Agua en el oído

Oído taponado: ¿Cómo sacar el agua de tus oídos sin hacerte daños?

Tener agua en los oídos es una sensación que todos hemos padecido en alguna ocasión, tanto después de una simple ducha como, y  sobre todo en verano, después de un baño en la piscina o en el mar. Esto puede provocar una sensación de oído taponado, que suele durar poco tiempo y sin consecuencias. Sin embargo, cuando el agua no sale de los oídos, puede permanecer allí durante días y provocar problemas como inflamaciones del oído.

¿Cómo saber si tienes agua en los oídos?

La sensación de un oído taponado debido a la presencia de agua es común. Se caracteriza por un crujido a través del canal auditivo que gorgotea hacia el tímpano. Los ruidos en los oídos pueden resultar molestos e incluso provocar mareos. Normalmente, la oreja debe volver a abrirse después de un breve período de tiempo para que el agua pueda drenar, y suele resolverse simplemente sacudiendo la cabeza.

En algunos casos, sin embargo, la desagradable sensación amortiguada en el oído persiste durante más tiempo, poniendo en riesgo la salud del oído ya que el agua, la sal y el cloro pueden destruir la película protectora del oído. Esto aumenta la exposición a patógenos y puede provocar inflamación del conducto, como la otitis del nadador. ¿Qué hacer para sacar el agua y evitar estos problemas?

¿Cómo sacar el agua u otros liquidos de los oídos?

  • Trata de quitarte el agua del oído moviendo la cabeza. También puedes intentar que el agua se absorba insertando la punta de un pañuelo en el canal auditivo. Es fundamental que el pañuelo no sea excesivamente grueso, ya que de lo contrario podría provocar lesiones.
  • Si notas que el agua no sale del oído, debes tener cuidado, de hecho, un movimiento brusco y el uso de objetos inadecuados pueden provocar dolor de oído severo y persistente.
  • El uso de un secador de pelo también puede ayudar a secar correctamente el canal auditivo y eliminar el agua dentro de los oídos. Sin embargo, son necesarias algunas precauciones, como una distancia suficiente entre el secador de pelo y la oreja y poner el nivel de calor más bajo para evitar quemaduras y otros problemas relacionados.
  • Si los pasos anteriores no son efectivos y la sensación de oído taponado no desaparece después de un par de días, es probable que se haya formado un tapón de cera dentro del oído. Este tapón posiblemente se pueda tratar con gotas para los oídos, que podrían ablandarlo.
  • Las velas para los oídos también pueden aliviar los síntomas, pero es importante recordar que no son adecuadas como tratamiento definitivo para un tapón de cera, por lo que sería mejor no utilizarlas
  • El agua en el oído no solo crea un dolor de oído desagradable, sino que también puede ser peligrosa. Si ya se ha producido una inflamación del oído, es muy recomendable concertar una cita con tu otorrinolaringólogo. En este caso, de hecho, solo un especialista puede decidir el tratamiento correcto.

Agua en los oídos de niños y bebés

En los niños, la inflamación del oído causada por la entrada de agua puede desarrollarse más rápidamente porque tienen una trompa de Eustaquio más corta y estrecha y su sistema inmunológico aún no es tan fuerte como en un adulto. Por lo tanto, si el agua que contiene gérmenes ingresa al oído del bebé desde el exterior y mantiene húmedo el canal auditivo, la otitis media puede desarrollarse rápidamente.

Sin embargo, en el caso de un derrame timpánico, se forma un líquido dentro del oído y se acumula detrás del tímpano. La mayoría de las veces, un derrame de la cavidad timpánica provoca dolor en la persona afectada. Los derrames timpánicos son más comunes en los niños pequeños y deben tratarse rápidamente en cualquier caso.

¿Por qué tengo la sensación de tener agua en el oído?

Muchas veces, el agua se acumula en el oído durante la ducha, el baño o el buceo. El agua de la piscina, del mar o de tu ducha fluye hacia tu oído y hacia el conducto, generando la carcterística sensación de oído taponado. Esto se debe a que el agua inunda el canal auditivo y se deposita en el oído. Se abre paso a través del canal auditivo ligeramente inclinado hasta el tímpano. Debido al agua atrapada, el tímpano no puede moverse correctamente y ya no transmite el sonido por completo. Es por eso que solo escuchas ruidos apagados acompañados de un gorgoteo bajo.

¿Cuánto tiempo puede durar el agua en el oído?

El agua en el oído usualmente sale sin tratamiento después de 2 a 3 días. Como hemos visto, puedes intentar drenarla con sencillos métodos caseros, pero si pasado este periodo el agua sigue atrapada en lel oído o si muestras señales de infección, deberás consultar a tu médico.

Peligros relacionados con el agua en el oído

Si la sensación de oído taponado persiste durante varios días, es probable que el agua haya hinchado la cera del oído en el canal auditivo, que puede haber llegado al tímpano y es responsable de la sensación de plenitud en el oído. Si el dolor de oído no desaparece en un par de días con agua en el oído, esta puede ser una llamada de atención para una infección del canal auditivo y es absolutamente necesaria una cita con un otorrinolaringólogo.

El dolor y la picazón en el oído pueden indicar una infección del oído causada por gérmenes en el agua. En este caso, el otorrinolaringólogo puede prescribir un antibiótico si es necesario y eliminar el agua restante del oído. Si no se tratan estas señales de advertencia, en el peor de los casos, incluso se puede ocasionar pérdida de audición.

Otitis del nadador: síntomas

Esta inflamación, también conocida como otitis del nadador, se manifiesta a través de los siguientes síntomas:

  • Después de una ducha, un baño o un buceo, la audición es limitada y amortiguada.
  • Después de uno o dos días, el oído se vuelve sensible al tacto y comienza a picar.
  • Se desarrolla un dolor severo dentro del oído. Cuando presionas el trago en la parte exterior del canal auditivo o mueves la oreja, los dolores se vuelven más agudos.
  • Sale una secreción del oído.
  • La piel del conducto puede estar hinchada o enrojecida.

¿Cómo evitar que el agua entre por los oídos?

Si te gusta nadar o bucear, los tapones de oídos para natación pueden evitar que el agua entre en tu oído y sus posibles complicaciones. Los tapones para los oídos de silicona, disponibles en Gaes, son los más adecuados: protegen el oído de la penetración de agua. Hay tapones para los oídos a prueba de agua para adultos y tapones especiales para los oídos para niños para proteger los oídos de la penetración del agua. Los tapones para los oídos de alta calidad sellan los canales auditivos, mantienen su forma y dejan pasar el ruido mientras evitan que entre agua.

Para evitar cualquier inflamación, las gotas para los oídos con glicerina y alcohol son especialmente adecuadas, ya que protegen el valor del pH de la piel del oído. Son especialmente indicados para buceadores, navegantes o amantes de los deportes acuáticos. Debe evitarse una limpieza demasiado intensiva de las orejas para no dañar la película protectora natural dentro de la oreja. Para una adecuada higiene de los oídos, un poco de agua caliente es más que suficiente. Los bastoncillos de algodón deben evitarse: su uso, de hecho, puede empujar un tapón ya presente aún más profundamente en el conducto, bloqueando más el agua.

Agua oxigenada en el oído

La limpieza de oídos con agua oxigenada o peróxido de hidrógeno solo se puede realizar si estas seguro de que la sensación de un oído tapado se debe a un tapón de cera. Por tanto, antes de utilizar este tipo de método es necesario consultar a un especialista para asegurarse de que no tienes ninguna inflamación interna o perforación del tímpano. De hecho, aplicar este método sin conocer este tipo de información podría causar un daño muy grave  severo a nuestros oídos, ya que el agua oxigenada en presencia de una perforación del tímpano puede causar un daño aún mayor.

En caso de que de desees continuar con este método, los pasos a seguir para remover los tapones de cera con agua oxigenada son los siguientes:

  • Calentar medio vaso de agua
  • Añadir la misma cantidad de peróxido de hidrógeno al agua
  • Insertar la mezcla de agua y peróxido de hidrógeno en cada oído a través de un gotero y un hisopo de algodón, para asegurarse de que la solución entre en el oído, inclinando la cabeza.
  • Esperar unos minutos

Ven a conocernos

Reserva una revisión auditiva gratis

Pide cita

Realiza tu test auditivo en línea

Realizar test

Encuentra tu tienda más cercana

Busca tu tienda