Noticias

07/06/2018

Medidas preventivas para evitar los accidentes acuáticos en verano

¡Disfruta de las actividades acuáticas de forma segura!

Raquel Blasco Redondo

Raquel Blasco Redondo

Médico especialista en Medicina Interna, experta en Medicina Deportiva y Profesora Universitaria en Ciencias de la Salud

Ya se va notando el buen tiempo y el verano está a la vuelta de la esquina. Las actividades acuáticas son ideales para disfrutar y pasar un buen rato con la familia y amigos, en un lugar fresco, cuando más calor hace en todo el año, pero no hay que olvidar que puede conllevar un riesgo. Por eso merece la pena recordar que la gran mayoría de accidentes en piscinas y playas se deben a una falta de prudencia por parte de los usuarios, por lo que desde aquí queremos explicar los peligros y las medidas preventivas para evitar estos accidentes.


Medidas preventivas para evitar los accidentes en verano

 

La asfixia por inmersión o ahogamiento es una causa frecuente de muerte en verano. De hecho, es la segunda causa de mortalidad infantil entre los niños de uno a cuatro años y se produce con mayor frecuencia en las piscinas privadas que en las públicas.

Para evitarlo, recomendamos una serie de medidas preventivas.

 

Prevención en las piscinas

 

  • Las piscinas deben estar valladas y deben contener un cierre de seguridad que evite su apertura por menores.

  • En piscinas y playas usar manguitos y flotadores homologados para los menores, aunque éstos no sustituyen la continua vigilancia por parte de las personas adultas.

  • Es muy importante que todos aprendamos a nadar cuanto antes. Eso evitaría riesgos en caso de caída accidental en piscinas.

  • En las piscinas públicas y en las zonas de aguas abiertas como las playas es recomendable identificar al socorrista para poder acudir a él rápidamente ante cualquier emergencia y seguir sus indicaciones.

  • Es fundamental tratar de evitar prácticas peligrosas como las ahogadillas o los saltos de cabeza.

  • No permitir correr o que se den empujones alrededor de la piscina, ya que podrían resbalar o caer dentro del agua.

  • No permitirles jugar con las rejillas o accesorios de limpieza de la piscina.

  • Al lanzarse al agua es mejor hacerlo sin piruetas y lo más lejos posible del borde.

  • Mantener lejos de la piscina aparatos eléctricos de cualquier tipo.

  • No entrar descalzos o mojados en el habitáculo de la depuradora de la piscina ni manipular aparatos eléctricos en tales circunstancias.


Prevención en espacios naturales (mar, ríos, pantanos...)

 

  • En los ríos, pantanos o lagos, y en las playas del litoral que no estén habilitadas para el baño, existen muchos peligros para tu integridad y tu salud. Siempre que sea posible, procura bañarte en zonas vigiladas así, en el caso de que te ocurriera algo, podrías pedir ayuda.

  • Báñate en aguas habilitadas para ello, respetando las balizas de señalización de zona de baño, para evitar ser arrollados y golpeados por vehículos acuáticos (motos, embarcaciones…).

  • Evita el baño si no te encuentras físicamente bien. Evítalo en situaciones de cansancio, frío, recién comido, etc. No debería hacer falta decir que está totalmente desaconsejado el baño bajo los efectos de cualquier bebida alcohólica o droga.

  • Evita entrar bruscamente en el agua, sobre todo después de haber tomado el sol o haber comido.

  • Mientras hacemos la digestión debemos evitar el baño. Es recomendable esperar unas dos horas tras una comida abundante.

  • Debemos salir inmediatamente del agua y advertir a socorristas o personas cercanas en caso de que notemos algún síntoma anormal: dolor de cabeza o nuca, escalofríos, fatiga, mareos, vértigos, picores, calambres…

  • No te tires de cabeza en lugares de fondo desconocido dado que puede haber poca profundidad y te golpearías la cabeza contra el fondo de la piscina o contra rocas y piedras en la playa, produciendo un traumatismo craneoencefálico o lesión medular espinal, pudiendo causar tetraplejia o paraplejia.
  • Si te tiras de cabeza al agua, siempre debes poner los brazos extendidos por delante.

  • Los días de viento evita nadar lejos de la orilla, dado que podrían producirse corrientes de resaca o retorno.

  • Si te encuentras en una situación apurada, debes mantener la calma en la medida de lo posible y no entrar en pánico, porque hará más difícil el rescate y te agotará físicamente. Si estás atrapado/a en una corriente de resaca lo mejor es nadar en paralelo a la costa hasta conseguir salir de la zona de resaca, y luego nadar hacia la costa...

  • No te pongas en peligro en un rescate. Si ves alguna persona que necesita ayuda porque está atrapada en una corriente pide ayuda y llama a emergencias 112 o a salvamento marino. La colaboración en un rescate es imprescindible: lanzar salvavidas con cuerdas, cadenas humanas, etc.

  • Conoce e infórmate de la playa que vas a visitar. Hay playas donde no se recomienda el baño y hay que hacer caso siempre de las indicaciones.

  • En las playas vírgenes no hay ningún tipo de aviso del estado de la mar, por lo que debes extremar las precauciones y observar el comportamiento del oleaje. En playas urbanas, respeta la señalización de las banderas: la bandera roja significa baño prohibido; la bandera amarilla quiere decir que el mar está revuelto y no es aconsejable bañarse, por lo que en caso de bañarse hay que hacerlo en zonas donde el mar no cubra; y la bandera verde indica que el mar está tranquilo y las condiciones son óptimas para el baño.

  • No te bañes solo si las condiciones del mar no son las mejores. Si te adentras en el mar hazlo acompañado, y que siempre se quede alguien en la orilla para que pueda solicitar ayuda en caso de emergencia.
Si de todo esto nos tuviéramos que quedar con un resumen, diríamos que en días de condiciones meteorológicas adversas con fuerte viento, no hay que adentrarse en zonas del mar que no se haga pie y/o elegir las playas que cuentan con vigilancia y servicio de socorristas, posponiendo para mejor día el disfrute de las playas y calas vírgenes.

¡Vamos a disfrutar del verano en las mejores condiciones!