Tumores en el oído

¿Qué es el tumor de oído?

El tumor de oído puede ser canceroso (maligno) o no canceroso (benigno). Es una enfermedad muy rara, que afecta solo a una o dos personas por millón, normalmente después de los 55 años. Se trata de neoformaciones poco habituales que, en la fase inicial, presentan pocos síntomas. 

Tumores de oído: diferentes tipos

El tumor en el oído, carcinoma, puede ser de tipo benigno o maligno. En caso de tumor maligno, según el lugar donde esté ubicado, se divide en tumores malignos del oído externo y tumores malignos del oído medio.

Tumores malignos del oído

Los tumores malignos del oído más habituales son el carcinoma basocelular y el carcinoma de células escamosas. En las primeras etapas, este tipo de tumores pueden tratarse de manera eficaz con extirpación quirúrgica o radioterapia. Otra forma de tumor es el melanoma, que se extiende más rápidamente y puede presentarse también en la piel del conducto auditivo externo. En este caso, es necesaria la extirpación quirúrgica. 

El ceruminoma, el carcinoma de las células que producen la cera, es otro de los tumores que afectan a esta parte del cuerpo. Este tipo de tumor podría destruir el conducto auditivo. No está relacionado con los tapones de cera y el tratamiento consiste en la extirpación quirúrgica del tumor. 

Tumores benignos del oído

Los tumores benignos en el oído pueden desarrollarse en el conducto auditivo provocando la obstrucción de este y la consiguiente pérdida auditiva y acumulación de cera. 

Entre este tipo de tumores destacan: 

  • Quistes sebáceos. Pequeñas bolsas llenas de secreciones cutáneas. 
  • Tumores óseos benignos. Se producen muy raramente, pero pueden suponer un problema ya que podrían debilitar el hueso. 
  • Queloides. Excrecencias de tejido cicatricial en exceso consecuencia de lesiones o perforación del oído. 

Tumor de oído: síntomas

La presencia muy prolongada de dolor en el oído es uno de los principales síntomas del carcinoma, así como el sangrado, junto con la sensación de prurito y hormigueo. Entre los síntomas más habituales del tumor en el oído medio e interno podemos destacar: 

  • Incapacidad de mover la cara desde el lado afectado; 
  • Dolor en el oído; 
  • Pérdida de la capacidad auditiva; 
  • Hinchazón de los ganglios del cuello; 
  • Dolor de cabeza recurrente. 

Tumores del oído externo

Gran parte de los tumores del oído externo, que representan aproximadamente el 70% del total, tiene origen epitelial:

  • el carcinoma con prevalencia en el pabellón auricular,
  • el carcinoma escamoso, en el conducto auditivo externo.

Aproximadamente el 80% de estos tumores está localizado en el pabellón. Los otros tumores se dividen a partes iguales entre el conducto auditivo externo y el oído medio.

Tumores del oído interno

Los tumores que más afectan al oído interno son: 

  • Basalioma o carcinoma basocelular (CBC). Es un tumor de la piel que tiene origen en la transformación maligna de las células localizadas en la capa más profunda de la epidermis. 
  • Carcinoma espinocelular. Es la segunda forma más habitual de cáncer de la piel y puede manifestarse con manchas rojas escamosas, llagas abiertas, piel rugosa y más gruesa. 
  • Melanoma. Es un tumor que deriva de la transformación tumoral de los melanocitos, algunas de las células que forman la piel. 
  • Carcinoma adenoideo quístico. Es un tipo de tumor que, en la mayor parte de los casos, comienza en una de las glándulas salivares. Son pequeños tumores, habitualmente con un tamaño inferior a los 5 cm, que crecen lentamente a lo largo del tiempo.

Las causas del tumor de oído

Las causas que pueden llevar a la formación del tumor en el oído son múltiples y pueden variar de un paciente a otro. En general, se puede afirmar que esta neoplasia puede producirse en caso que el paciente afectado se haya sometido, incluso a corta edad, a una serie de tratamientos que han podido dañar el oído. 

¿Como se diagnostica el tumor de oido?

Detectar un tumor en el oído es muy complejo, ya que, a menudo, los síntomas que presenta se confunden con otros problemas como, por ejemplo, una infección en este órgano. Por ello, es muy importante que un especialista efectúe un seguimiento adecuado estas manifestaciones. Las pruebas fundamentales para el diagnóstico de un tumor en el oído son el TAC del hueso petroso y la resonancia magnética que permite estudiar este órgano. 

Tratamiento del cancer de oído

Existen diferentesmétodos para abordar un tumor en el oído, que cambian dependiendo del área afectada por el tumor. 

En caso de tumor en el oído interno u oído medio, los posibles tratamientos son: 

  • Cirugía
  • Quimioterapia 
  • Radioterapia

En caso del tumor en el oído externo, los posibles tratamientos son: 

  • Cirugía micrográfica de Mohs 
  • Cirugía linfonodal 
  • Otoplastia 
  • Radioterapia 
Consulta a los especialistas de GAES Reserva tu cita

Ven a conocernos

Reserva una revisión auditiva gratis

Pide cita

Realiza tu test auditivo en línea

Realizar test

Encuentra tu tienda más cercana

Busca tu tienda