La relación entre mareos,oídos taponados

Ansiedad y salud auditiva

El estrés diario que comportan las obligaciones y un ritmo de vida a menudo demasiado intenso pueden provocar ansiedad, un trastorno que afecta cada vez a más personas. Esta patología aparece a veces acompañada de taponamiento en los oídos, vértigo y alteración general.

Ansiedad y confusión: ¿por qué nos sentimos atontados?

Si la ansiedad es intensa, puede generar una sensación de confusión: nos sentimos como si estuviesemos dentro de una burbuja o notamos un dolor de cabeza fuerte. Entre las posibles causas de este trastorno, destaca el aumento de la tensión muscular en el cuello, que provoca una sensación de aturdimiento. Algunas de las causas de la ansiedad son:

  • Frustración
  • Luto
  • Resentimiento
  • Estrés crónico
  • Hipertensión
  • Efectos secundarios de determinados medicamentos
  • Cambios hormonales

Oídos taponados y vértigo: dos síntomas de ansiedad

Como hemos señalado, la ansiedad puede manifestarse con síntomas físicos, como la presión o las molestias en el oído, así como sensación de mareo. La presión en los oídos vinculada con la ansiedad puede estar ocasionada por una mayor percepción de las sensaciones corporales, que acaba afectando a la presión de oído. Esta reacción podría ser una respuesta al estrés del cuerpo, que genera tensión muscular, afecta al flujo sanguíneo y repercute en las estructuras en el interior del oído.

Además, ciertos comportamientos relacionados con la ansiedad, como apretar la mandíbula o hacer rechinar los dientes, pueden contribuir a aumentar la presión en los oídos.

El estrés puede provocar vértigo y una sensación de aturdimiento. Si liberamos hormonas del estrés, como el cortisol y la adrenalina, estas afectarían a nuestro sistema vestibular, situado en el oído y que ayuda a modular el equilibrio.

Dolor de cabeza

Si el dolor de cabeza y los oídos taponados se presentan de forma simultánea, esta puede ser una señal de alarma relacionada con la ansiedad. Además de esta situación, la migraña también puede hacer que se taponen los oídos, lo que a veces genera un silbido en estos órganos.

También el dolor de cabeza sinusal, producido por la inflamación de los los senos paranasales, puede hacer que se taponen los oídos, además de causar un goteo de la nariz y fiebre.

Vértigo

En situaciones de ansiedad, el síntoma de los oídos taponados puede asociarse a vértigo y mareos, además de otros trastornos, como: 

  • Dolor de oído
  • Dolor de mandíbula
  • Disminución auditiva
  • Silbido en los oídos o acúfenos, esto es, la percepción de sonidos molestos en el oído

¿Has revisado este año tu audición?

Te queremos recordar la recomendación de los expertos la importancia de revisar tu audición al menos una vez al año. Nuestros profesionales revisarán tu audición de forma gratuita y te asesorarán sobre los próximos pasos.

Causas del vértigo y los oídos taponados

La presión y la sensación de taponamiento en los oídos que notamos cuando tenemos ansiedad pueden deberse a varias causas, entre las que destacan: 

  • Disfunción en las trompas de Eustaquio: este órgano conecta el oído medio con la garganta y ayuda a ajustar la presión del aire en el interior del oído. La tensión generada por la ansiedad o los cambios en el flujo sanguíneo pueden influir en el funcionamiento de las trompas de Eustaquio, generando una sensación de presión o molestia en el oído.
  • Molestias en la articulación temporomandibular: la ansiedad hace que apretemos la mandíbula o hagamos rechinar los dientes, inflamando y tensando las estrucuturas situadas alrededor del oído. Como consecuencia de ello notamos presión y molestias en el oído.
  • Hipervigilancia: a veces la ansiedad aumenta la conciencia y la sensibilidad ante las sensaciones del cuerpo, lo que incluye los cambios en la presión en el oído. Esta sensibilidad más acusada hace que la presión y las molestias en el oído sean más evidentes y, por tanto, molesten más.

Remedios para los oídos taponados por la ansiedad

Existen diversas estrategias a las que recurrir para gestionar y aliviar  los oídos taponados debido a la ansiedad:

  • Técnicas de relajación: los ejercicios de respiración profunda, relajación muscular e imaginación guiada contribuyen a reducir la tensión muscular.
  • Ejercicios y estiramientos de la mandíbula: estirar esta parte de la cabeza ayuda a a liberar la tensión y contribuye a reducir la presión en el oído.
  • Mindfulness y meditación: estas técnicas permiten desarrollar una mayor conciencia de uno mismo y mejoran la regulación emocional, reduciendo así la ansiedad y los síntomas físicos asociados, como los oídos taponados.
  • Terapia cognitivo-conductual: este tratamiento ayuda a afrontar las causas profundas de la ansiedad y a gestionarla en su totalidad, síntomas físicos incluidos.
  • Medicamentos: en algunos casos, un profesional sanitario puede recetar fármacos que contribuyen a gestionar la ansiedad y sus síntomas, entre otros la presión en el oído. Es esencial consultar con un médico para determinar el plan de tratamiento más adecuado para nuestras necesidades específicas.
  • Cambios en el estilo de vida: la actividad física regular y una dieta equilibrada, junto con un descanso adecuado y la reducción del consumo de cafeína y alcohol, son hábitos que ayudan a conseguir un bienestar general y contribuyen a reducir la ansiedad y sus síntomas.

Cuándo acudir al médico

Si la presión en el oído es intensa y persistente, es importante acudir a un profesional para descartar cualquier problema médico relacionado, que podría hacer necesario un tratamiento específico. Además, si la ansiedad influye en nuestras actividades del día a día, un especialista puede ofrecernos consejos y ayuda para poder gestionarla de la forma más efectiva.

Ven a conocernos

Reserva una revisión auditiva gratis

Pide cita

Realiza tu test auditivo en línea

Realizar test

Encuentra tu tienda más cercana

Busca tu tienda
Store non trovato

Reserva una cita gratuita en tu centro más cercano.

Visita tu centro GAES y revisa tu audición gratis y sin compromiso.