Política de cookies

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una experiencia transparente y cómoda a la hora de navegar por nuestra página web. Al utilizar nuestra página web aceptas el uso de cookies; puedes obtener más información sobre las cookies y su uso en nuestra página web en la sección de Política de Cookies.

Implantes cocleares

Tan solo el centro implantador puede realizar programaciones.

Llevar un implante coclear no supone ninguna limitación para practicar un deporte, ni dentro ni fuera del agua. En la piscina, simplemente deberás retirar el componente externo mientras nades, igual que tendrías que hacerlo con una prótesis auditiva. La parte interna del implante coclear no se ve afectada por el agua. Para otros deportes más agresivos o de contacto ponte un casco que proteja el equipo, aunque se recomienda no practicar este tipo de actividad. Para los/las buceadores/as, el implante interno está certificado para soportar la presión de una profundidad de 25 metros. Sin embargo, se recomienda consultar al/a la cirujano/a o al médico antes de practicar deportes subacuáticos. Hay demasiados requisitos médicos que deberás considerar.

Las intervenciones quirúrgicas se programan después de que la clínica haya terminado con todas tus evaluaciones. Pide a tu equipo de implante coclear más información acerca de tu operación.

Esta suele durar de 1 a 3 horas. Normalmente te vas a casa el mismo día o al día siguiente por la mañana. La mayoría de los pacientes reanudan su actividad habitual en unos pocos días o en una semana. Aunque, como en cualquier operación, pueden presentarse ciertas incomodidades que pueden combatirse con analgésicos convencionales.

Será entre la cuarta y sexta semana posterior a la intervención quirúrgica cuando se active normalmente el procesador externo.

El implante coclear es una técnica quirúrgica la cual consiste en la implantación de un dispositivo electrónico que transforma las señales acústicas en impulsos eléctricos que estimulan el nervio auditivo y envían el sonido al cerebro.

Existe una avanzada tecnología en esta área de la medicina. Esto hace posible crear dispositivos, cada vez con un tamaño más pequeño, que dotan de una mejor audición al/a la usuario/a. De esta forma es más fácil para las personas adaptarse a él y además permite que sea implantado en niños/as muy pequeños/as. 

No, sólo el centro implantador puede realizar dichos cambios.

Te los pedimos porque estos mapas pueden haberse modificado durante este largo periodo de tiempo y porque por la ley de protección de datos, al tratarse de un expediente médico, no lo ponemos tener en nuestra BBDD salvo que el/la usuario/a o tutor/a legal nos lo autorice.

Puede repercutir en la calidad del sonido de los procesadores, puesto que pueden presentarse distorsiones intermitentemente que tienen lugar cuando estamos, aproximadamente, entre 1 y 2 Km de distancia de una torre de transmisión de radio o televisión. Pero es un efecto temporal y que no estropea el procesador de la palabra.

La energía emitida de una torre de transmisión para móviles es en comparación más pequeña que la emitida por un móvil colocado directamente sobre la oreja. Hasta ahora, no tenemos ninguna incidencia de complicaciones debido a una estación de antenas. Alguien con un implante coclear no tiene que contar con complicaciones causadas por una estación de antenas en los alrededores.

Si el implante se mantiene de la superficie de la cocina a una razonable distancia mayor de 0,5 metros, la utilización de este tipo de cocina no tiene porqué afectar al recipiente.

Sí, las personas con implantes cocleares pueden utilizar con seguridad los equipos de redes inalámbricas. Puede haber interferencias, pero estas son muy insignificantes y tan solo disminuirán o aumentarán según la distancia a la antena del equipo.

Tecnologías incluídas (Bluetooth, Airport Hotspot, WLan, WiFi).

La mayoría de los/las usuarios/as de implantes dicen que el sonido varía con el tiempo y que mejora día a día. Si has utilizado una prótesis auditiva anteriormente, con el nuevo implante notarás la diferencia del sonido. Puede que al principio percibas sólo un sonido de baja calidad, ya que serás capaz de oír sonidos agudos que puedes no haber oído durante mucho tiempo.

Los que se acostumbran más rápido son los/las niños/as que habían oído poco o nada antes de recibir su implante coclear.

Si tienes molestias con los sonidos que escuchas después de encender el implante, trabaja con el equipo de implante coclear en mejorar el sonido.

Los rayos UVA o luz ultravioleta no son un riesgo para el implante. Aunque se deben evitar las exposiciones extremas a las partes externas del implante, ya que esto podría ser causa potencial del deterioro de los materiales. Si la persona quiere ir a un solarium, entonces le recomendamos que se quite el procesador.

Después de la operación la persona implantada debe asistir a sesiones de programación y ajuste del implante, además de realizar una rehabilitación auditiva en un centro especializado con el apoyo y seguimiento de un/a profesional en audiología.

Cuanto antes se detecte el trastorno auditivo y se implante el IC, mayores son las posibilidades que el/la niño/a tenga un normal desarrollo. Si la intervención se realiza de forma temprana puede tener una efectividad de un 95%. Según numerosos estudios si se recibe el implante antes de los dos años el/la niño/a puede desarrollar el lenguaje como una persona sin problemas de audición.

En las personas adultas que han perdido la audición después de haber adquirido el lenguaje, a causa de una lesión o enfermedad, el éxito ronda el 85% y los beneficios son mayores cuanto antes se reciba el implante, ya que la persona aún no ha perdido la memoria auditiva.

Hay una avanzada tecnología en esta área de la medicina, que hace posible crear dispositivos, cada vez más pequeños, que dotan de una mejor audición al/a la usuario/a. De esta forma es más fácil para las personas adaptarse a él y además permite que sea implantado en niños/as muy pequeños/as.