Política de cookies

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una experiencia transparente y cómoda a la hora de navegar por nuestra página web. Al utilizar nuestra página web aceptas el uso de cookies; puedes obtener más información sobre las cookies y su uso en nuestra página web en la sección de Política de cookies.

Noticias

10/03/2017

¿Es recomendable tomar cada mañana un zumo de naranja?

¡La respuesta te sorprenderá!

Eva Tomás

Eva Tomás

Monitora deportiva profesional. Nº colegiada: 001459

¿Es recomendable tomar cada mañana un zumo de naranja?

No deseo desilusionar a nadie. Es cierto que el zumo de naranja natural, así como el de otros alimentos cítricos (mandarina, lima, limón...) aporta una gran cantidad de Vitamina C, pero es mucho más recomendable comerse una naranja entera.

¿Por qué? El zumo no es más que una fruta exprimida, por lo que es puro azúcar y provoca que a tu cuerpo le cueste mucho más trabajo redistribuirlo y aprovechar sus nutrientes y propiedades. En cambio si te tomas una naranja entera estás ingiriendo algo sólido y obligas a tu cuerpo a descomponerlo, es decir, a desmenuzar cada gajo dentro del estómago, por lo que la ingestión de azúcar es mucho más paulatina.

Esto tiene tres ventajas respecto al zumo:

  • Tendrás más vitaminas a lo largo de toda la mañana, dado que tu cuerpo distribuirá el azúcar gota a gota de una forma mucho más mesurada.
  • Al estar comiéndote una naranja estás ingiriendo azúcar con fibra, de tal modo que favoreces la evacuación de residuos de tu organismo.
  • Si te comes una naranja despistas el hambre y podrás empezar a seguir la estrategia de comer cada cuatro horas.

 

¿Para qué sirve la Vitamina C?

Antes de nada deberías saber para qué sirve la Vitamina C. Se trata de un nutriente que actúa como antioxidante en tu cuerpo, ayudando a proteger las células contra daños causados en el proceso de convertir los alimentos que consumas en energía. También para protegerte de factores externos como la contaminación del aire y la radiación solar ultravioleta. 

Por otro lado tu cuerpo necesita Vitamina C para producir colágeno, una proteína necesaria para la absorción del hierro, la cicatrización de las heridas y el buen funcionamiento del sistema inmunitario, que te protege contra las enfermedades.

La cantidad diaria recomendada de Vitamina C depende de la edad. Un hombre adulto debería consumir unos 90 mg, una cifra que se reduce a 75 mg para las mujeres. Sin embargo, hay que tener muy presente que el consumo excesivo puede causar diarrea, náusas y cólicos estomacales, así que no se debería sobrepasar el límite de los 2.000 mg diarios.


Prevención y tratamiento del cáncer

¿Las personas que consumen gran cantidad de Vitamina C, a través de frutas y verduras, corren menos riesgo de sufrir cáncer?

No se sabe con certeza si el consumo elevado de Vitamina C es beneficioso para el tratamiento del cáncer, dado que los efectos de este nutriente dependen de la forma en que se consume. Algunos estudios indican que los niveles muy elevados de Vitamina C en la sangre podrían reducir los tumores, pero se requieren estudios adicionales para determinar si altas dosis por vía intravenosa contribuyen al tratamiento del cáncer.

Los suplementos dietéticos de Vitamina C y otros antioxidantes podrían interactuar con la quimioterapia y la radioterapia para el cáncer, pero las personas que reciben tratamiento deben consultar con el oncólogo antes de tomar estos suplementos.

 

Enfermedad cardiovascular

Comer frutas y verduras en abundancia reduce el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular. El contenido antioxidante de estos alimentos podría ser responsable de esta asociación, ya que el daño oxidativo es una de las principales causas de la enfermedad cardiovascular.

No obstante, no se puede afirmar con certeza que la Vitamina C ayude a proteger a las personas contra la enfermedad cardiovascular, ni que contribuya a evitar el agravamiento de la enfermedad cardiovascular en quiénes la padecen.

 

Degeneración macular relacionada con la edad y cataratas

La degeneración macular relacionada con la edad y las cataratas son dos de las principales causas de la pérdida de visión en personas mayores. La Vitamina C, combinada con otros nutrientes, podría retrasar la progresión de este problema, por lo que es aconsejable que las personas que tienen o comienzan a tener esta enfermedad hablen con su médico acerca de la posibilidad de tomar suplementos dietéticos.

Algunos estudios indican que las personas que consumen alimentos con Vitamina C corren menos riesgo de padecer cataratas.

 

Resfriado común

Siempre se ha dicho popularmente que la Vitamina C es un remedio para el resfriado común, pero no se ha demostrado científicamente que este nutriente reduzca el riesgo de resfriarse. Sí que es cierto, no obstante, que ayuda a que los resfriados duren menos tiempo y sean algo más suaves, pero el consumo de Vitamina C no parece ser de utilidad una vez que comienzan los síntomas del resfriado. Tiene una función preventiva.