Política de cookies

Utilizamos cookies para ofrecer a nuestras visitas una experiencia transparente y cómoda a la hora de navegar por nuestra página web. Al utilizar nuestra página web aceptas el uso de cookies; puedes obtener más información sobre las cookies y su uso en nuestra página web en la sección de Política de Cookies.

Implantes osteointegrados

La mayoría de personas no necesitan más que un día de reposo, puesto que la intervención es muy sencilla. Sin embargo, puesto que las reacciones a la intervención quirúrgica pueden ser diferentes, conviene consultar este tema con el/la especialista.

Es recomendable dormir sobre el otro lado durante el periodo de cicatrización. Después de este tiempo, esto no debe suponer ningún problema. Lo único que se debe hacer es extraer el procesador.

Por supuesto que puedes nadar con un implante, pero como el procesador no es impermeable recuerda quitártelo antes. Si quieres, puedes utilizar la cubierta del pilar para ocultar el pilar.

Menciona con tu médico, previamente a la operación, todos los artículos para la cabeza que desees o debas utilizar. De este modo, el cirujano lo puede tener en cuenta cuando planee la intervención.

Para evitar los riesgos de infección, la piel que rodea inmediatamente el pilar no debe presentar pelo y por eso debe afeitarse antes de la intervención. Pero, por supuesto, el pelo vuelve a crecer.

Cepíllate suavemente la zona utilizando agua y jabón. Evitarás la acumulación de células muertas y el riesgo de infección. Si notas dolor o sientes molestias, ponte en contacto con tu médico.

El implante y el pilar están fabricados en titanio, que no activa ningún tipo de alarma, pero el procesador de sonido Ponto sí puede activarlas, por lo que para evitar que ocurra se puede extraer.

Por supuesto, pero para evitar la retroalimentación (pitidos altos) el teléfono no debe tocar el procesador de sonido.

Sí. Además, te animamos a probarlo colocándotelo en una cinta para la cabeza y en situaciones tanto ruidosas como silenciosas.