Ruido y sociedad

Protectores auditivos, volumen...


Secadictos.

volver
Parece que se ha puesto de moda la adicción al secador de pelo. En realidad se trata de lo que parece ser una extraña adicción al ruido que producen los secadores de cabello.
Pero si lo pensamos más despacio, y valoramos el ruido que produce dicho electrodoméstico, nos damos cuenta de que se trata de un "ruido blanco", es decir, un sonido, mezcla de muchas frecuencias, monótono y sin altibajos.
En el caso de pacientes que sufren de acúfenos o pitidos, puede ser beneficioso como enmascarador del propio ruido. Y, de hecho, se utilizan enmascaradores que pueden utilizar sonidos similares.
Pero lo curioso es que hay personas que, sin tener ninguna patología auditiva, encuentran muy relajante el ruido del secador de pelo. Y les gusta, en muchas ocasiones, escuchar ese sonido para relajarse, concentrarse en el estudio, incluso para poder dormir.
Si buscamos en la web, podemos encontrar distintos videos en youtube, etc., en los que se puede escuchar dicho sonido, con lo que no necesitaremos el electrodoméstico.
El hecho es que existen los secadictos, que les relaja escuchar su sonido y que lo hacen con frecuencia.
Pero debemos tener en cuenta que muchos secadores pueden alcanzar hasta 80 dB de volumen, por lo que pueden acabar siendo lesivos si no tomamos precauciones. Será conveniente reducir su volumen para evitar daño auditivo.

Comentarios

Participa. Pregunta, opina o comenta. Todos sumamos

Viviendo el sonido Viviendo el sonido