Tu Bienestar

¿Qué puedo hacer para combatir el insomnio?

Eva Tomás

Eva Tomás

Monitora deportiva profesional. Nº colegiada: 001459

Mientras vamos envejeciendo ocurren cambios en nuestro sueño que hacen que éste se vaya volviendo más superficial. Es importante hacer notar que no cambia la cantidad de horas que necesitamos dormir para que el sueño sea reparador. Muchas personas tienden a acostarse más temprano y a levantarse antes que en la juventud. Es posible que algunas personas mayores hagan siestas durante el día, lo que afecta a su capacidad de dormir por la noche.
 
Los malos hábitos a la hora de dormir, las siestas prolongadas, la falta de actividad física, las enfermedades que causan dolor o necesidad de orinar frecuentemente y algunos medicamentos pueden provocar insomnio. Si no duermes bien es probable que te sientas irritable, que tengas problemas de memoria o se te olviden las cosas, que te sientas deprimido y somnoliento durante el día y, además, puedes sufrir caídas.
 
El insomnio, esto es, la dificultad para iniciar o mantener el sueño de forma adecuada, es el problema del sueño más frecuente en adultos mayores. Puede tener muchas causas, tales como los hábitos de sueño inadecuados o los medicamentos y las enfermedades.
 

Consejos para dormir como un niño 

  • Acostumbrarse a mantener un horario fijo cada día.

  • Evitar siestas prolongadas de más de 30 minutos, especialmente al final de la tarde o al anochecer, ya que eso puede mantenerte despierto durante la noche.

  • Una ducha antes de acostarse ayuda a relajarse.

  • Evitar la televisión en el cuarto para no tener la tentación de mirarla en la cama.

  • Mantener el dormitorio oscuro con una temperatura agradable y silenciosa.

  • Hacer ejercicio y caminar todos los días.

  • Evitar cenar abundantemente por la noche.

  • No tomar cafés, tés, chocolate o refrescos, ya que contienen cafeína y te mantienen despiertos.

  • Tomar menos líquido por la noche para evitar levantarse para ir al baño.

  • Evitar el alcohol, ya que te puede hacer más difícil mantenerse dormido.