Noticias

02/05/2017

¿Por qué está tan de moda la quinoa?

Cinco motivos para consumir esta semilla

Eva Tomás

Eva Tomás

Monitora deportiva profesional. Nº colegiada: 001459

La quinoa no es un cereal, sino una semilla que se consume como cereal y que se ha puesto muy de moda por sus propiedades. Originaria de los Andes, era el alimento principal de los Incas. La planta crece en condiciones extremas: gran altitud, temperatura fría, sol intenso, sequedad, heladas, pobre calidad de la tierra... ¡Su habilidad para sobrevivir es realmente increíble! Es un alimento muy versátil que se cocina muy rápidamente, en menos tiempo que el arroz, debido también a su tamaño.

Además, contiene muchas proteínas y grasas, aunque estas últimas son en su mayoría insaturadas con gran presencia de ácidos Omega-6 y Omega-3. Respecto a su aporte calórico, la quinoa es semejante o superior a un cereal, puesto que contiene una menor cantidad de hidratos.
 

Cinco motivos para consumir quinoa

  1. Es ideal para celiacos porque no contiene gluten, y para diabéticos ya que tiene un índice glucémico bajo.

  2. Tiene un alto contenido en fibra, que ayuda a mejorar la digestión. De este modo, contribuye a revertir el estreñimiento dado su alto contenido de fibra insoluble, y puede ayudar a controlar tu nivel de colesterol por su alto contenido de proteína.

  3. Contiene más proteína que los cereales por lo que preserva nuestra musculatura sin dejar de aportar energía.

  4. Tiene los 8 aminoácidos esenciales, por lo que sus proteínas son más completas que las de otros alimentos vegetales y permiten la formación y recuperación de tejidos, así como la producción de enzimas, hormonas y neurotransmisores.

  5. Aporta un sabor diferente y delicioso y se puede tomar fría, en ensaladas o cocinada.

¿Cómo hacer croquetas de quinoa?

Para empezar a emplear la quinoa es importante hacer un lavado previo de las semillas, frotándolas muy suave con las manos bajo el agua.

Ingredientes

  • 150 g. de quinoa.

  • 1 calabacín.

  • 1 cebolla.

  • 2 cucharadas de harina.

  • 1 vaso de caldo vegetal.

  • Para rebozar las croquetas: 1 huevo, harina blanca y harina de galleta.


Pasos a seguir

  1. Cocemos la quinoa con el doble de agua (300 ml) y un poco de sal unos 15 minutos a fuego mínimo.

  2. Picamos la cebolla, rallamos el calabacín y lo freímos todo con poco de aceite unos 15 minutos.

  3. Añadimos la harina y la tostamos un poco. Echamos el caldo de verduras, lo mezclamos todo un poco y añadimos la quinoa ya cocida.

  4. Lo cocemos todo unos 3 minutos para ligar la pasta.

  5. Lo dejamos enfriar para seguidamente hacer las croquetas, pasándolas primero por harina blanca, luego por huevo y finalmente por pan rallado.

  6. Las croquetas de quinoa se fríen en aceite caliente hasta que estén doradas.