El dolor de mandíbula y oído

Si acabas de empezar a notar cambios en tu audición, GAES está aquí para ti.

Dolor de mandíbula y oído al mismo tiempo

A menudo, el dolor en los oídos puede presentarse junto a molestias en la mandíbula y hacerse incapacitante. Encontrar la causa es fundamental para evitar tanto problemas ulteriores como que la molestia se alargue durante demasiado tiempo. He aquí algunas causas, síntomas y cómo tratar el dolor en el oído y la mandíbula. 

La relación entre la mandíbula y el dolor de oído

El oído y la mandíbula son dos partes del cuerpo muy distintas pero anatómicamente muy cercanas: no es raro notar dolor en la mandíbula y en el oído al mismo tiempo.

Este puede originarse en una de las dos zonas, o en otro lugar e irradiarse a esta parte de la cara. La mandíbula y el oído, además de estar cerca desde un punto de vista físico, están conectados por ligamentos, entre otros el de Pinto, que une la articulación temporomandibular al oído. Además, los nervios de la mandíbula y los del oído también están conectados desde un punto de vista neurológico.  

¿Qué causa dolor de oído y de mandíbula?

El dolor en la mandíbula y en los oídos puede tener diferentes causas, relacionadas solo parcialmente con la cercanía física y el hecho de compartir algunas estructuras físicas. Conocer rápidamente cual es la causa con la ayuda de personal sanitario es fundamental para evitar molestos dolores. 

Disfunción de la ATM

Algunas de las principales causas de dolor en la mandíbula y en los oídos son las disfunciones de la articulación temporomandibular, una especie de bisagra que conecta la mandíbula con los huesos del cráneo. Existen varios problemas que pueden provocar dolor: rechinar los dientes, desalineaciones entre mandíbula y dientes o lesiones musculares, e incluso la artritis. 

Dolor esternocleidomastoideo

El dolor en el esternocleidomastoideo es otra de las causas de dolor en el oído y en la mandíbula. Es un músculo que está en la parte anterior lateral del cuello, que se extiende de la cabeza esternal a la cabeza clavicular; de ahí su nombre. El dolor en el esternocleidomastoideo se nota en la zona lateral del cuello y puede provocar vértigo, dolor de cabeza, tortícolis o dolor en la mandíbula que irradia hasta el oído. 

Infecciones de la boca o los oídos

También las infecciones en la boca y en los oídos pueden provocar dolor en los dos lugares, tanto si la causa desencadenante está localizada en los dos sitios como si el origen es uno de los dos y después irradia al otro.

Una infección en el oído puede provocar dolor en el interior, alrededor y detrás de este órgano. También se puede propagar también hasta la mandíbula y los senos paranasales. Normalmente cursa con hinchazón en las encías o dolor en la zona dental. Si el dolor llega a la mandíbula, significa que la infección se está extiendiendo y es necesario acudir de forma inmediata al médico.

Lesiones mandibulares

También una lesión en la mandíbula, su rotura, un estiramiento o una distorsión de los músculos que la rodean puede provocar dolor hasta el oído. Si se nota dolor en el aparato auditivo después de una caída, un accidente o un golpe en la cabeza, la causa podría ser esta última; es conveniente informar siempre al médico que nos atiende o ir a urgencias para un examen en profundidad. 

Sinusitis

La sinusitis es una inflamación de los senos paranasales y, en los casos más graves, puede estar acompañada de dolor en los oídos y en las mandíbulas. La causa que la genera es el bloqueo de los canales de drenaje debido a la hinchazón de las mucosas, causada por el moco acumulado en las cavidades nasales, que inflama toda la zona y genera dolor. Normalmente la molestia no se produce sola, la acompañan resfriados más o menos fuertes o alergias. 

Disfunción de la trompa de Eustaquio

Las patologías relacionadas con la trompa de Eustaquio, el conducto que conecta el oído medio a la rinofaringe, pueden ser una de las causas de dolor en la mandíbula y en los oídos. La sección afectada es la parte superior de la garganta y la posterior de la cavidad nasal. Es indudable que una inflamación de la zona puede acarrear dolor que irradie a la parte circundante, hasta afectar a la mandíbula y los oídos. 

Problemas dentales y rechinar de dientes

Los dolores en la mandíbula y en los oídos pueden estar provocados también por problemas dentales y por complicaciones en la cavidad oral: caries, gingivitis, enfermedades parodontales son todas consecuencias de una mala higiene oral que, si no se tratan, estimulan la proliferación de bacterias y por lo tanto de infecciones bacterianas a menudo graves. También el bruxismo, esto es, el rechinar de los dientes, puede provocar dolores no solo en la parte afectada, sino que irradian hasta el oído, a causa de la fricción de las dos arcadas dentales y generan dolor en los músculos encargados de la masticación. 

En estos casos, los síntomas concomitantes pueden ayudar al médico a localizar el problema y saber cuál es el tratamiento más adecuado. 

Reumatoide u osteoartritis

La artritis es una enfermedad inflamatoria de las articulaciones que se presenta con dolor, hinchazón o rigidez articular y puede afectar no solo a las articulaciones sino también a los tejidos conectivos. Existen diferentes tipos: de la degenerativa (u osteoartritis) a la autoinmune (o artritis reumatoide) que provocan dolores en una zona más amplia, también en los oídos y la mandíbula. En el primer tipo (degenerativo o osteoartritis) se incluye la osteoporosis temporomandibular que causa una progresiva destrucción del cartílago y de los tejidos temporomandibulares, hasta llegar al hueso de la mandíbula. En el segundo tipo (autoinmune o artritis reumatoide) se incluye la artritis reumatoide y la psoriásica, que afectan a los tejidos de las articulaciones y llevan a un mal funcionamiento del sistema inmunitario. 

Cómo influyen los dientes en la audición

El aparato oral y el aparato auditivo conviven en una relación mutua de toma y daca.

Más información

Síntomas del dolor de mandíbula y oído

Los síntomas de dolor en la mandíbula y en los oídos son diferentes, todos ellos localizados en la parte afectada y en las que están cerca desde un punto de vista anatómico. Durante la revisión médica, indicar los síntomas que se sufren puede ayudar a saber qué lo ha desencadenado y a intervenir rápidamente.

Dolor de mandíbula

El dolor en la mandíbula afecta a los dientes, todos los tejidos adyacentes y la articulación temporomandibular que, como hemos visto, es el punto de conexión entre la mandíbula y los huesos del cráneo: puede ser de diferente entidad y llegar a ser muy incapacitante. 

Dolor de oído

El dolor de oídos, u otalgia, término médico que indica este problema, puede tener una intensidad variada: de una leve molestia a un verdadero dolor continuo, intermitente, pulsante, rítmico o también sordo e insoportable. La gravedad y la intensidad normalmente dependen de la causa que lo genera. No solo deriva de enfermedades del oído, sino que puede ser consecuencia de problemas en órganos o partes cercanas desde un punto de vista anatómico, como la nariz, la boca, la cabeza o la garganta (sinusitis, amigdalitis, resfriado, dolor de dientes, migraña y dolor de garganta).

Rigidez mandibular

La rigidez mandibular es uno de los síntomas de problemas temporomandibulares, así como el dolor de cabeza o algunos sonidos que se generan mientras se utiliza la mandíbula, así como el bloqueo de las articulaciones afectadas. A veces, la rigidez de la mandíbula puede llegar al cuello y los brazos, provocando vértigo y dolor de oídos; en otras ocasiones, la rigidez mandibular puede dificultar la apertura de la boca. 

Dolor de cabeza

El dolor de cabeza, o cefalea, es un dolor localizado en esta parte del cuerpo o en la zona superior del cuello. Está provocado por una alteración de los mecanismos que activan y afectan a las estructuras sensibles al estímulo del dolor, pero aún no está claro por qué se activan las señales de dolor. 

El dolor de cabeza se divide en dos tipos: cefaleas primarias, que casi nunca están provocadas por una causa sino que dependen de una predisposición genética, de causas internas del organismo, de factores desencadenantes o que surgen después de un trauma; o cefaleas secundarias, que presentan un síntoma específico y se asocian a varias condiciones, originadas por diferentes causas.

Dolor al masticar o morder

El dolor en la masticación es molesto en las sienes, en el área alrededor del oído, en las mejillas y hasta el cuello. La causa del problema son los problemas temporomandibulares; a veces debidos a una inflamación del nervio trigémino o asociado a chasqueos o ruidos de la articulación durante la masticación. Entre otros, podrían deberse a la artritis, artrosis, bruxismo, pero también otitis, sinusitis y parodontitis. 

Localizar el origen de la molestia es sin duda el primer paso pero, en los casos más leves, los antiinflamatorios y las compresas calientes o frías pueden ayudar. Si aparece junto con el bruxismo, un mordedor puede aliviar la presión en la mandíbula y, en consecuencia, el dolor. 

¿Has revisado este año tu audición?

Te queremos recordar la recomendación de los expertos la importancia de revisar tu audición al menos una vez al año. Nuestros profesionales revisarán tu audición de forma gratuita y te asesorarán sobre los próximos pasos.

¿Quieres más información? Ven a nuestros centros auditivos Reserva tu cita

Diagnóstico del dolor de mandíbula y de oído

El diagnóstico del dolor en la mandíbula y los oídos pasa por una consulta con el médico de confianza o con un especialista, con el que se debe contactar sobre todo en caso de signos de infección, como fiebre e hinchazón, si el dolor aparece después de un accidente y si, a pesar del tratamiento, los síntomas no mejoran; además también es necesario buscar atención médica inmediata si el dolor es insoportable: en este caso, puede ser útil dirigirse inmediatamente a un centro sanitario. 

Opciones de tratamiento

El tratamiento del dolor en la mandíbula y en los oídos varía según el diagnóstico: si es una consecuencia de un problema temporomandibular se resuelve sin tratamientos especiales pero, en todos los otros casos o en presencia de dudas sobre cuál es la causa, es conveniente dirigirse a un médico o a un especialista que analice el caso y encuentre el mejor tratamiento.

Alivia relajar la musculatura con masajes o compresas calientes o frías en las áreas con dolor, así como el estiramiento mandibular, además de una correcta higiene oral para reducir la presencia de bacterias en la cavidad oral. También ayuda tomar alimentos blandos, que no supongan un esfuerzo excesivo en la masticación. Por supuesto, siempre es útil reducir el estrés. 

¿Pueden los audífonos aliviar el dolor?

El audífono no tiene ningún efecto sobre el dolor de oídos y de mandíbula, pero sin duda una consulta con el audioprotesistema o con un especialista del oído puede ayudar a encontrar la terapia del sonido más adecuada o si procede modificar la que está en curso, sobre todo si, además del dolor, aparecen acúfenos. Reservar una consulta es el primer paso para aliviar los dolores, mejorar la calidad de vida y oír mejor. 

Dos clientes hablan con una audioprotesista antes de una prueba auditiva

Test auditivo online gratis

El test auditivo de Gaes es una prueba de oído fácil y rápida. ¡Calcula ahora tu nivel de pérdida auditiva con este test de audición online!

Empieza el test

Ven a conocernos

Reserva una revisión auditiva gratis

Pide cita

Realiza tu test auditivo en línea

Realizar test

Encuentra tu tienda más cercana

Busca tu tienda
Store non trovato

Reserva una cita gratuita en tu centro más cercano.

Visita tu centro GAES y revisa tu audición gratis y sin compromiso.