Noticias

25/10/2018

Los beneficios de la escritura terapéutica

¡Expresa tus emociones por escrito para sentirte mejor!

Sandra García Castañeda

Sandra García Castañeda

Psicóloga del Instituto Barcelona de Psicología

Muchos de nosotros y desde pequeños, hemos escrito nuestros secretos, reflexiones y pensamientos en un diario. Esta necesidad aparece desde bien temprano y es muy positivo potenciarla y desarrollarla. Los beneficios de la escritura son muchísimos y nos puede aportar un gran bienestar emocional, ya que escribir hace que ordenemos las ideas y nos ayuda a tomar decisiones. Asimismo, minimiza el estrés, ya que escribir es parecido a hablar y nos sirve para desahogarnos sobre aquello que en ocasiones no nos atrevemos a expresar con palabras.

Siempre es preferible hablar y exteriorizar nuestros sentimientos y vivencias con otras personas. Sin embargo, a veces no es posible, bien porque no nos decidimos a acudir a un profesional de la psicología o no contamos con personas de confianza que nos comprendan. Es entonces cuando la escritura puede convertirse en un proceso de mejora terapéutica.


¿Cómo puedo sentirme mejor a través de la escritura?

Si te preocupa algún asunto que te afecta emocionalmente, te recomendamos poner en práctica la escritura. Para ello, te mostramos algunos sencillos ejercicios para escribir aproximadamente unos 20 minutos, a lo largo de 5 días. Sobre todo, escribe sin detenerte y sin tener en cuenta las reglas gramaticales o sintácticas.

No importa si no dominas la técnica, si tu expresión escrita no es brillante o tienes faltas de ortografía, porque solo si te dejas llevar darás rienda suelta a lo que realmente sientes.

Recuerda que se trata de un ejercicio de liberación emocional, no de escribir tu primera novela.

Ejercicio 1: En tu primer día de escritura, el objetivo es simplemente escribir sobre tus pensamientos y sentimientos. Escribe sobre aquello que te está afectando o te produce malestar actualmente. A medida que avances puedes comenzar a vincular ese hecho con otros aspectos de tu vida. Por ejemplo reflexionar y plasmar en el papel si esto que te ocurre ahora te ha sucedido antes, cómo se solucionó finalmente si es que se resolvió, qué personas intervinieron en la solución, etc.

Ejercicio 2: El segundo día deberás profundizar aún más en tus sentimientos y pensamientos, para valorar el efecto que éstos han tenido en las diferentes áreas y aspectos de tu vida. Valora cómo tu reacción ante ese acontecimiento ha podido afectarte. Intenta determinar hasta qué punto has tenido parte de responsabilidad en todo lo que ha sucedido. No se trata de buscar culpables, ni mucho menos. Tan solo de comprender tu nivel de responsabilidad para aprender de los errores de cara al futuro y mejorar.



Ejercicio 3
: En este punto, vamos a mirar hacia adelante. Para ello, deberás explorar la situación desde diferentes perspectivas. Intenta asumir una perspectiva más racional, como si fueras un observador externo, alguien ajeno. Puedes ponerte en el lugar de diferentes personas y pensar en cómo ellas verían la situación que te preocupa. Te ayudará a verlo todo más claro y con mayor distancia.

Ejercicio 4: El cuarto día deberás reflexionar sobre todo lo que has escrito hasta ahora. Revisa y relee tus notas. Valora si hay asuntos sobre los que has olvidado escribir. Reflexiona sobre lo que has aprendido y adquirido con esta experiencia. Escríbelo también a continuación.

Ejercicio 5: El último día termina escribiendo una historia, algo breve a modo de cuento, en la que incluyas la situación que has vivido. De esta manera conseguirás darle un sentido a todos los aspectos relacionados con la experiencia dolorosa o difícil por la que has pasado y ésta perderá su fuerte impacto emocional.



¿Estás preparado/a para practicar la escritura terapéutica y sacarle todo el partido a esta técnica?

Recuerda estos puntos a tener en cuenta:
  1. Escribe sobre los hechos negativos que te generan malestar y que no quieres o puedes contarle a nadie más.

  2. Identifica todas las emociones que experimentas, tanto las negativas como las positivas.

  3. Construye una historia coherente y significativa para ti, que incluya la situación que te está afectando.

  4. Narra los hechos desde diferentes puntos de vista.

  5. No censures ni omitas ningún pensamiento, déjate llevar sin límites. Es importante que escribas con sinceridad y sin ningún tipo de filtro. Sin embargo, es muy importante que no utilices el ejercicio para protestar, quejarte o lamentarte sin más. El objetivo es descargar tensión y aprender sobre todo esto.


Beneficios de la escritura terapéutica

Por último y para que acabes de animarte, te enumeramos algunos de los beneficios que conseguirás a través de la escritura:
  • Puede mejorar trastornos de ánimo.

  • Mejora la memoria.

  • Ordena tus ideas y disminuye los síntomas de ansiedad.

  • Nos ayuda a desahogarnos y a encontrar soluciones.

  • Refuerza nuestra autoestima y motivación.
No lo dudes, coge boli y papel y pruébalo. Estamos seguros de que a corto plazo, empezarás a notar los beneficios de la escritura en tu bienestar.