Política de cookies

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una experiencia transparente y cómoda a la hora de navegar por nuestra página web. Al utilizar nuestra página web aceptas el uso de cookies; puedes obtener más información sobre las cookies y su uso en nuestra página web en la sección de Política de Cookies.

Audífonos retroauriculares

GAES te recomienda realizar un mantenimiento de limpieza diario de tu adaptación para asegurar su máximo rendimiento. Para ello, recomendamos utilizar los siguientes utensilios:

  • Gamuza: cada día al quitarte los audífonos y antes de guardarlos en el estuche, limpia con la gamuza su superficie, el molde y la cápsula a medida o dome estándar, para eliminar los restos de humedad y suciedad que se acumulan a lo largo del día.
  • Spray: te ayuda a limpiar con mayor eficacia la superficie de los audífonos, el molde y la cápsula a medida o dome estándar. Pulveriza el spray en una parte de la gamuza, limpia tu ayuda auditiva y demás componentes, deja que el spray actúe durante unos tres minutos y, posteriormente, sécalo con la parte seca de la gamuza.
  • Toallitas de limpieza: se pueden utilizar como sustitutivo del spray, sobre todo para viajes. Sirven para efectuar un mantenimiento complementario, fácil y rápido, en cualquier momento del día. Limpia la ayuda auditiva y/o el molde con una toallita y déjalos secar antes de colocarlos nuevamente en el oído.
  • Cepillo con imán: te ayudará a eliminar cualquier resto de suciedad o cerumen. Utilízalo con suavidad, siguiendo las indicaciones de tu audioprotesista. El cepillo también incorpora en su base un imán que te ayudará a extraer la pila de tus audífonos cuando necesites cambiarlas.
  • Alambre anticerumen: el conducto auditivo segrega durante el día cerumen que puede acumularse en menor o mayor medida. Para evitar que esta acumulación impida la salida correcta del sonido amplificado de los audífonos, recomendamos la utilización del alambre anticerumen, con cuidado y sin presionar hacia dentro.
  • Herramienta limpieza venting: los audífonos normalmente tienen un orificio de ventilación, paralelo al de salida del sonido, para ventilar el oído cuando éste está tapado con el audífono. Utilizando la herramienta de venting con frecuencia, según sea la segregación de cerumen del oído, este orificio se mantiene limpio de cualquier resto de cerumen que se introduzca en su interior.

Si tienes cualquier duda o consulta, acude a cualquiera de nuestros centros y te mostraremos cómo efectuar un correcto mantenimiento y limpieza de tus audífonos.