos crónicos no tienen cura actualmente. Pero eso no quiere decir que no podamos minimizar sus efectos, sobre todo los molestos pitidos o zumbidos en los oídos que tanto condicionan la vida de quiénes los padecen. Hábitos de vida saludables y un tratamiento de habituación adecuado mediante la Terapía de Reentrenamiento del Tinnitus (TRT) son claves para conseguir convivir con el tinnitus.

Seguir leyendo

Noticias

La Terapia TRT, el mejor tratamiento contra los acúfenos

16 noviembre, 2017
Share

Aunque no se haya sufrido nunca, es fácil imaginar la molestia que supone escuchar un pitido o zumbido en el oído de forma constante, día y noche. Se calcula que el 8% de la población convive con este trastorno llamado tinnitus o acúfenos y para el que, de momento, no hay cura ni fármaco que lo remedie. Por suerte hay un tratamiento que se ha demostrado efectivo para mitigar sus efectos y calmar a los afectados: la Terapia de Reentrenamiento del Tinnitus (TRT), que presenta una eficacia probada en el 85% de los casos.

Seguir leyendo

Noticias

“Controlar los acúfenos me ha cambiado la vida”

19 noviembre, 2015 acúfenos
Share

Brugués Meca cumple hoy 29 años. Es una chica de vitalidad contagiosa y sonrisa fácil. Vive en Barcelona, es interiorista y le apasiona viajar. Y tiene acúfenos, lo que no le impide llevar una vida completamente normal gracias a la terapia de habituación. No obstante, al principio no fue así. Para nada. El desconocimiento de esta patología, el miedo al rechazo y la falta de un tratamiento efectivo fueron una carga muy pesada.

¿Cuándo aparece el tinnitus en tu vida?
Que yo sea consciente, a los trece años. Ya de muy pequeña, con tres años, tuve una infección de oído que me provocó pérdida de audición, pero los pitidos no empezaron hasta diez años después, cuando empecé a notar el zumbido constante. Lo notaba sobre todo por la noche y eso empezó a generarme ansiedad, porque no se iba y no podía controlarlo.

¿Y cómo reaccionaste?
La verdad es que seguramente por la edad no supe afrontarlo bien, porque para mí era un complejo. Cómo además tengo un carácter un poco orgulloso, pues no lo decía. Y eso que en clase había compañeros que me decían ‘oye, ¿que no me oyes? ¿estás sorda o qué?’.Y la verdad es que fue duro y tuve que ser fuerte para que de cara a la galería pareciese todo normal. No querían que me viesen como alguien diferente. Ahora, claro, no lo veo así.

¿El tinnitus afectó tu rendimiento escolar?
La verdad es que sí. Me ralentizó mucho. Sentía el pitido y no podía concentrarme en las clases y lo que decía el profesor. Muchas veces tenía que salir del aula e irme al lavabo. Desde luego no era la mejor manera de aprender.

¿Y los especialistas que te trataron no te dieron ninguna solución?
La verdad es que yo no descubrí que había una terapia efectiva de habituación hasta que me hablaron de GAES. Pero pasó mucho tiempo y muchas noches de ansiedad, llorando y diciéndoles a mis padres que qué era aquello, que lo pasaba fatal. Y claro, imaginarme toda la vida así…Por suerte, la terapia y el poder controlar los acúfenos me cambió la vida.

Vaya, que hubo un antes y un después de empezar con la terapia…
Totalmente. Antes era una Brugués insegura en muchos aspectos… Me emociono al recordarlo, pero es que lo pasé mal…  Después he sido una Brugués fuerte, muy segura. Y ahora estoy encaminando mi vida. Me ha aportado una seguridad brutal en mi misma.

Cuándo empezaste con la terapia de habituación, ¿notaste mejoría rápidamente?
Yo recomiendo tener un poco de paciencia. No es algo inmediato. No es como una pastilla que te la tomas y notas el efecto al cabo de unos minutos. Pero la verdad es que la terapia funciona, y más si la complementas con una vida sana, con ejercicio y dieta.  Lo que sí fue rápido en mi caso fue el resultado con la terapia centrada en sonidos, que te ayuda a habituarte a determinados ruidos para que no se te dispare el acúfeno y el pitido en el oído.

Uno de los problemas de los acúfenos es que la gente no sabe lo que es…
La verdad es que a raíz de que yo he hecho pública mi situación, mucha gente ha contactado conmigo por diferentes vías diciéndome que a ellos y ellas les pasaba lo mismo. Y claro, no sabían que tenían tinnitus. Por eso creo que es clave dar a conocer este problema.

Y es importante que se traten, que hagan la terapia, que vean que hay solución.
Por supuesto. Tiene solución y han de saberlo. Es cierto que no tiene cura y no se quita, evidentemente, pero con la terapia sí que reduces la molestia de los pitidos y zumbidos en el oído hasta un punto que no los oyes. Y eso para la gente que lo sufre, es mucho…

¿Qué consejo le darías a una persona que padece tinnitus o que tiene un hijo o familiar que los sufre?
Lo primero, que acuda a un centro especializado y empiece con la terapia. Porque saber que hay una forma de calmar esa sensación es básico y muy importante. La terapia funciona y te hace recuperar calidad de vida, sentirte mejor y más seguro. Tienes menos estrés y ansiedad. Y eso es vivir mejor, sin duda.

 

Seguir leyendo