Maniobra de Semont

¿Qué es y para qué sirve la maniobra Semont?

La maniobra de Semont consiste en una serie de ejercicios cuyo objetivo es el reposicionamiento de los otolitos, esto es, de los aglomerados situados en el oído interno responsables de la percepción de equilibrio y aceleración. Esta técnica se usa para tratar de forma eficaz el vértigo posicional paroxístico benigno.

¿Qué es el vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB)?

El vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB) es un problema común que provoca breves episodios de vértigo en respuesta a movimientos de la cabeza que estimulan el canal semicircular posterior del oído interno. Las personas que sufren VPPB presentan diversos síntomas, como náuseas y vómitos, y, a pesar de estar quietas, notan una sensación de que las cosas se mueven a su alrededor.

¿Has revisado este año tu audición?

Te queremos recordar la recomendación de los expertos la importancia de revisar tu audición al menos una vez al año. Nuestros profesionales revisarán tu audición de forma gratuita y te asesorarán sobre los próximos pasos.

¿Cómo hacer la maniobra de Semont?

La a maniobra de Semont se puede resumir en 5 sencillas fases.

  • Fase 1: el paciente se sienta en la camilla, gira la cabeza hacia el lado no afectado. 
  • Fase 2: manteniendo esta rotación, se baja el tronco del paciente, manteniendo la nariz hacia arriba.
  • Fase 3:  la posición se mantiene durante tres minutos. Después de este intervalo, el paciente se pone rápidamente en posición recta, sin cambiar la posición de la cabeza.
  • Fase 4: la cabeza del paciente baja hacia el lado contrario y la nariz mira hacia abajo. Se mantiene esta posición durante otros 3 minutos. 
  • Fase 5: el paciente vuelve finalmente a la posición recta con la cabeza en posición normal.

Dado que se trata de una maniobra delicada, para llevar a cabo aconsejamos confiar siempre en un otorrino.

Hacer la maniobra de Semont en casa

A menudo las maniobras liberadoras afectan a todo el cuerpo, y consisten en  movimientos delicados y precisos que deben realizar manos expertas. Por este motivo se desaconseja llevar a cabo la maniobra de Semont uno mismo, siendo recomendable acudir a un otorrino.

¿Cuáles son los riesgos o efectos secundarios?

Los efectos colaterales que siguen al tratamiento con maniobras de reposicionamiento son pocos y difíciles de detectar. Además, el vértigo posicional paroxístico benigno del canal semicircular posterior lateral podría convertirse en una persistente inestabilidad postural.

Qué no hacer después de la maniobra de Semont

Después de someterse a la maniobra de Semont, es importante que el paciente preste especial atención a cómo mueve el cuello y evite flexionarlo o estirarlo durante al menos dos días.

Cómo dormir después de la maniobra de Semont

Las cuarenta y ocho horas posteriores a la maniobra de Semont son las más delicadas. Durante este periodo de tiempo es importante mantener una p osición correcta también mientras se duerme: semisentado con el busto inclinado a 45º. Del tercer al décimo día, la inclinación del tronco se reduce de forma gradual, hasta alcanzar la posición supina.

Acudir a un médico para realizar la maniobra

Si los síntomas que se deben tratar son muy invasivos o las maniobras necesarias son delicadas, es siempre conveniente ponerse en manos de un otorrino.

Prueba nuestro test auditivo en línea

Haz una prueba rápida y sencilla para saber cómo oyes.

Maniobras y ejercicios para el vértigo y la laberintitis

Para tratar de forma eficaz el vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB), además de la maniobra de Semont que ya hemos citado, existen otras dos maniobras liberadoras: la técnica de Epley y los ejercicios de Brandt-Daroff.

Maniobra de Epley

La maniobra de Epley es un tratamiento de reposicionamiento de la cabeza que se articula en varias fases. En este caso el objetivo es mover lentamente los otolitos desde el canal semicircular posterior al utrículo para tratar las consecuencias asociadas al vértigo posicional paroxítico benigno.

Ejercicios de Brandt-Daroff

Los ejercicios de Brandt-Daroff forman parte de las maniobras liberadoras utilizadas para tratar el síndrome del vértigo posicional paroxístico benigno. Consisten en una serie de movimientos controlados que se deben realizar dos o tres veces al día hasta que desaparecen los síntomas.

Preguntas frecuentes sobre la maniobra de Semont

¿Qué se siente después de la maniobra de Semont?

La maniobra de Semont forma parte de las llamadas maniobras liberadoras ya que, si se realiza correctamente, el paciente nota el denominado vértigo de liberación: una breve sensación durante la cual el ambiente que lo rodea parece girar en sentido contrario al de las crisis, y que coincide con la salida de los otolitos de la ampolla.

¿Cuál es la mejor maniobra para el mareo?

Tanto la maniobra de Semont, como la de Epley y los ejercicios de Brandt-Daroff son técnicas muy eficaces para combatir los síntomas del vértigo posicional paroxístico benigno. En cualquier caso, la maniobra de Epley ofrece un alivio casi inmediato en el 90% de los casos.

¿Existen otros remedios para el VPPB?

Antes de considerar cuál es el mejor tratamiento para  el vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB) es conveniente tener un diagnóstico profesional. Según los síntomas y el estado del paciente, e l otorrino indicará la terapia más adecuada. Según cada caso, este especialista podrá elegir entre las maniobras de Semont, Epley o Brandt- Daroff, o bien optar por una terapia farmacológica específica a base de corticoides, antihistamínicos o neurolépticos.
¿Quieres más información? Ven a nuestros centros auditivos Reserva tu cita

Ven a conocernos

Reserva una revisión auditiva gratis

Pide cita

Realiza tu test auditivo en línea

Realizar test

Encuentra tu tienda más cercana

Busca tu tienda
Store non trovato

Reserva una cita gratuita en tu centro más cercano.

Visita tu centro GAES y revisa tu audición gratis y sin compromiso.