Tapones de cera

¿Por qué se forman los tapones de cera?

El cerumen es un aceite ceroso producido por las glándulas y los folículos pilosos del conducto auditivo externo. Cuando se crea cera, ésta acaba saliendo hasta la abertura del oído, donde la limpiamos al lavarnos. Pero, ¿sabes por qué y dónde se forma?

El fin de esta cera es proteger el conducto auditivo de daños causados por el agua, cuerpos extraños, golpes, infecciones… Su presencia es necesaria, pero si se acumula, puede bloquear el conducto y causar molestias, e incluso  pérdida de audición.

¿Cómo protege el cerumen al conducto del oído?

Atrapando e impidiendo que polvo, bacterias, microorganismos y pequeños objetos entren y lo dañen.
Protegiendo la piel para evitar que se irrite si entra agua.  

Causas del exceso de cera

Sin conocerse el motivo, las glándulas de algunas personas producen más cera de la que puede eliminarse, aunque también se crea cera tras un golpe o si entra agua en el conducto. Cuando la cera se endurece en el conducto, se crea un tapón que suele bloquear el oído y, al querer limpiarlo, se empuja aún más hacia dentro.

Sin embargo, la causa más habitual es la presencia de algún cuerpo extraño en el conducto, como por ejemplo algodón de los bastoncillos.

¿Cuáles son los sintomas?

Más que síntomas, los tapones de cera suelen dar molestias:

Cuando quitar el cerumen del oído

  • Cuando produce síntomas como dolor, pérdida de audición…
  • Si hay que examinar el oído y la cera lo impide
  • Si no hay síntomas no hace falta quitar la cera, pues protege el oído y se elimina de forma natural.

Tratamiento para los tapones de oído

Los tapones de cera se diagnostican con el otoscopio. Para eliminarlos se suelen seguir los siguientes pasos.

  • Tu especialista en otorrinolaringología te indicará cómo ablandar el tapón 3 o 4 días anteriores con aceite normal, glicerina o gotas específicas.
  • Introducirá agua en el canal auditivo con la ayuda de una jeringa y moverá tu cabeza para drenar el agua. Con el otoscopio, comprobará que el  tapón esté fuera del conducto auditivo y el tímpano intacto.
  • Tras extraer la cera, conviene secar el oído. También se pueden verter gotas de alcohol boricado para ayudar a secar el agua.
  • Si el tapón es muy duro, el especialista lo retirará con pinzas y ayuda del microscopio.
  • En general, si hay dolor de oído la extracción del cerumen debe realizarse con visualización microscópica y manipulación instrumental, para evitar dañar el tímpano con el agua, que puede estar inflamado.

¿Podemos prevenir que se formen?

  • Intenta no utilizar bastoncillos de algodón u otro objeto para limpiar el conducto auditivo. Basta con mojarlo en la ducha y limpiar la oreja.
  • En personas con tendencia a los tapones de cera, el profesional sanitario puede aconsejar la aplicación de algún preparado o bien extraerlos cada 6 o 12 meses. Es importante no recurrir de forma continuada a cerumenolíticos.

Colores y tipos de cerumen

Cera con sangre:

La cera del oído con sangre puede no significar una emergencia, ya que hay muchos vasos sanguíneos en el canal auditivo y podría ser solo un rasguño.

Sin embargo, también podría significar una infección grave. Para las personas con un agujero en el tímpano que han desarrollado una infección, podría ser un signo de sangre que pasa por detrás del tímpano.

El cerumen con sangre también podría haber sido causado por un traumatismo en el oído causado por actividades como el buceo, y puede provocar la rotura del tímpano. Si el problema persiste o hay exceso de sangre, lo mejor es acudir a un especialista.

Cera con agua:

La cera o secreción acuosa del oído puede ser una infección del "oído de nadador". El oído de nadador, u otitis externa, es una infección en el canal auditivo externo. Su nombre se refiere al hecho de que de forma común es causado por el agua que queda en el oído después de nadar. Dicho esto, hay muchos otros factores de riesgo que incluyen: alergias de la piel; limpieza del canal auditivo con bastoncillos de algodón; y el uso incorrecto de auriculares y audífonos.

Cualquiera que  sea la causa, el ambiente cálido y húmedo hace que las bacterias crezcan y, a su vez, provoquen una infección. Además de la secreción, los primeros síntomas pueden incluir picazón en el canal auditivo, un ligero enrojecimiento en el oído y un dolor leve, que aumenta cuando se empuja el oído externo (llamado pabellón auricular) o el trago (el bulto delante de la oreja). A medida que la infección empeora, estos síntomas también empeorarán. Esto puede resultar en un dolor severo más allá de la oreja a la cara y al cuello, progresando a hinchazón en los ganglios linfáticos alrededor del cuello. Pueden producirse fiebres y obstrucciones completas del canal auditivo.

Cerumen Gris:

La cera gris pegajosa del oído es la secreción de una infección del oído externo similar al oído de nadador.

Cerumen Verde:

La secreción de cerumen verde suele ser un signo de una infección importante del oído, que a menudo se origina en el oído medio. Busca consejo médico, ya que normalmente se necesita un tratamiento con antibióticos para tratar la infección.

Malos olores:

La cera común para los oídos tiene un olor único, pero si comienza a tener un olor muy malo, es señal de una infección bacteriana. Si bien, si comienza a oler a hongos, lo más probable es que se trate de una infección por hongos.

Cerumen marrón:

Un color marrón, particularmente un color marrón claro es perfectamente normal y no hay nada de qué preocuparse. Una cera de oído de color marrón muy oscuro, puede ser causada por suciedad. Pero igualmente podría ser causado por sangre seca. Si sospechas que este es el caso, consulta con tu médico.

Cerumen negro y oscuro:

El negro puede ser otro color normal de cerumen. Sin embargo, si esto es normal para ti, podría deberse a la oxidación cuando la cera entra en contacto con el aire o una combinación de suciedad y cerumen. Si sospechas que es sangre, busca ayuda médica.

Blanco, seco y escamoso:

Normalmente no hay nada de qué preocuparse en este caso. Algunas personas simplemente producen una cera para los oídos ligeramente diferente.

Ausencia de cera en los oídos:

Todos somos diferentes y es probable que esto no sea motivo de preocupación. Probablemente produces cera en los oídos, pero no lo suficiente como para ser visible en el oído externo.

Fuentes:
http://www.familiaysalud.es/vivimos-sanos/higiene-y-sueno/cera-en-el-oido; Armstrong C. Diagnosis and management cerumen impaction.Am Fam Physician;House JC, Lee DJ.

Topical therapies of external ear disorders. In: Cummings CW, Flint PW, Haughey BH, et al, eds.Otolaryngology: Head & Neck Surgery;O'Handley JG, Tobin EJ, Shah AR.

Otorhinolaryngology. In: Rakel RE, ed.Textbook of Family Medicine;Riviello RJ. Otolaryngologic procedures. In: Roberts JR, Hedges JR, eds.Clinical Procedures in Emergency Medicine.

Ven a conocernos

Reserva una revisión auditiva gratis

Pide cita

Realiza tu test auditivo en línea

Realizar test

Encuentra tu tienda más cercana

Busca tu tienda