Noticias

Toda la actualidad sobre salud auditiva


3 de cada 1000 bebés nacen con problemas de audición

La cifra la aporta la Confederación Española de Familias de Personas (FIAPAS), que alerta así de la importancia de detectar de forma precoz estos problemas auditivos que tienen 3 de cada 1000 recién nacidos.  De hecho, no diagnosticar estos problemas en bebés de seis meses puede condicionar la capacidad de habla del niño o niña. Por suerte, y como indica César Gonzalo Domínguez, coordinador de servicios audiológicos especializados de GAES, en España existe un protocolo de audición que consiste en realizar varias pruebas al bebé. La primera cuando acaba de nacer, otra al cabo de una semana, una tercera pasados 15 días y una cuarta al cumplir un mes. Así, señala Gonzalo, en caso de haber algún problema, "se detecta una posible pérdida, que puede no serlo porque el oído todavía está inmaduro".

Además de las evaluaciones médicas, existen una serie de reflejos que pueden indicar cómo funciona la capacidad auditiva del bebé"Los denominados reflejos no condicionados son el de succión, que es parar o succionar más rápido cuando escucha un ruido; el colcleopalpebral, que cierra los ojos cuando escucha un sonido fuerte; y el de respiración, que deja de respirar cuando escucha algo extraño", explica el coordinador de los servicios audiológicos especializados de GAES, que añade que estos reflejos desaparecen en torno al primer año.

Por lo tanto, es de vital importancia realizarle este tipo de pruebas para poder detectar posibles problemas de audición que puedan perjudicarle en un futuro.


Fuente: El País