Acúfenos

Ruido en el oído


Dia internacional del ruido

volver
Hoy en el día internacional de ruido, y a pesar de ser un tema que es recurrente en esta página creo que es buen momento para reforzar la concienciación.
 
Muchas veces, pensamos que esta concienciación la debemos hacer a los jóvenes, que escuchan música alta. Pero en realidad este tema es global, que afecta a todo tipo de personas, porque en general maltratamos nuestros oídos.
 
Lo primero es entender que el ruido es la vida de nuestros oídos, las pequeñas células de nuestra cóclea necesitan el ruido para vivir, las neuronas de nuestra corteza auditiva también necesitan tener esta actividad.
Tanto es así que cuando no le llega actividad, podríamos decir que se la inventa, como es el caso de los acúfenos o Tinnitus.
Pero como bien pudimos leer en un post del Dr. Royo en este mismo canal, hay muchos tipos de ruidos, los desagradables de los que huimos y los agradables, que parece que estos no son dañinos o que no nos harán daño. Pero el daño no depende tanto de si nos gusta o no, sino más bien del tiempo de exposición o de la intensidad del sonido.
 
Nuestro oído tiene un sistema de protección natural ante sonidos intensos. Este reflejo tiene un tiempo de actuación que muchas veces es más lento que ciertos sonidos, como puede ser un petardo o un disparo, y es por esto que se producen estos traumas acústicos.
Pero tiene otro defecto, y es que tiene un grado alto de adaptabilidad, generando que sonidos que no son excesivamente intensos o incluso los intensos, cuando llevan expuestos un cierto tiempo pueden empezar a producir daño en nuestro órgano auditivo.
 
Recomendaciones importantes.
 
Cuando hemos expuesto a nuestro oído a sonidos intensos, lo mejor que podemos hacer es darle descanso. Por ejemplo, cuando exponemos a nuestros oídos a un sonido intenso, ejemplo una discoteca, nos suele generar un pitido o “acúfeno transitorio”, esto nos puede servir como aviso de que el sonido al que hemos expuesto a nuestros oídos ha sido muy alto. Y con descanso desaparece.
 
Usar una protección auditiva adecuada para la actividad que vamos a realizar, no todas las protecciones son iguales.
 
Los efectos del ruido no siempre se ven de forma inmediata, sino que gota a gota van desgastando nuestra audición y acelerando un deterioro que tendremos en edades más avanzadas
 
Os vuelvo a dejar el cuadro que nos compartió el Dr, Royo.
 
Decibelios Tiempo
85 8 horas
88 4 horas
91 2 horas
94 1 hora
97 30 minutos
100 15 minutos
103 7,5 minutos
106 3,75 (menos de 4 minutos)
109 1,875 (menos de 2 minutos)
112 0,9375 (aprox. 1 minuto)
115 0,46875 (aprox. 30 segundos)

Comentarios

Participa. Pregunta, opina o comenta. Todos sumamos

Viviendo el sonido Viviendo el sonido