Política de cookies

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una experiencia transparente y cómoda a la hora de navegar por nuestra página web. Al utilizar nuestra página web aceptas el uso de cookies; puedes obtener más información sobre las cookies y su uso en nuestra página web en la sección de Política de Cookies.

Ponto para niños

La mejor opción para los más pequeños

El acceso temprano al sonido es clave para niños y niñas con hipoacusia, ya que les permite desarrollar sus aptitudes lingüísticas al mismo ritmo que sus compañeros y compañeras.

Aunque la edad en la que se puede recibir un implante osteointegrado puede variar en cada caso, los niños con hipoacusia mixta o pérdida auditiva unilateral pueden beneficiarse de este tipo de solución con nuestra cinta Ponto, independientemente de los años que tengan.

Con el procesador Ponto 3, los más pequeños no se pierden nada:

  • La cinta Ponto facilita la estimulación temprana y permite llevar el implante osteointegrado.
  • Los programas personalizables del procesador se adaptan a cada niño y niña.
  • Su tapa resistente a la manipulación evita que los niños puedan acceder a las pilas.
  • Cuenta con fundas y pegatinas intercambiables para dar un toque de color.

Los especialistas siempre insisten en que es esencial la estimulación temprana de los niños y niñas con problemas auditivos para desarrollar sus aptitudes lingüísticas. Y gracias a la Cinta Ponto, los pequeños con pérdida auditiva conductiva/mixta o pérdida auditiva unilateral pueden llevar un procesador de sonido independientemente de la edad. 

  • Es una cinta ajustable y cómoda de llevar.
  • Material suave anti-alergénico.
  • SoundConnector con superficie lisa para tener un cómodo contacto con la piel durante todo el día.
  • Cuerda de seguridad del procesador para evitar que se golpee contra el suelo en caso de que se desconecte por accidente.
  • Hasta 14 colores para elegir.
  • Puedes acoplar el procesador de sonido y el SoundConnector Ponto a gorras y otros complementos para la cabeza.

Porque para gustos colores, el procesador de sonido Ponto ofrece la posibilidad de que los niños y niñas puedan personalizar sus dispositivos con fundas y pegatinas diferentes, que se pueden ir cambiando con el tiempo.