Tu Bienestar

¿Puedo combinar la diversión y la actividad física?

Raquel Blasco Redondo

Raquel Blasco Redondo

Médico especialista en Medicina Interna, experta en Medicina Deportiva y Profesora Universitaria en Ciencias de la Salud

En general toda actividad física que no lleve un punto de diversión, de disfrutar haciéndola, de “engancharse” a ella está condenada al fracaso. Las actividades incluidas en la mayoría de los programas deportivos para personas mayores tienen en cuenta este componente, pero no es el único.

De hecho, debes tener en cuenta el nivel de intensidad, según se trate de actividades con una predominancia de esfuerzos leves, moderados o intensos. Los niveles I, II, III corresponden a niveles leves o moderados (que nos cueste un esfuerzo moderado realizarlos) y pueden realizarlos la mayoría de las personas que se inician en un programa de trabajo, mientras que las actividades con nivel IV se refieren a esfuerzos intensos, en los que sentirás bastante el esfuerzo que vas a realizar, rozando los límites altos del test de hablar. Debes tener un nivel superior de forma física para poder llevarlos a cabo.

Vamos a poner unos ejemplos de actividades físico-deportivas de niveles I, II y III, para hacernos una idea de lo variada que es la oferta para poder disfrutar mientras practicamos actividad física:



Actividades acuáticas

Actividad realizada en piscina (agua profunda), que combina ejercicios de gimnasia con otros de natación. Se trabaja la resistencia, la fuerza, la coordinación y diferentes habilidades acuáticas.


Yoga

Gimnasia suave oriental que produce mejoras a nivel físico y mental, a través de la respiración, de los estiramientos y de movimientos lentos. Se mejora el equilibrio cuerpo-mente y la flexibilidad.


Gimnasia hipopresiva

Gimnasia que mejora la tonificación abdominal y el suelo pélvico a través de un trabajo de contracción del diafragma en espiración. Contribuye a la corrección postural y al vientre plano, entre otras cosas.


Pilates

Gimnasia de intensidad media que da gran importancia a la postura corporal y al entrenamiento localizado en distintas partes del cuerpo. Para ello también se podrá utilizar algún material auxiliar como balones, cintas, pesos, etc.



Tai-chí

Gimnasia suave oriental de movimientos lentos específicos en la que se trabaja la respiración. Produce mejoras en el equilibrio y la corrección postural, así que sirve a nivel físico y mental.


Aquagym

Actividad acuática que mejora la condición física general por medio de un trabajo variado de resistencia, fuerza, coordinación y flexibilidad. Ayuda a mantener y mejorar la forma.


Gimnasia de mantenimiento

Actividad que mejora la condición física general por medio de un trabajo variado de resistencia, fuerza, coordinación y flexibilidad. Ayuda a mantener y mejorar la forma.


Aerobic

Actividad de baile y contenido aeróbico, en la que se realizan coreografías acompasadas al ritmo de la música. Se trabaja la resistencia y la coordinación general.



Baile de salón

El baile es un ejercicio aeróbico que aumenta el ritmo cardíaco y la capacidad del cuerpo para recibir oxígeno. El resultado es un cuerpo con mayor capacidad de resistencia. Esto quiere decir que el baile ayuda al cuerpo a desarrollar su capacidad de realizar una actividad física durante periodos largos de tiempo sin fatigarse. Siempre va a estar asociado a una serie de rutinas aeróbicas, que ayudan a mantener un cuerpo saludable, a fortalecerlo y a darle flexibilidad. 


Aquarunning

Actividad que consiste en realizar carrera en el agua, sin impacto articular. Se trabaja la movilidad y fortalecimiento muscular del tren inferior, el tren superior y la cintura abdominal.


GAP

Actividad en la que se realiza una tonificación de glúteos, abdominales y piernas, además de mejorar la condición física a través de ejercicios de resistencia y flexibilidad.


Tonibike

Actividad que combina gimnasia de mantenimiento, circuitos, máquinas para tonificación y bicicletas de ciclo-indoor.

Éstos son sólo algunos ejemplos de los muchos que tienes. Lo importante es que el programa de ejercicio te guste y disfrutes de él, pero siempre de forma segura. ¡Hay que moverse!