Deshumidificadores para audífonos

El oído tiene un sistema de autolimpieza mediante el cual expulsa la suciedad hacia el pabellón auditivo por mediación del cerumen. Por ello, desde GAES siempre desaconsejamos el uso de bastoncillos de algodón, que pueden provocar daños en el interior del oído e incluso perforar el tímpano. Sin embargo, existen otros métodos, como el uso de difusores de agua marina, para limpiar y tener una higiene adecuada de nuestros oídos, evitando así infecciones y otros problemas.

Y, como es lógico, nuestros audífonos y procesadores de implantes auditivos, que están en constante contacto con los oídos, también requieren de una correcta limpieza y mantenimiento. El cerumen y la humedad de esta zona del cuerpo pueden introducirse en las ayudas auditivas, dañando el circuito interno de las mismas y evitando su buen funcionamiento. Para ayudarte a ti o a tus familiares con esto, en GAES disponemos de varios deshumidificadores para audífonos.