Noticias

20/06/2017

¿Qué es el envejecimiento activo?

Cómo aprovechar el tiempo libre tras la jubilación

Sandra García Castañeda

Sandra García Castañeda

Psicóloga del Instituto Barcelona de Psicología

La OMS define el envejecimiento activo como el proceso de optimización de las oportunidades de salud, participación y seguridad, con el fin de mejorar la calidad de vida a medida que las personas envejecen. El envejecimiento activo se aplica tanto a las personas como a los grupos de población.

La proporción de personas mayores crece en todo el mundo a mayor velocidad que cualquier otro grupo de edad, produciéndose un envejecimiento acelerado de la población y un aumento de la esperanza de vida. Actualmente tus capacidades, tus expectativas vitales y tus posibilidades de participación en los diferentes ámbitos de la vida social se prolongan mucho más tiempo que en décadas anteriores.

Este aumento de la esperanza de vida implica un replanteamiento de conceptos y propuestas por parte de la sociedad actual, ya que es un reto que solamente podremos afrontar eficazmente con información y programas concretos sobre envejecimiento activo. Es importante, a su vez, que se transmita y promueva una imagen positiva de la persona mayor, ensalzando el importante papel que juega en la sociedad y otorgándole el valor que se merece.


Una nueva etapa en la vida

Por todo lo anteriormente mencionado, es necesario favorecer el desarrollo de hábitos de vida saludables en las personas mayores, de manera física, mental y social, fomentar su autoestima y su participación en la sociedad, permitiéndoles aportar de algún modo su experiencia, formación y sabiduría. Envejecer ya no es sinónimo de deterioro, sino del inicio de unos nuevos años de vida que bien pueden estar repletos de actividad, retos y nuevas experiencias. ¡Hay que añadir vida a los años y no solamente años a la vida!

Si nos centramos en qué podemos hacer para seguir activos tanto a nivel físico como mental y social, encontramos varios tipos de actividades adecuadas para promover y mantener ocupaciones beneficiosas en esta etapa de nuestras vidas.

Te proponemos algunas sugerencias:

Acciones de voluntariado

¿Te has planteado invertir parte de tu tiempo libre en ayudar a los demás? Son cada vez más las personas que, tras la jubilación, deciden seguir contribuyendo a la sociedad mediante actividades de voluntariado. Diferentes ayuntamientos y asociaciones repartidas por el territorio español te facilitarán la integración y el acceso a este tipo de actividades. Se trata de proyectos beneficiosos tanto para la sociedad como para ti mismo, ya que si bien con tu labor como voluntario contribuirás a mejorar algún aspecto de tu comunidad, a su vez reforzarás tu capacidad de sacrificio y entrega, la motivación por conseguir un objetivo... Todo ello mediante acciones con las que de nuevo volverás a sentirte satisfecho, necesario y activo, mejorando así tu autoestima y tu sensación de bienestar.


Formación tras la jubilación

¿Nunca has pensado en retomar algún interés o afición olvidada? Nunca es tarde para hacerlo y tienes una increíble cantidad de opciones a tu alcance. Muchas son las personas que, tras jubilarse, deciden dedicar parte de su nuevo tiempo libre a la formación. Bien para estudiar aquello que en su día no pudieron aprender, o simplemente para ocupar su tiempo adquiriendo nuevos conocimientos sobre temas de su interés. Podrías formarte tanto de manera autodidacta, en casa y a través de libros o revistas; como en centros de educación permanente de adultos, universidades y aulas de mayores. Existen gran cantidad de centros que facilitan el acceso de pensionistas a cursos de formación. Desde informática e idiomas a jardinería y manualidades, pasando por economía, historia, ciencias, literatura... Una buena manera de empezar a buscar información sobre cursos y formación para adultos es contactando con el ayuntamiento de tu propio pueblo o ciudad.


Actividad física o deporte en la 3ª edad

Para los adultos mayores en muchas ocasiones el deporte es sinónimo de una actividad física que consiste en actividades recreativas o de ocio, desplazamientos por ejemplo en bicicleta o caminando, tareas domésticas como ir a hacer la compra, cuidar y mantener un pequeño huerto o actividades en el contexto familiar como los cuidados y juegos con los nietos.

El ejercicio físico repercute, sin duda, en los aspectos psicológicos de la persona. Las actividades deportivas incrementarán tu sensación de logro personal, los sentimientos de competencia y autoeficacia, y también pueden aumentar los beneficios sociales si decides practicar alguna actividad en grupo, como el aquagym, la petanca o la danza. Es una divertida y saludable manera de relacionarse con otras personas, hacer nuevos amigos y ganar confianza. Quizás al inicio te resulte difícil relacionarte con los demás o volver a hacer ejercicio, pero verás como a corto plazo los beneficios que te aportará serán inmensos, haciendo que cada vez tu energía sea mayor y tu actitud frente a estas actividades sea totalmente positiva.


Un nuevo desafío para todos nosotros

El aumento de la esperanza de vida es un gran avance y un triunfo, pero también un nuevo reto para todos nosotros. Las ventajas que nos ofrece el desarrollo de la ciencia para la salud, la mejora de las condiciones de vida o la alimentación han permitido que podamos vivir más años y con una mejor calidad de vida, pero a su vez se presentan nuevos desafíos.
 
El envejecimiento activo debe considerarse un objetivo primordial tanto de la sociedad como de los responsables políticos, intentando mejorar la autonomía, la salud y la productividad de los mayores mediante iniciativas que proporcionen su apoyo en las áreas de sanidad, economía, educación, justicia, vivienda, transporte y en otros aspectos de la vida comunitaria.

Sin embargo, también está en nuestras propias manos ponernos manos a la obra e intentar mantener la actividad y autonomía el mayor tiempo posible, llevando a cabo, entre otras, las actividades que te hemos sugerido anteriormente. Todos estos aspectos de manera conjunta favorecerán que podamos alcanzar un mayor estado de bienestar en este periodo de la vida, haciendo que estos años sean muy valiosos y disfrutando de los beneficios que te proporcionan la estabilidad, sabiduría y tranquilidad de una madurez activa.