Viajar en avión

¿Por qué viajar en avión puede causar problemas en los oídos?

El transporte aéreo se produce a gran altura, normalmente alrededor de 10.000 metros. A mayor altitud, la presión del aire disminuye, lo que puede causar molestias a los oídos.

En el interior del oído medio, la presión suele ser igual al exterior del cuerpo. Cuando la presión de la cabina baja repentinamente, se crea una diferencia de presión entre el oído medio y el exterior. Esto bloquea la trompa de Eustaquio y puede causar la sensación de oído taponado, una molestia auditiva llamada barotrauma. Cuando esto sucede, el pasajero puede notar una fuerte presión en el interior del oído y a veces dolor.

¿Qué medidas puedo tomar para evitar estos problemas?
El riesgo puede reducirse mediante maniobras que facilitan la apertura de la trompa de Eustaquio, como por ejemplo:
• Bostezar, masticar, tragar algo de comida o beber pequeñas cantidades de líquidos durante el despegue y el aterrizaje para movilizar los músculos de la masticación y la deglución. 
• Realizar la maniobra de Valsalva: tomar aire y soplar suavemente con la boca y la nariz cerradas.
• Utilizar protección auditiva o tapones para los oídos durante el vuelo.

¿Y si los oídos no destapan después del vuelo?
Si la sensación de oídos taponados persiste horas después del viaje en avión, consulta con un médico o un otorrino.
La información contenida en este post tiene carácter meramente informativo, no sustituyendo, en ningún caso el consejo de tu médico.

Público escucha música durante un concierto

Protecciones auditivas

Descubra nuestras protecciones auditivas o tapones para los oídos

Ven a conocernos

Reserva una revisión auditiva gratuita.

Reservar ahora

Realiza tu test auditivo en línea

Realizar test

Encuentra tu tienda más cercana.

Busca tu tienda