Noticias

Las consultas por problemas auditivos aumentan un 10% a causa de la Covid-19

Destacado

17 noviembre, 2020 covid-19 y problemas auditivos
Share

Uno de los múltiples efectos de la pandemia de la Covid-19 está siendo el aumento de consultas relacionadas con problemas auditivos. Según datos registrados en nuestros centros GAES, este incremento es ya de un 10%. La dificultad de escuchar correctamente a causa del uso de mascarillas es uno de los motivos principales que explican esta inquietud.

Ante este incremento de consultas por problemas auditivos, la compañía ha hecho una encuesta para tener detalles al respecto. Y según este sondeo, el 45% de las personas de entre 70 y 80 años afirma tener ahora una mayor dificultad de compresión, ya que, insisten, el uso de la mascarilla reduce el volumen y la claridad de la voz.

En esta misma encuesta, en la que han participado personas con pérdida auditiva y que no llevan audífonos, se preguntó también por los motivos que pueden derivar en esta peor comprensión: casi la mitad de los clientes -el 48%- afirmó que tanto la distorsión del sonido provocado por la mascarilla como el no poder ver la boca de la persona con la que conversan son las principales causas. El propio Juan Royo, doctor en otorrinolaringología y especialista en la comunidad Viviendo el Sonido, pone datos a este condicionante: “Las mascarillas pueden llegar a reducir el volumen entre 4 y 12 decibelios. Todo depende del material con el que estén hechas“.

Las mascarillas transparentes transmiten peor el sonido

Otro problema añadido para las personas con pérdida auditiva severa es que las mascarillas convencionales les impiden leer los labios. Por tanto, las mascarillas con frontal transparente se presentan como la mejor solución. El problema de esta alternativa es que según un estudio llevado a cabo por el Illinois Augmented Listening Laboratory, este tipo de mascarillas, al ser menos transpirables, también transmiten peor el sonido.

Problemas auditivos tras pasar el coronavirus

Algunas de las consultas registradas durante la pandemia en los centros GAES también tienen que ver con dudas acerca de síntomas y efectos de la Covid-19 en la salud auditiva. Diferentes estudios han concluido que en algunos casos el coronavirus ha derivado en acúfenos (pitidos en el oído) y pérdida de audición. Además, un informe de médicos británicos reportó en la revista especializada ‘BMJ Case reports‘, el primer caso de pérdida auditiva permanente repentina.

Seguir leyendo

Noticias

Sentir presión en el oído podría ser un síntoma asociado al coronavirus

Destacado

19 mayo, 2020 presión oídos puede ser indicio de coronavirus
Share

Un estudio realizado por el King’s College de Londres sugiere que la pérdida del olfato y el gusto es un índicio claro para un diagnóstico positivo de la COVID-19. A esta sintomatología se le une ahora la posibilidad de que sentir una excesiva presión en el oído también podría asociarse al coronovarius.

El sentido de la audición no se señalaba hasta ahora como uno de los afectados por el coronavirus, pero algunos estudios recientes sugieren que una excesiva presión en los oídos puede ser uno de los síntomas de la Covid-19.

Debido a que muchos de los síntomas del coronavirus son similares a los de la gripe común, es muy probable que esta presión del oído esté causada por la obstrucción de la trompa de Eustaquio . Esta alteración es la que provoca sensación de plenitud y presión en el oído, percibiendo además los oídos como amortiguados. Esta obstrucción puede provocar incluso dolor de oído. Estos síntomas de congestión del oído también pueden tener su origen en problemas en el oído medio o en el canal auditivo que afectan el tímpano.

Pérdida de olfato y gusto por la Covid-19

Como os señalábamos al principio, los sentidos más afectados por el coronavirus son el olfato y el gusto. Los primeros datos registrados al respecto, que provienen en particular de China, Corea del Sur e Italia, indican una frecuencia de anosmia (pérdida del olfato) en hasta el 60% de los afectados. Por su parte, la ageusia, responsable de la pérdida del gusto, puede estar asociada precisamente con la anosmia.

Seguir leyendo