Noticias

Toda la actualidad sobre salud auditiva


Atrapan a un ladrón por la huella de su oreja

Stefan C.L., según la sentencia emitida por un juez de la Audiencia de Valladolid, acercaba la oreja a la puerta de los pisos en los que quería robar. Intentaba así confirmar que no había nadie dentro. Y fue precisamente gracias a la huella de su oreja que dejaba en estas puertas que ha podido ser identificado como el autor de nueve robos en sendos pisos de la ciudad pucelana.
 
La principal prueba presentada contra el condenado ha sido un otograma, o huella de la oreja, prueba admitida en España desde principios del siglo XXI. Estas huellas se producen por los restos de sudor o grasa que deja la piel en contacto con una superficie. Aunque no son perceptibles a simple vista, se pueden recuperar de forma simple con un revelado físico o químico, según explica el profesor del departamento de Criminalística de la Universidad Camilo José Cela Aitor Curiel en un trabajo académico. Curiel considera que el otograma es una técnica de identificación tan válida como el reconocimiento de una huella dactilar.

¿Quieres leer más noticias?


Fuente: El País